jueves, 11 de junio de 2009

Col Joye (Sidney, 1936)

Su verdadero nombre es Colin Frederick Jacobsen y ya desde muy joven se aficionó a la música junto a sus dos hermanos Kevin y Keith pero para ganarse la vida tuvo Col que trabajar como vendedor de joyas ambulante. Es por esto que esperaron bastante tiempo antes de decidirse por la música de modo profesional y lo hicieron impresionados por la llegada a su país, Australia, de los grandes éxitos del rock and roll norteamericano. De este modo formaron, ya en 1959, The Joy Boys que se empezaron a dar a conocer gracias a versiones de esos clásicos y pronto los editaron en singles con temas como "Stagger Lee". Su primer tema propio, "Bye, bye baby", fue un rotundo éxito a pesar de que (o quizá gracias a que) Col estaba resfriado y su voz sonaba ronca, y fue el primer rock and roll australiano en llegar a las listas de éxito, siendo además número uno en Sidney. Poniéndose el apellido artístico de Joye se hizo muy famoso en seguida gracias al programa de televisión de Brian Henderson ya que por aquel entonces practicamente no había cantantes de rock and roll por aquellos lares. Col Joye, con o sin sus hermanos, sería un habitual de este programa durante los 14 años siguientes. Joye daba una imagen de educado caballero, siendo la antítesis de su salvaje paisano Johnny O´Keefe y ganándose miles de fans femeninas. Desde entonces se sucedieron sus éxitos, no solo a nivel nacional sino también internacional, ya que fue el primer australiano en entrar en las listas de éxitos estadounidenses con temas como "Oh yeah, uh, huh" o "Clementine", consiguiendo numerosos discos de oro y platino. Hizo una triunfal gira por todo su país junto a primeras figuras como Sandy Shaw o la reina del surf aussie Little Pattie justo antes de que su rock and roll clásico fuera relegado, también allí, por la llegada del beat británico. Encontrándose repentinamente fuera de juego Col y Kevin fundaron una empresa discográfica que incluía labores de promoción de artistas y publicidad y que pronto prosperó hasta el punto que fueron los managers de los Bee Gees durante un tiempo. En 1973 Col parecía resurgir de sus cenizas al conseguir un inesperado éxito con su tema pop "Heaven´s my woman love" pero fue le canto del cisne y no se volvería a repetir. No importaba, estaba ganando tanto dinero con su empresa musical que podía permitirse donar ingentes cantidades a obras benéficas lo cual le valió que el gobierno australiano le concediese la máxima condecoración del país en 1981. En 1990, mientras ayudaba a un vecino a podar un árbol, cayó desde una altura de 6 metros y se golpeó la cabeza contra el pavimento quedando temporalemente en coma. Milagrosamente, y poco a poco, se fue restableciendo hasta el punto que en 1998 había vuelto a los escenarios cantando sus antiguos éxitos y el gobierno celebró la buena noticia editando una serie de sellos postales con su efigie. A día de hoy Col sigue haciendose rico con su empresa, Jacobsen Entertainment.
Músicos: Col Joye (voz y guitarra), Kevin Jacobsen (bajo) y Keith Jacobsen (batería).


"Oh yeah uh huh" en televisión en 1959.