lunes, 17 de agosto de 2009

Tommy Sands (Chicago, 1937)

Aunque nacido en el estadounidense Ilinois era aun un niño cuando se trasladó con su familia a Lousiana ya que sus padres erán músicos, su padre pianista y su madre cantante de una Big Band, y su trabajo se lo exigió. Con esos antecedentes familiares no es de extrañar que el pequeño Tommy ya supiese tocar la guitarra con ocho años y que con nueve ya actuase semanalmente en una emisora de radio local, consiguiendo un puesto de pincha-discos poco despues. En 1952 un cazatalentos que se hacía llamar Coronel Parker lo cogió bajo su manto y le consiguió un contrato con discos RCA a pesar de que Sands solo tenía 15 años y casi ninguna experiencia de estudio, excepto la grabación de un oscuro single hillbilly el año anterior. Esto es sintomático de la visión del Coronel que ya tenía en mente crear una gran estrella blanca de música popular, algo que conseguiría plenamente años despues con Elvis Presley pero que de momento su experimento con Tommy no parecía cuajar pues los primeros singles fueron un fracaso. RCA se desentendió de él y poco despues lo hizo Parker para centrarse en Presley (el astuto Parker usó a Sands como objeto de intercambio en las negociaciones) por lo que Tommy deambuló por ahí sin pena ni gloria hasta que, gracias a su imagen rockera, consiguió un papel en una famosa serie de televisión haciendo precisamente de un cantante estilo Elvis (del que se hizo amigo íntimo). La canción que interpretó allí, "Teenage crush" (1957), se convirtió en un éxito cuando discos Capitol la editó en single, llegando al número tres de las listas y convirtiendo a Sands en un nuevo ídolo para adolescentes, que incluso fue invitado a cantar en la entrega de los Oscars y triunfó con un nuevo single, "Goin´ steady". Se centró desde entonces en una carrera cinematográfica cimentada en base a mediocres comedias musicales, aunque destaca entre ellas la autobiográfica, algo durilla y escrita en principio para Elvis (uno de sus protagonistas es el amigo íntimo de este, Nick Adams) "Sing boy, sing" (1958), ninguna de las cuales se estrenaba fuera de Estados Unidos. De este año es un magnífico tema rocker llamado "The worryin´ kind", obra del guitarrista Scott Turner, de su nuevo conjunto de apoyo The Sharks (que no son otros que The Raiders bajo pseudónimo), que injustamente no alcanzó la popularidad merecida, y poco después editó otro gran single, "It´s never gonna happen" (1959). En 1960 se casó con Nancy Sinatra y gracias a la influencia de su poderoso suegro Frank, consiguió aparecer en películas más importantes ("El día más largo", por ejemplo) pero en papeles más pequeños. Por la misma regla de tres cuando se divorció de Nancy el cine le dió la espalda y tuvo que conformarse con una mediocre carrera televisiva, con apariciones en series legendarias de los años 70 como "Bonanza" o "Hawaii 5-0". Precisamente decidió quedarse a vivir en Hawaii y abrir allí un club y una tienda de ropa, negocios a los que se dedicó en exclusiva hasta que la proliferación de festivales de rockabilly en los años 90 hizo que actuara en algunos de ellos, reconociéndosele su labor pionera en este campo y su anecdótico status de Elvis fallido.
Músicos: Tommy Sands (voz y guitarra), The Sharks y las orquestas de Nelson Riddle, Bob Bains y Lionel Newman.


"Teenage crush"

1 comentario:

birraslocas dijo...

muy buen blog kepp on rocking
http://birraslocasproductions.blogspot.com/