miércoles, 3 de junio de 2009

The Platters (Los Ángeles, 1953 - 1969)

Como solía pasar entonces en las grandes ciudades de Estados Unidos, un grupo de cuatro chicos de humilde origen decidieron montar como diversión un grupo de du-duá a falta de instrumentos, poniéndose como nombre The Flamingos aunque poco despues dos de sus miembros desertaron del proyecto para pasarse a Los Hollywood Flames. Se presentaron a algunos concursos locales californianos ganándolos todos sistematicamente, tal era ya su calidad. Pensando ahora que lo suyo más que un entretenimiento podía ser un oficio consiguieron una actuación en un espectáculo televisivo reservado exclusivamente para negros (si, así estaban las cosas entonces allí) y causaron sensación haciendo una versión swing vocal de la canción "En la granja de mi tia". Aun así, tras algunos cambios en la formación (dos se fueron a los Flairs y a los Turks), tuvieron que seguir actuando en bares y fiestas a cambio solo de bebida y comida hasta que el productor de discos Federal, Ralph Bass, les vió y les contrató de inmediato, añadiendose en seguida al equipo artístico el compositor Buck Ram como manager, pero cambiándoles el nombre a The Platters (habían oido a un pincha-discos llamar a los vinilos platos) pues Los Flamingos de Chicago ya estaban empezando a destacar. Grabaron seis singles de doo-woop al uso, algunos haciendo los coros a Linda Hayes, hermana del tenor del grupo Tony Williams, sin demasiado éxito ni estilo definido hasta que Ram pensó que sería una buena idea tener su propia cantante femenina fija en el grupo y él tenía a la adecuada, una muchacha que ensayaba en su casa en un grupo femenino llamada Las Queens, Zora Taylor, y que era novia de Gaylor Hodge, que acababa de abandonar el grupo para irse también a los Hollywood Flames. Siendo ahora un atractivo y original quinteto mixto firmaron por discos Mercury al meterlos Ram en el mismo paquete de fichaje de sus representados estrellas del momento, Los Penguins, y giraron su estilo un tanto hacia las baladas vocales, yéndose del grupo Alex Hodge, el último de los originales Flamingos que quedaba, siendo sustituido por Paul Robi, proveniente de Los Mello-Moods y Los Emanons. Dieron en el clavo con su single, "Only you" (1955), ya grabada pero inédita en su etapa en Federal, que se convirtió lentamente en número 1 en las listas de rhythm & blues, en superventas en todo el mundo y una de las canciones más famosas de la historia. Su siguiente single no defraudó lo más mínimo, "The great pretender" (1956) sería un éxito similar y su primer número uno general, aunque ya enseñaba que los derroteros del grupo giraban sin retorno hacía el rhythm & blues vocal olvidando, poco a poco cualquier vestigio de rock and roll. No importaba, sus baladas eran de una calidad tal que cada single sorprendía al mundo y al mercado discográfico y también gustaban a los rockeros más románticos por lo que salieron cantando estos sus dos primeros éxitos en la película "Rock around the clock". Luego cantarían en otras películas míticas del rock como "Ella no puede remediarlo", "Carnaval rock" o la italiana "Europa di notte", por citar alguna. Tras algunos problemas contractuales llegaron "The magic touch", "My prayer", ambas números uno, y "You´ll never know". Al contrario de lo que era habitual, y menos al tratar con artistas negros, Ram formó una corporación para repartir con los miembros del grupo los inmensos beneficios que estaban consiguiendo a partes iguales. Con la estabilidad económica asegurada pudieron incorporar al pianista Rupert Branker de sus adorados Chords e incluso una orquesta (algo que decepcionaba a sus fans más jóvenes) y los éxitos siguieron llegando, "I´m sorry" (1957), "Smoke gets in your eyes" (1958), otro número uno, "Remember when" (1959),... convirtiendolo en el grupo vocal con