domingo, 18 de octubre de 2009

Showaddy Waddy (Leicester, 1973)

No corrían buennos tiempos para el rock and roll a principios de los años 70, embobados unos por la pedantería de los rocks progresivos y sinfónicos, y otros por los desenfadados horrores del funky. En Inglaterra había un par de grupos que seguían amando el rock de los 50 y el rockabilly que eran Choise (algo babosos) y The Golden Hammer (más durillos) y que tocaban el en mismo pub (provenían de otras bandas coomo Jackel, Black Widow o Danjo). Decidieron unir fuerzas para tratar de explotar ese filón comercialmente y se fusionaron en una sola banda, Showaddy Waddy, pero lo hicieron literalmente, es decir que no prescindieron de ninguno de sus miembros, por lo que nos encontramos ante la inédita situación de un grupo de rock and roll con dos cantantes, dos baterías, dos bajistas y dos guitarras, lo que les hacía más parecer una chirigota que otra cosa. Para empeorar más su imagen eligieron la estética teddy boy pero en plan hortera, a base de levitas cada una de un color, que nos hacía pensar en estar viendo a Parchís en vez a una banda de rock, y los pelos... madre del amor hermoso!. A pesar de este cúmulo de despropositos la cosa funcionó, no eran tan tontos, y ganaron un concurso televisivo que les valió editar su primer single, "Hey rock and roll" (1974), una llamada descaradamente comercial aunque sincera a recordar el viejo género que llegó al número dos de listas británicas haciendo que todo la commonwealth se fijase en esos payasos pero también, y esto hay que reconocérselo, que volviesen la vista atrás y recordasen lo que era y lo que había hecho el rock and roll de los años 50 por la música. Su siguiente single, "Rock and roll lady" también fue un exito, así que editaron un álbum con esos dos temas entre otras composiciones de su estilo horterabilly más unas pocas versiones de clásicos ("Bony Maronie" o "Johnny, remember me") para dar a conocer al mundo como era la buena música de los viejos tiempos, labor por la que debería al menos tenérselos en consideración. Como la fórmula funcionaba siguieron en la misma linea pues a su siguiente éxito, el single propio de su estilo "Sweet music" (1975), siguió una buena versión del "Three steps to heaven" de Eddie Cochran que llegó al número dos de las listas británicas, abriendo los ojos de los ingleses a un genio del rock que precisamente había muerto en su territorio y que tenían olvidado. Más lecciones de historia darían con "Heartbeat" de Buddy Holly, "Blue jean baby" y "Say mama" de Gene Vincent, "Go Johnny go" y "Rock and roll music" de Chuck Berry o "Under the moon of love" (1976) de Curtis Lee que llegó al número uno de las listas y vendió un millón de copias, amén de sus propias obras, más o menos conseguidas (más menos que más, pero bueno). Es ahora, estando en la cima de la industria musical inglesa, cuando empiezan a editar una discografía totalmente caótica a base de diferentes recopilaciones que apenas incluyen temas nuevos pero cambiand las viejas canciones de orden, algo que terminó por desconcertar y aburrir a su público. Aun así siempre quedaba recurrir a los singles con alguna excelente versión para vender discos, es así como llegaron, "Dancin´ party" (1977), "I wonder why" de Dion y "A little bit of soap" (1978) de Johnny Kidd que llegaron a los primeros puestos de las listas. Pero claro, cuando llegó el verdadero revivalismo rocker, el neo-rockabilly (no se en que porcentaje debemos agradecerle su aparición en Inglaterra, calculo que poco pero toda apotación se agradece), mucho más auténtico, sincero y de mayor calidad los Showaddy Waddy dejaron de tener razón de ser y desaparecieron del primer plano. Aun así ya se habían convertido en una especie de institución en Gran Bretaña y han podido sobrevivir, con bastantes cambios en los guitarristas, a base de actuaciones, cada vez más espaciadas, hasta el día de hoy.
Músicos: Buddy Gask y Dave Bartram (voz), Trevor Oakes, Russ Field, Ray Martínez, Danny Wilson y Paul Dixon (guitarra), Malcolm Allured y Romeo Challenger (batería), Rod Deas y Al James (bajo) y David Graham (guitarra, teclados y saxo).

"Under the moon of love". Por favor niños, no intenteís hacer esto en casa.