domingo, 25 de octubre de 2009

The Velours (Nueva York, 1956 - 1961)

Jerome Ramos, al que apodaban Romeo por sus conquistas amorosas, y su vecino John Cheatdom cantaban todo el rato los éxitos del momento de rhythm & blues en su instituto del barrio neoyorquino de Brooklyn haciéndose llamar Los Melody Men. Cuando incorporaron a otros dos amigos, Marvin Holland y Sammy Gardner, pasaron a llamarse The Trovadours y se presentaron a los famosos concursos semanales del teatro Apollo quedando en un prometedor segundo puesto, algo muy meritorio si se tiene en cuenta la brutal competencia que había en su ciudad en esos meses en cuanto a grupos de doo-wop se refiere. El primer escollo vino en seguida, cuando llamaron a su solista Gardner para hacer el servicio militar en 1955, siendo sustituido de urgencia por el primo de Cheatdom, Kenneth Walker. Las únicas actuaciones que conseguían eran en fiestas de cumpleños a cambio de un bocadillo y un refresco, pero sin desanimarse, pues cantar les divertía mucho, incorporaron a un quinto miembro, Donald Haywoode, y se cambiaron el nombre a The Velours (Los Aterciopelados), que les venía al pelo ya que la mayoría de lo que cantaban eran suaves baladas vocales. Las discográficas no parecían interesadas en ellos pero por fortuna Jerry Winston (propietario de discos Mardi Gras) quería montar un nuevo sello filial llamado Onyx y necesitaba un buen grupo nuevo para darlo a conocer, así que se fue con su amigo el famoso pincha-discos Dr. Jive a una actuación de instituto donde cantaban Los Velours y vió que había encontrado justo lo que necesitaba. Tras editarles el primer single, "My love comes back" (1956), Holland y Walker tuvieron que irse al ejército también y empezó un rosario de sustituciones (terminando de voz bajo el gran Charles Moffitt) que les dió un sonido más du-duá que el rhythm & blues que les tenía estancados y pronto se vieron teloneando a gente como Los Flamingos o Fats Domino. Sus siguientes singles tampoco tuvieron demasiado éxito a pesar de que rebosan calidad y sentido del humor, como su "Can i come over tonight?" (1957), o sea, ¿Puedo salir esta noche?, escrito por Romeo a su novia directamente. De todas formas les valió para aparecer en uno de los mejores festivales itinerantes que se haya hecho nunca, el Fantabulous Rock and Roll Show, junto a estrellas como Ray Charles, Larry Williams, The Del-Vikings, Bo Diddley, Joe Turner, Nappy Brown, Jo Ann Campbell, Screamin´ Jay Hawkins y The Moonglows, entre otros. Lamentablemente los éxitos no llegaban y su single "Remember" (1958) fue el último de discos Onyx, arruinado ante una apuesta tan incomprendida. Los chicos ficharon por una filial de MGM que les rectificó ciertas últimas tendencias al cha-cha-chá, y les editaron el excelente y rockero single "Blue velvet" / "Tired of your rock and rolling" (1959) que, como tampoco se vendió bien, provocó que no les renovaran contrato y tuvieran que empezar el suplicio de ir cada vez a una discográfica más humilde y con menos tirada. Para colmo de males Ramos dejó su vida de Romeo para casarse y dejar el grupo a tiempo completo, asi que decidieron disolver la banda. Ramos, Haywoode y Cheatdom decidieron terminar sus estudios superiores y cuando lo hicieron, en 1966, retomaron el grupo para una gira inglesa que les habían propuesto, aunque una vez en Gran Bretaña descubrieron que les llamaban Los Fabulous Temptations. No les debió disgustar mucho la idea pues se cambiaron poco despuues el nombre a Los Fantastics y así les volvió a fichar la MGM británica, editándoles "Baby make your own sweet music" (1968) y otros discos que hicieron que fuesen mucho más populares en Inglaterra que lo que nunca habían sido en su país. De todas formas para 1976 solo Haywoode aguantaba en escena de los originales (Cheatdom tuvo graves problemas de garganta) y decidió cambiar el nombre del grupo a The Realistics hasta 1983, año en que se asoció con ex-miembros de Little Anthony & the Imperials para formar la oportunista The Magic Platters, cuyo engañoso álbum, "Comeback" (1986) vendió más de 3 millones de copias por toda Europa. Cuando los Imperials le dejaron, rellenó los huecos con algún hijo de verdadero Platter con derechos legales sobre el nombre y ya como The Platters siguen actuando por el mundo. Por su parte Moffitt había intentado vivir de las rentas con un remozado Charles Moffitt & his Velours desde 1975 junto a algunos ex-miembros de Los Martells, hasta que le mataron de un tiro en 1986 en un crimen aun no aclarado (estos Nuevos Velours todavía hacen giras, sobre todo por Europa).
(Gracias como siempre a Marv Goldberg por su ingente labor investigadora en el campo del du-duá)
Músiicos: Sammy Gardner, Kenneth Walker (solista), John Cheatdom, Troy Keys, Keith Williams (tenor), Marvin Holland, Gilbert Bampfield, Charles Moffitt (voz bajo), John Pearson (barítono), Jerome "Romeo" Ramos y Donald Haywoode (segundo tenor) y Calvin McClean (piano).

"Honey drop".