más prolongada vida de éxitos, más apariciones televisivas y más estabilidad en su formación. Sin embargo, estando en la cima, Williams, Robi, el barítono David Lynch y su famoso voz bajo Herb Reed fueron detenidos en Cincinnati por posesión de drogas y proxenetismo (estaban fumando hierba en un hotel con unas chicas blancas) lo que mermó su reputación entre el público conservador a pesar de que finalmente fueron absueltos. Esto y la llegada de nuevos estilos mucho más animados hicieron que los Platters empezaran a parecer un triste anacronismo, así que Williams dejó el grupo para iniciar una más que mediocre carrera en solitario en 1959 (ya había hecho un intento de prueba en 1957 con el single "Let´s start all over again" que, aunque bueno, no se vendió apenas). Fue sustituido por el cantante de Los Metrotones, Sonny Turner, pero unos tremendos lios contractuales hacían que a veces fuese Williams el que cantase en las grabaciones y que el resto del grupo sonase resignado a perder el pulso ante el beat británico y el soul que parecían abarcarlo todo a mediados de los años 60. Un golpe aun mayor fue que Branker fuese asesinado durante un atraco. Normal pues que Zora dejara el grupo en 1964 y Robi al año siguiente, siendo sustituido paradojicamente por Nate Nelson, de los verdaderos Flamingos. Cuando Lynch se fue en 1967 ya solo quedaba Reed como miembro original y este solo pudo aguantar el grupo, casi heroicamente, un par de años más en que se fue a formar el suyo propio. Años despues tanto miembros fundadores como componentes ocasionales, e incluso hijos de antiguos miembros, montaron sus propios grupos para nostálgicos haciéndoles pasar por los verdaderos Platters. Así están los Originals Platters, Herb Reed´s Platters, los New Platters, The Buck Ram Platters, los Platters de Monroe Powell (ex-Dominoes e Ink Spots), los Magic Platters, etc. peleándose en terribles batallas legales, lo cual es todo bastante triste y lioso (también surgió un grupo mimético, pero muy inferior, Ruby & the Romantics). Más patético es lo que pasó con su encantadora cantante Zora, la cual, en 1968, se metió en una surrealista batalla legal con otras dos mujeres para ser reconocida como la viuda y heredera oficial del cantante Frankie Lymon, recientemente fallecido. Según ella se había casado en secreto con él en Méjico pero había perdido los papeles matrimoniales. Los miembros de ambos grupos (Los Platters y Los Teenagers de Lymon) declararon que nunca les habían visto juntos. Total, un desastre. El caso es que perdió el caso, claro, y se arrastró de forma penosa hasta su muerte a la edad de 69 años. Lynch había muerto ya en 1981, Robi en el 89, Ram en el 91, Williams en el 92 y Hodge poco después. Reed, por su parte, luchó con denuedo para que se reformara la ley de patentes y se reconociera la primacia de los grupos originales ante los sucedaneos, algo que consiguió en 2011 cuando fue nombrado el único con derecho para usar el nombre de The Platters en sus actuaciones. Poco lo pudo aprovechar pues al año siguiente moría de un enfisema pulmonar a los 83 años de edad.
Músicos: Cornell Gunther, Tony Williams, Johnny Barnes, Sonny Turner y Monroe Powell (tenor), Zora Taylor, Barbara Randolph, Betty Jackson y Sandra Dawn (contralto), Herb Reed (voz bajo), Joe Jeffeson, David Lynch y Larry Johnson (barítono), Alex Hodge, Paul Robi y Nate Nelson (2º tenor), Gaynel Hodge y Rupert Branker (tenor y piano), Devonia "Lady Dee" Williams (piano) y la Johnny Otis Band.
"The great pretender" y "Only you", en 1955.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Es muy triste lo que comentas de "Zoila" Taylor, no me la imagino "arrastrándose" por casi 40 años, tan sólo por no haber sido reconocida como la viuda de Lymon, y como dijo varios años después en su canción Helen Reddy NO ES MANERA DE TRATAR A UNA DAMA.