miércoles, 18 de noviembre de 2009

Jambalaya (Madrid, 1989 - 1998)

Enrique Santos, pianista consumado amante del rockabilly empieza a conseguir algunas actuaciones en bares de la capital de España hacía 1988, pasando luego a otras ciudades del circuito nacional rocker, ganándose pronto cierta fama en el mundillo rockero como una especie de Jerry Lee Lewis español. Tras tocar con el grupo Boulevard, con el ganan un popular entonces concurso televisivo en 1990, forma el grupo Jambalaya, en homenaje a la canción de Hank Williams que también versioneara Jerry Lee (y que hace referencia a un plato típico de la cocina cajún, parecido a la paella), y él adopta el nombre artístico de Kike Jambalaya. Así las cosas el sello independiente Black Star les edita un EP, "Esto si que es rock and roll" (1991), que parecía una respuesta al disco casi homónimo de Los Rebeldes pero no me voy a meter en camisas de once varas. Es tan bueno que La Fábrica Magnética le edita su primer álbum, "Tratado de estrecheces" (1992), donde Kike demuestra su talento compositivo lo que les sirve para aparecer en algún importante programa de la nueva cadena privada Tele 5. Kike gusta tanto allí que le contratan para ser el pianista habitual del programa de debate juvenil "Hablando se entiende la basca", convirtiéndose en un personaje tremendamente popular en toda España y acercando un poco el rock and roll a una juventud un tanto despistada en ese sentido. Por desgracia los tiempos están cambiando y el mimo que los medios de comunicación y las discográficas emplearon en la moda rocker ha pasado a convertirse en un desprecio absoluto con la misma estúpida facilidad a mediados de los años 90. Así las cosas, aunque Jambalaya sigue grabando esos temas no se editan, por lo que Kike compagina este proyecto con sus colaboraciones con gente como Tito Larregui, Ñaco Goñi o Los Solitarios. Crea Los Tres Pianos (1995), trio de teclados que forma junto a los muy conocidos Maestro Reverendo y Jesús Redondo, de Los Secretos, y que no solo hacen rock sino también country, pop, swing, rhythm & blues y jazz. Reconocido ya como uno de los mejores pianistas del país será músico de acompañamiento de grandes estrellas internacionales como Sleepy LaBeef, Wanda Jackson o Sonny Fisher, uniones que se han visto reflejadas en algún disco. Forma nuevos grupos como Ramblin´ Fever (1996) y La Graceland Band, una auténtica Big Band homenaje a Elvis en el 20 aniversario de su muerte. La Graceland era un macro proyecto dificil de mantener y estaba basada en los años 70 del Rey así que decidió reducir plantilla para crear un nuevo grupo basado en el Elvis de los años 50, The Blue Moon Boys (1997). Inagotable, fundó al año siguiente el grupo de jazz y swing Ruta 98 pero poco despues le dió por experimentar con la música electroacústica en un proyecto horrible llamado Napkar, derivando despues hacía una especie de performances sónico-lumínicas, pedanteria inútil que, afortunadamente, a día de hoy ya están totalmente desacreditadas y olvidadas. Por suerte Kike retoma el camino en el siglo XXI cuando recupera su repertorio de rhythm & blues, jazz, música de películas, tango, crooners y rock and roll para interpretarlo en los más importantes hoteles de Madrid y colaborando en grupos como The Honky Tonk Band o Swing Time, este último estilo musical de Broadway, algo que le ha influido en la creación de su nuevo y magnífico espectáculo de rock and roll, un paseo por los primeros cincuenta años de la música popular americana, que no hay que perderse de ninguna manera. Este versatil y carismático artista también ha dado clases de blues y actualmente creemos que está preparando un nuevo disco.
(Gracias al amigo Rocky por la información y el recordatorio).
Músicos: Kike Jambalaya (voz y piano).



"Solamente es rock and roll" en el programa español de los años 90 "la 5ª Marcha".

3 comentarios:

Chema Insolvente dijo...

De lo más grande, si señor, como tus articulos Jesús.
Recomiendo el disco al que haces referencia en el que acompaña a Sony Fisher.
Saludos

Taimadox dijo...

Los pelos como escarpias se me han puesto mire usted.El pianista de hablando se entiende la basca...,cuando Jesús Vázquez estaba encerrado en su triste armario.Seguro que fue este hombre,el Jambalaya,el gran promotor e inspirador de esa joya de la historia musical española que supuso el primer y último disco del presentador.En cualquier caso siempre fué mejor el pianista de Jose Luis Coll,y cómo no,el insuperable Miguel Sebastián.

Rocky dijo...

Hola Jesus, me alegro mucho que hayas aprovechado la información que te pasa para hacer este BUENIIIIIIISIMO post...uno más, cosa que ya no sorprende.
Un abrazo y seguimos en contacto.