sábado, 19 de diciembre de 2009

The Sophomores (Boston, 1954 - 1962)

Estos chicos se dedicaron a cantar por las calles sin temas propios y sin tan siquiera un nombre hasta que incorporaron al egocéntrico pianista y compositor Larry Hinkson que había venido rebotado de Los Love Notes, una banda de su misma calle. Como una de las composiciones de Hinkson se llamaba "Star of love" (que estaba siendo grabada en esos momentos por los Love Notes) decidió que su nuevo grupo se llamara The 5 Stars of Love, y así fue. Practicaron sin descanso y consiguieron muchas actuaciones en clubs pero entonces su tenor dejó el grupo para no volverse a saber de él. Se le reemplazó por el hermano del barítono Donald Clements, Rolly, un chico que había cantado con un grupo llamado The Dappers (antes, cuando también cantaba otro de los hermanos Clements, llamado The Rivieras). Pero el caso es que, a pesar de lo que él creía, Hinkson no era un buen compositor y los éxitos no llegaban, así que este les echó la culpa a ellos y se marchó. Ahora pudieron liberarse de ese nombre tan horrible y rebautizarse con el más adecuado de The Sophomores (que es como llamaban en Estados Unidos a los estudiantes veteranos, a pesar de que ninguno de ellos estaba en la escuela ya), sugerido por su nuevo manager Jack Richards. Este compuso, junto al famoso pincha-discos Joe Smith, una bonita canción du-duá que interesó a los del sello Dawn. "Cool, cool baby" (1956) fue editada y se convirtió en un éxito local. Su siguiente single tiene miga, en la cara A llevaba "I get a thrill", compuesta por Margo López, del grupo The Tune Weavers, y en la cara B estaba "Linda", una preciosa melodía medio doo-wop medio pop que había sido ya compuesta en 1947 por Jack Lawrence dedicada a la hija de su abogado Lee Eastman. Esta niña, Linda, con el tiempo se convertiría en la famosa y malograda esposa del beatle Paul McCartney. Para redondear la historia diremos que "Linda" fue versioneada en seguida por The Tune Weavers (y años después por Jan & Dean con mucho más acierto). Sus siguientes singles también tenían ese embriagador sonido suave tan característico pero sin embargo el gran éxito nacional no llegaba y todavía seguían cantando en aperturas de centros comerciales y cosas así por lo que, después de que Rolly fuese llamado a filas, dejaron discos Dawn para trasladarse a Nueva York a donde les llevó el mentado Lee Eastman para grabar en su modesto sello Chord. Tampoco allí pasó gran cosa y aunque tuvieron el honor de telonear a Johnny Cash, languidecieron cantando en fiestas particulares para ganarse la vida penosamente hasta su disolución a principios de los años 60. Buscaron trabajos comunes y a día de hoy están todos con vida excepto su solista Eddie Brooks, que falleció de un fallo renal agudo en el año 2001.
En Filadelfia existió un grupo de doo-wop blanco llamado también The Sophomores a principios de los años 60. Tuvieron un éxito local con la simpática y reivindicativa "Play those oldies Mr. DJ" (1963) y luego, por el protagonismo de su solista, se rebautizaron como Anthony & the Sophomores pero se separaron poco después. Este Anthony, que murió joven aun, era primo de algun miembro de otro gran grupo de du-duá blanco de Filadelfia, The Grand Duprees (1962 - 1964), que luego fueron Jimmy Eden & the Revelers-
Músicos: Eddie Brooks (solista), Al Chambers, Roland "Rolly" Clements y Johnny Mack (tenor), Donald Clements (barítono) y Daniel Hood (voz bajo).

"Linda".