jueves, 22 de octubre de 2009

The Solitaires (Nueva York, 1953 - 1964)

En el barrio neoyorquino de Harlem, como tantos otros a principios de los años 50, un grupo de chicos, cuya estrella era Pat Gaston que había estado ya con profesionales, Los Crows, se pusieron a cantar du-duá a capella en una esquina haciéndose llamar Los Solitaires. Pero en la esquina siguiente estaban sus enconados rivales con la música y las chicas, Los Hi-Lites, cuya estrella era en este caso Bobby Baylor, que había estado con Los Mello-Moods. Los Solitaires se adelantaron en el camino a la fama gracias a los contactos de Gaston y del tenor Buzzy Taylor con gente de la radio, lo que les convirtió en apuesta del sello recién formado Old Town. Este fichaje era suficiente para Baylor que, con ganas de subirse al caballo ganador, se unió a sus antiguos enemigos, sustituyendo a Eddy Jones (que se fue a Los Demens). Aunque hicieron una aparición en la televisión local dos de sus integrantes decidieron dejar el grupo para dedicarse a otras cosas y Baylor reclutó para sustituirlos a dos antiguos compañeros de los Mello-Moods (que también tocaban y que dieron un aire más rockero al grupo), pareciéndose más ahora a estos que a los originales Solitaires. Quizá para compensar fuerzas Taylor incorporó al grupo a su cuñado Herman Curtis, proveniente de Los Vocaleers. Había llegado la hora de grabar, en unos estudios llenos de grupos de doo-wop haciendo cola esperando para triunfar pensando siempre que ellos son los mejores. Solo en 1954 editaron los singles "Wonder why", "Please remember my heart" y la acelerada versión del conocido tema jazz "I don´t stand a ghost of a chance with you", además de los coros para los primeros discos de Ursula Reed. Se vendieron bastante bien en Nueva York y pudieron aparecer en importantes espectáculos, incluido el de Alan Freed, teloneando a gente como Bill Haley, Los Cadillacs, Chuck Berry, Bo Diddley o Los Flamingos y haciendo giras por la costa Este y Canadá. Cuando Curtis fue llamado a filas al año siguiente fue sustituido por Milton Love (en esa época no faltaban intérpretes de doo-wop precisamente) un ex-integrante de Los Concords, grupo que solo había grabado un single, "Candlelight" (1954). Con Love como solista llegaron "The wedding" (1955) y su secuela "The honeymoon" (es decir, "La boda" y "La luna de miel") que fueron un exitazo en Nueva York, pero como no llegaba un bombazo nacional que les pudiera sacar de pobres Gaston dejó el grupo para enrolarse en la fuerza aerea. Fue sustituido por Freddy Barksdale, que había estado en Los Velvetones, Los Crickets (los vocales, no los acompañantes de Buddy Holly), Los Dominoes y en Los New Yorkers Five. Tras irse Bobby Williams a otra banda de jazz (muriendo muy poco después, de una anemia crónica) llegó "Walking alone" (1957) que les llevó a lo alto de las listas de éxitos de Nueva York y aunque hoy es todo un clásico nunga llegó muy arriba en las listas nacionales (sí lo hizo la versión que hicieron poco despues Los Diamonds). Siguieron buenas actuaciones teloneando, siempre teloneando, a los Cleftones, Del-Vikings o LaVern Baker y Curtis se reincorporó brevemente, una vez terminada la mili, para volverse en seguida con sus Vocaleers en 1958. Era el principio de la desbandada general pues en 1959 les tocaba el turno de hacer el servicio militar a Willis y Baylor (sustituidos por miembros de Los Fi-Tones) y para el año siguiente Milton Love pasaba más tiempo grabando con Los Harptones y Los Cadillacs que con los suyos, para finalmente irse él también a la mili en 1961. Aquello ya era el colmo y los chicos decidieron darse un respiro o hasta que se lo diera el ejército. Esto pasó en 1963, despues de una etapa en la que incluso hubo chicas en el grupo (así no les llamaban a la mili), en que volvieron a reunirse Baylor, Love, Willis, Barksdale y Curtis sin ningún éxito. Así las cosas editaron un raro single, "What would you say?" (1964), con el pseudónimo de Los Chances pero el colmo de la desfachatez es cuando empezaron a actuar por ahí como The Cadillacs, sin el permiso de los verdaderos. No merecían un final tan rastrero y decidieron separarse y alejarse de los escenarios (excepto Curtis que estuvo tocando el órgano en una banda). Así, Willis se convirtió en un alto ejecutivo de RCA y discos Polydor, Love se hizo enfermero, Barksdale cartero y Gaston psicólogo penitenciario. Desde entonces solo se han reunido para conciertos nostálgicos concretos, rellenando la diezmada banda con otros cantantes provenientes, principalemente, de los extintos Wrens.
Músicos: Eddy Jones, Bobby Baylor, Herman Curtis y Milton Love (solista), Nick Anderson (tenor), Winson "Buzzy" Willis y Cecil Holmes (segundo tenor), Pat Gaston y Freddy Barksdale (voz bajo), Rudy Morgan y Reggie Barnes (barítono), Monte Owens ( guitarra y coros), Bobby Williams (piano y coros) y Harriet Williams y Cathy Miller (contralto).

"Walking alone" en una de sus contadas reuniones en 1993. El más joven (se le reconoce porque es el que baila más) es la última incorporación, hijo de uno de los Wrens.