miércoles, 14 de octubre de 2009

The Wild Ones (Bruselas, 1980 - 1990)

El revivalismo rockabilly de finales de los años 70 y primeros 80 tuvo su mayor representación en Belgica cuando un grupo de muchachos se unieron para montar una banda del género a la que pusieron por nombre The Wild Ones por aquella película homónima de Brando. Esto de Los Salvajes les venía al pelo pues sus interpretaciones eran un violento torbellino muy influido por el punk, por lo que muchos les han incluido en el género del psicobilly. Destacaba por su locura en escena el cantante Dee Dee, que pronto adoptó también el sobrenombre de Salvaje, así como un elemento asilvestrado llamado Jack el Cavernícola a la batería (os podeís imaginar como toca). Su fama se extendió pronto por los clubs de su ciudad, buena para los espectadores pero mala para los dueños de los locales pues solían terminar destrozados. No se si esto último sería bueno del todo pero el caso es que así consiguieron llamar la atención del modesto sello local LBO que les editó su primer y reivindicativo single, "I´m a wild one, baby!" (1981), con apenas tirada y que hoy día es una joya para los coleccionistas. Tuvieron que seguir pateando clubs y pasar por otras discográficas editando singles que no les convertían en estrellas precisamente (aunque aparecieron en la televisión belga) a pesar de que su sonido iba mejorando a ojos vista, siendo capaces de hacer también buen blues y géneros afines. Parece que las cosas cambiaron cuando ficharon por discos Soundwork, sello que les puso más medios y les editó un álbum, "Crossroads" (1987), con la mayoría de sus temas anteriores, alguno nuevo y alguna versión que les dieron a conocer, al fin, en toda Bélgica, hasta el punto que se edita un comic con ellos como protagonistas (aun era aquel país una primera potencia mundial en este arte gracias a la hoy tan injustamente denostada escuela franco-belga de linea clara), aunque me temo que lo que les hacía tan atractivos para el noveno arte era su estrafalario aspecto para los paganos, pues sus tupés eran realmente escandalosos. Aun así surgen las primeras divergencias en el grupo, debido a ciertas concesiones al psicobilly y al hard rock, y se producen algunos cambios en la formación y deciden ahora marcharse a discos Accord, que tiene mucho mayor poder de distribución a nivel internacional, y editan su mejor y más conocido álbum, "Still untamed" (1988). El disco llega a las primeros puestos de las listas de su país y les da a conocer en los ambientes rockers de toda Europa, saliendo a tocar por el continente e incluso a los Estados Unidos. Pero el fuerte caracter de los componentes hace que vuelvan a surgir problemas entre ellos por lo que se separaran poco despues de un disco homenaje a adorado Gene Vincent, salvo para alguna reunión esporádica. Alguno de ellos terminaría recalando en la banda holandesa, de efimera vida, Rocky Road. No han de ser confundidos con otros Wild Ones de Ilinois que empezaron en el año 2000 ni con Mad Max & the Wild Ones, de Estados Unidos también.
Músicos: Wild Dee Dee (voz), Ricky Brewster Clement (guitarra y steel guitar), Jack "Caveman" Fire (contrabajo), Big Brett (armónica), Donald Steens y Mike Press (batería),Phil Christmas (guitarra rítmica y steel guitar), The Imperials (vientos) y Marka "The Karma" (coros).

"Rhythm bound".

3 comentarios:

Chema Insolvente dijo...

Magnifica banda Jesús, bravo por rescatarla del olvido, te dejo el minimo comentario que puse en la entrada de su disco "Still Untamed (1987)" posteao en el blog cazurrro el pasado mes de diciembre, con tu permiso.
Disco de mediados de los 80's, descatalagado durante mucho tiempo y muy dificil de conseguir.
Se trata del segundo disco de esta banda Franco-Belga, considerado por muchos criticos uno de los mejores discos de lo que ahora se llama Neo-Rockabilly.
En Japón donde hay multitud de seguidores de todo lo que trate estética y música "Rocker", están considerados como banda de culto.
La formación del grupo nada hortodoxa, son capaces de llevar a su terreno, instrumentos como el violín o el dobro. En fín lo mejor escucharlos.
Salud.

Jesus el Rocker dijo...

Gracias Chema, si, es un disco difícil de conseguir que he visto que se vende a casi 100 euros por ahí. Aun así muy aourado tendría que verme para venderlo pues es una auténtica joya.
Un abrazo.

Jesus el Rocker dijo...

apurado