jueves, 11 de junio de 2009

"Mystery train" (Jim Jarmusch, 1989)

Tres historias cortas tienen dos puntos en común: el lugar en el que convergen y se entrecruzan, un destartalado motel de Memphis cuyos dos únicos empleados parecen ser un divertido botones y un impasible recepcionista (interpretado por el bluesman Screamin´ Jay Hawkins), y el espíritu de Elvis que flota por encima de protagonistas y escenarios. La primera historia, "Desde la lejana Yokohama", trata de una pareja de rockers japoneses (él serio, ella graciosísima, él considera el número uno a Carl Perkins, ella a Elvis) que han viajado hasta allí para visitar Sun Records y la tumba de Presley. Su poco dominio del inglés y su entusiasmo en una cultura que, a pesar de su conocimiento del rock and roll, no es la suya provocarán los mejores momentos de la película. La segunda historia, "Un fantasma", trata sobre una italiana (interpretada por Nicoletta Braschi) que ha viajado a la ciudad a arreglar los papeles de su recién adquirida viudedad y que ha de compartir habitación con una desesperada chica. Por la noche, nunca sabremos si realmente o en unos sueños provocados por el ambiente, verá el fantasma de Elvis. La tercera historia, "Perdido en el espacio", nos muestra a un bronquista rocker al que llaman Elvis (interpretado nada más y nada menos que por el ex-Clash Joe Strummer) y al que sus amigos tratan de evitar que se meta en problemas serios al percatarse de que lleva un revolver. Jarmusch hace una de sus mejores películas hilando unas sencillas tramas y creando una atmósfera que nos transporta a todos a respirar el ambiente musical del Memphis más creativo pero también más sórdido, y no solo gracias a incluir en el elenco a grandes de la buena música (aparte de los mentados Hawkins y Strummer están también Tom Waits, Rufus Thomas o Sy Richardson entre otros) sino también por una fotografía cuyos colores y encuadres nos transportan al encanto e inocencia de los años 50. Y que hablar de la banda sonora. Aparte del "Mistery train" (en la versión de Elvis y en la original de Junior Parker), podemos escuchar "Domino" de Roy Orbison, "Blue Moon" de Elvis, "The Memphis train" de Rufus Thomas, "Get your money when you spend your time" de Bobby Blue Band, "Pain in my heart" de Otis Redding y "Soul fingers" de The Bar-Keys.

1 comentario:

Chema Insolvente dijo...

Estupenda peli Jesús, gracias por recordarla y describirla de la manera que lo haces. Me entraron las ganas de verla de nuevo.
Un abrazo!!