viernes, 16 de octubre de 2009

The Silhouettes (Filadelfia, 1956 - 1968)

Una grupo de amigos de Pensilvania decidieron formar un grupo de rhythm & blues vocal llamado The Balladeers, pero dos de ellos, Earl Beal y Raymond Edwards, decidieron irse para formar otro de música espiritual llamado The Gospel Tornadoes junto a otros dos amigos, Bill Horton (que provenía del grupo casi femenino The Souletes) y James Jenkins. Pronto Jenkins decidió irse a The Parakeets cambiándose por su integrante Rick Lewis, un chico que había cantado en un grupo llamado The Swords mientras estaba en la mili. Este en seguida sugirió que sería mejor que hicieran du-duá, que era más popular y alegre y les podía llevar a algún sitio, asi que se pusieron el nombre de Los Thunderbirds, aunque poco despues se cambiaron a Los Silhouettes (nada que ver con el grupo homónimo que acompañaría a Ritchie Valens poco despues) ya que pululaban por ahí otros Thunderbirds, a veces acompañado por otro cantante llamado John Wilson. Un cazatalentos los vió cantando en una esquina y quedó impresionado no solo por su prodigiosa técnica vocal sino porque se hacían sus propias canciones. Se convirtió en su manager y tenía tanta confianza en ellos que les produjo su primer single, "I´m lonely" (1957), de su propio bolsillo, en el modesto sello local Junior. Como no podía darles la salida que merecían firmó un acuerdo con la distribuidora Ember y con esta, la cara B del disco, una de las obras maestras del doo-wop "Get a job"", llegó al número uno de las listas y les llevó a la televisión. Un caso excepcional dentro de la música norteamericana de los años 50 pues se trata de un tema crítico con la sociedad capitalista al relatar las dificultades para encntrar trabajo, inquietud social que continuó en su siguiente single, "We´re heading for the pooorhouse" (1958), la cual alude al peso de la inflación sobre las clases más desfovorecidas, tema que también tocan en "I sold my heart to the junkman" (1958). Vamos, que Los Siluetas eran algo así como el Pepito Grillo de una sociedad que aparentaba prosperidad, inocencia y riqueza pero que tenía oculto un trasfondo de pobreza e injusticias sociales (que la música pasaba por alto) que el tiempo sacaría a la palestra. Es este el aspecto más destacado del grupo pues se adelantaron a las canciones denuncia del folk muchos años (aunque bajo un engañoso disfraz de canciónes alegres, es cierto) y con el único precedente en su país de algunos interpretes country de la época de la gran depresión como Woody Guthrie. No olvidemos tampoco sus perfectas y originales armonías vocales, con coros del estilo dip-dip-dip o sha-na-na tan imitados luego por casi todos los grupos de doo-wop (de hecho el grupo Sha-Na-Na se llama así por ellos). Telonearon a gente como Jackie Wilson y Sam Cooke, y decepcionados porque el éxito de antaño no volvía, Horton y Edwards dejaron el grupo (yendo este último a un grupo llamado The Invictors, luego rebautizado como The Termites y Horton a liderar Bill Horton & the Dawns), sustituyéndoles un John Wilson ya de pleno derecho y un excelente bailarín llamado Cornelius Brown que añadió las coreografías al grupo. Aunque aun hicieron otros temas fabulosos como "Never" (1961), ya no había apenas ventas pues los tiempos estaban cambiando muy deprisa y el doo-wop pasaba de moda. Así las cosas Wilson, nuevo lider, los transformó en un grupo de soul, el género en auge, grabando buenos temas como "The push" (1962), un nuevo baile que esperaba ser la alternativa al pujante twist, aunque tampoco olvidaban sus justas reivindicaciones sociales con "Rent man" (1963). Como fracasaron nuevamente decidieron cambiarse el nombre a The New Silhouettes, chapucero truco que no funcionó, como era de esperar, asi que decidieron separarse a finales de los años 60. Lewis y Brown, formaron un grupo semi-profesional llamado The Mighty Artisans mientras que Beal hubo de ponerse a trabajar en una tintorería. En los años 80, ya que el revivalismo del rock and roll les reclamaba y eran uno de los grupos de du-duá más conocidos (su "Get a job" había aparecido en famosas películas sobre los años 50 y 60 como "American graffiti" o "Cuenta conmigo"), los cuatro miembros originales decidieron volverse a juntar para algunas giras concretas, grabar un álbum conmemorativo y aparecer en la película "Joey", y se mantuvieron hasta que la salud de algunos empezó a impedirles cantar en 1993 (de hecho murieron todos entre 1995 y 2005. Brown lo había hecho en 1991). Por su parte Johnn Wilson se hizo pastor en una iglesia y siguió deleitando a sus fieles cantando gospel practicamente hasta el día de su muerte en septiembre de 2009.
Músicos: Bill Horton y John Willson (solista), Richard Lewis (tenor), Earl Beal (barítono), Raymond Edwards y Cornelius Brown (voz bajo), Rollee McGill (saxo), Orlando" Slim" Howard (piano), James "Coatsville" Harris (batería) y Elaine Lewis (bajo).

"Get a job" en el programa "American Bandstand".

No hay comentarios: