martes, 1 de septiembre de 2009

Jimmy Donley (Gulfport, 1929 - Long Beach, 1963)

Nacido en un mísero pueblo a orillas del rio Mississippi pronto, influido por las preciosas corrientes musicales que fluían por la zona (blues, sonido Nueva Orleans, dixie, rhythm & blues y jazz) se enamoró de la música y se determinó a dedicarse a ello. Pero su padre lo sacó del colegio y lo puso a trabajar de descargador de muelle, trabajo durísimo para un hombre adulto y casi mortal para él pues solo tenía 14 años. Aun así formó una pequeña banda junto a su madre y su hermana Myrna la cual, cuando parecía que iba a prosperar, se truncó de raíz al ser llamado Jimmy a filas en 1948. Cogió tal depresión al verse lejos de su familia, su música y su rio que empezó a abusar de las drogas y a dar los primeros signos de esquizofrenia por lo que fue licenciado por inútil al año siguiente. Pero ahora en casa la inestabilidad mental continuaba, hecho demostrado porque ahora le dió por casarse con todo lo que encontraba (4 matrimonios en 4 años, resueltos todos de forma violenta) lo que le mantenía en un estado de miseria permanente. Sin embargo su talento musical parecía estar intacto y siguió tocando por la zona hasta que llamó la atención de algunos promotores de discos Decca por su peculiar sonido mestizo sureño, llamado por muchos swamp pop (mezcla de los estilos dichos más arriba), y pusieron a su disposición a sus mejores músicos de estudio, entre ellos el gran Boots Randolph, para la grabación del single "Come along" (1957). El disco, una maravillosa mezcla de swamp y rockabilly, no fue un éxito nunca sabremos porqué, como tampoco lo fueron sus siguientes temas "Trail of the lonesome pine", "South of the border", "I gotta go",... pedazos rockeros que se iban desgranando de lo más hondo del cada vez más frustrado Jimmy, el cual veía que no podía salir del pozo a pesar de que Decca seguía confiando en él. El alma torturada de Jimmy le hacía enloquecer de forma violenta y muchas veces terminaba en la cárcel lo cual le volvía aun más loco en un círculo vicioso que se iba cerrando. Sus composiciones de esos años son obras maestras del rockabilly que sin embargo muestran, en sus letras, los negros sentimientos que albergaba el cerebro de Donley, "Please (baby) come home" (por favor nena, vuelve a casa), "Born to be a loser" (nacido para ser un perdedor), "I´m alone" (estoy solo), "The shape you left me" (la forma en que me dejaste), "What must i do?" (¿Que debo hacer?), etc... que culminan con la sensacional balada "Now i know" (1959), que significa ahora lo sé (lo que debo hacer) y que tomaría significado poco despues como veremos. Vuelve a casarse y esta nueva esposa es victima, como siempre, de sus arrebatos furiosos pero también es fuente de inspiración para algunas de sus canciones, temas que variaron un poco su estilo hacia el baladismo rocker de Roy Orbison pero que tampoco se vendieron (aunque ahora hacía llamarse Bobby Donley) y que terminaron con la paciencia de discos Decca que rescindió su contrato con él en 1960. Para sobrevivir empezó a vender sus canciones a precios ridículos a grandes estrellas como Fats Domino, el cual tuvo más éxito con ellas que él, lo que terminó de frustrar a un Donley que era capaz de componer 8 canciones al día, en cualquier género. Su inestable mente terminó de estropearse cuando murió su querida madre en 1962, a la que veló durante horas cantando y bebiendo whisky. La tortura de la vida terminó para él cuando se suicidó solo un año despues, cuando solo tenía 34 años, conectando una manguera desde el tubo de escape al interior de su coche cerrado y axfisiándose con el anhidrido carbónico. Se rumorea que se va a hacer una película sobre su vida, veremos.
Músicos: Jimmy Donley (voz), Hank Garland (guitarra), Boots Randolph (saxo) y las Anita Kerr Singers (coros).


"The shape you left me"