domingo, 22 de noviembre de 2009

Red Foley (Blue Lick, 1910 - Fort Wayne, 1968)

Nacido en una pequeña granja de Kentucky (Estados Unidos) su verdadero nombre era Clyde Julian pero todo el mundo le llamaba Red (rojo) por el color de su pelo. Su familia era muy aficionada a la música country y Red solo tenía 9 años cuando empezó a dar conciertos improvisados en la tienda que su padre regentaba en el pueblo. Un auténtico niño prodigio a esa edad ya tocaba el piano, el trombón, la armónica, la guitarra, el banjo y el arpa de boca. Con 17 años ganó un concurso para jóvenes talentos y se marchó a la cercana ciudad de Covington donde le ofrecieron un trabajo como cantante fijo en un teatro. Allí fue visto por un cazatalentos de Chicago que se lo llevó a la banda oficial del programa de radio National Barn Dance, los Cumberland Ridge Runners, una especie de payasos del bluegrass muy talentosos y divertidos que pronto grabaron el single "Life is good enough for me" (1937). El National Barn Dance se estaba perfilando como el más popular programa de radio de los años 30, haciendo actuaciones en directo no solo de artistas country sino de música cajún, hillbilly y boogie-woogie, siendo el verdadero precursor de otros programas posteriores enfocados hacia el rock and roll como el Grand Ole Opry. Los de la cadena quisieron crear sucursales locales del programa y para la de Kentucky destinaron a Foley que, ya como artista en solitario, empezó a interpretar allí no solo country y boogie-woogie sino también música blues, algo casi sacrílego para la mayoría de la sociedad blanca sureña pero que le hizo muy popular entre los negros. Para 1939 ya tenía su propio programa de radio nacional (el primer artista country en conseguirlo) y poco despues aparecería en la película del oeste "Los pioneros", junto a la estrella del género Tex Ritter. En 1941 fue fichado por discos Decca y grabó en seguida el clásico del country "Old shep", sobre la amistad entre un chico y su perro. Pero el gran reconocimiento le llegó con el hillbilly "Smoke on the water" (1944), que llegó al número uno en las listas de música popular, como las llamaban entonces. Para sus siguientes discos Foley decidió irse a grabar a Nashville al localizar allí a un buen grupo de músicos (de hecho grabó con grandes del country como Ernst Tubb, Lawrence Welk, Roy Ross & his Ramblers o Everlyn Knight) una decisión considerada por muchos extraña entonces pero que fue el origen de que esa ciudad sea ahora la meca del country y la sede de muchos de los mejores estudios de grabación del mundo. Foley no solo había evolucionado hacia el hillbilly sino que estaba dando un paso más al crear, casi el solo, la nueva mezcla llamada western-swing, un tímido acercamiento más hacia el futuro rockabilly. Con este nuevo sub-estilo triunfó con temas como "New pretty blonde" (1947), "Tennessee saturday night" (1949), números uno nacionales, o "The sinking of Titanic". Ahora Foley era el presentador del adecuado nuevo programa Grand Ole Opry, convirtiéndose en uno de los personajes más famosos en los USA. En 1950 se le acumularon los éxitos con temas millonarios como el gospel-country "Just a closer walk with thee" o el proto-rock and roll de "Chattanoogie shoe shine boy", un auténtico hito injustamente no reconocido por los historiadores del rock que llegó al número uno de las listas country (aun no sabían donde encajar este estilo). Sin embargo, estando en la cumbre, su mujer se suicidó al saber que Red estaba manteniendo una relación con otra mujer y él, abatido, dejó las actuaciones en directo y grabó la sentida balada gospel "Peace in the valley" (1951), convirtiéndose en la primera canción de ese género que vendió un millón de copias, siendo versioneada luego con igual fortuna por Elvis Presley. Ni siquiera una tragedia así podía para la evolución musical de este pionero y Red, despues de pasar un tiempo en la radio, terminó haciendo lo que tanto tiempo venía gestándose, rockabilly,primero con resabios country (inclusión de violín o banjo y letras campestres) con temas como "Hot rod race", "Rock´n´reelin´" (1956) y luego ya puros como "Crazy little guitar man" (1958). Sin embargo era ya mayor para competir con los salvajes y jóvenes nuevas estrellas del género y Foley volvió a la música country y a presentar en televisión, aunque volvieron los problemas cuando en 1960 se le acusó de evasión de impuestos, algo que incrementó su problemático bien guardado secreto, el alcoholismo. Convertido en estrella de la tele fue él quién descubrió a Brenda Lee y,poco despues volvió a los escenarios, sobre todo al espectáculo de Gran Ole Opry. En uno de estos conciertos, el 19 de septiembre de 1968 en Indiana, entró en el camerino de su compañero de festival, el cantante country Billy Walker, para decirle si creía que Dios le había perdonado todos sus pecados. Tras escuchar sus palabras de consuelo salió al escenario y terminó su actuación cantando la más impresionante "Peace in the valley" que se haya oido jamás. Luego le dijo a Hank Williams Jr. que también tocaba ese día, que se iba a dormir porque estaba terriblemente cansado. Este auténtico padre del rockabilly de solo 58 años ya nunca se despertó. Williams le dedicó la canción "Yo estaba con Red Foley (la noche que pasó a mejor vida)". Su hija Betty (hija de su primera mujer, que murió en el parto) también se decantó por el rockabilly, grabando algunos discos para el modesto sello Bandera.
Músicos: Red Foley (voz y guitarra), Grady Martin y Jimmy Selph (guitarra), Tommy Jackson (violín), Buddy Isaacs (steel guitar), Bob Moore (contrabajo), Anita Kerr Singers, The Nashville Dixielanders y Los Jordanaries (coros), Clarence "Cotton" Foley, The Sunshine Boys (Eddie Wallace, J.D. Sumner, Ace Richman y Fred Daniel), los Brown Ferry´s Four y los Cumberland Valley Boys.


"Freight train boogie" (1947), otro eslabón perdido.