jueves, 17 de diciembre de 2009

Bob Luman (Blackjack, 1937 - Nashville, 1978)

Nacido en un pequeño pueblo tejano y criado en otro (Nacogdeches), Bob era hijo de un músico aficionado, el cual le regaló su primera guitarra cuando el chico solo tenía 13 años. Fue al instituto en el cercano pueblo de Kilgore, y allí formó su primera banda de música country y destacó como jugador de beísbol, teniendo muchas posibilidades de convertirse en profesional de ese aburrido deporte. Los del importante equipo de los Pirates le captaron y ya estaba a punto de firmar un contrato con ellos cuando un joven cantante llamado Elvis Presley llegó para actuar no lejos de su casa. Allí se presentó Bob, quedando maravillado por la energía que vió sobre el escenario (Elvis rompió más cuerdas de su guitarra en unos minutos que Bob en diez años tocando), Se enamoró del rockabilly al instante y se dedicó por entero al género, grabando incluso una maqueta que permaneció inédita durante décadas. Al poco, ganó un concurso co-organizado por Johnny Horton, cuyo premio era poder actuar en el importante festival Louisiana Hayride. Para presentarse allí con garantías se hizo con una banda llamada Los Shadows (nada que ver con los famosos británicos homónimos) que contaba entre sus miembros con el más tarde célebre guitarrista James Burton. Causó tan buena impresión que le ficharon los de discos Imperial, los cuales se lo llevaron de gira al oeste y le consiguieron una aparición estelar en la película "Carnival Rock" (1957), donde tocó su primera grabación, "All night long", entre otras, y donde además Los Shadows hicieron de grupo de apoyo de David Houston. A Luman le ficharon los de discos Capitol, ya sin sus Shadows (que se habían ido con Ricky Nelson), los cuales, tras editarle los rockabillys "Red hot", "Try me", "Make up your mind baby" y "I know my baby cares" (1958) y el doo-wop "Chains of love", quisieron cambiarle el nombre, a lo que se negó rotundamente. Los directivos, tiránicos, no soportaban que alguien les llevara la contraria y Luman dejó el sello para irse ahora a Warner. Allí grabó la emocionante balada rocker "Class of 59" (1959) y "Buttercup", suavizando ya su estilo hacia el high school imperante, aunque siempre le quedase su vena rockabillera como en la inolvidable "Loretta", inédita durante un tiempo. Pero ya parecía estar de capa caida, y se tuvo que emplear tocando en casinos de Las Vegas y entrenar de nuevo seriamente en busca de otra oportunidad en el beísbol profesional. Por suerte para él Los Everly Brothers le llevaron una canción que creían perfecta para él, el que sería su gran éxito, el high school "Let´s think about living", que llegó al número 7 de las listas y que le convertiría en uno más de los triunfantes guaperas teen-idols al uso. Por desgracia en 1960 fue llamado a hacer el servicio militar, y para casi dos años,cortando de raiz su carrera. De todas formas siempre encontró tiempo para grabar, principalmente canciones tipo películas de Elvis o westerns, que no tuvieron demasiada aceptación, Destacar, empero, su gran "Boston rocker" (1961) y, desde luego, "The fool" (1962). Cuando salió, la época dorada del rock & roll ya había pasado y Bob se trasladó a Nashville, ciudad que se estaba transformando en la meca del country con un sonido propio, estilo en el que pensaba reciclarse, como demuestra con "Bad, bad day" (1964). No le sonrió demasiado el éxito profesionalmente al principio y Bob fundó su familia, casándose con una chica que conoció durante una gira por Canadá y teniendo una hija poco después. A partir de 1965 se unió al festival itinerante Grand Ole Opry, combinando country y rockabilly, por lo que los de discos Epic le redescubrieron, fichándole y convirtiendole en una estrella de la música country, estilo al que siempre intentaba añadir elementos de su amado rock & roll. Esto es evidente en "Ain´t got time to be unhappy" (1968), "Honky tonk man" (1970), "Lonely women makes good lovers" (1972) y otras muchas grandes obras durante los primeros años 70. Lamentablemente, su estado de salud se tornó delicado desde que, en 1976, le tuvieran que operar al rompérsele una vena del esófago, y fue justo después de una actuación en el Grand Ole Opry que falleció, al complicarse su estado con una neumonía, cuando solo contaba 41 años y todavía tenía mucho que ofrecer.
Músicos: Bob Luman (voz y guitarra rítmica), James Burton, Roy Buchanan y Grady Martin (guitarra), Jim Galbraith, James Kirkland y Bob Moore (contrabajo), Ken Galbrauth, Butch White y Jimmy Isbell (batería), James Garr y Floyd Cramer (piano), Jackie Kelso (saxo) y Steve Wariner (bajo).


"This is the night", en la peli "Carnival rock".

1 comentario:

ALBERTO CRAZYBEERS dijo...

gracias por esta infor.del bueno de luman