jueves, 23 de abril de 2009

Ray Smith (Melber, 1934 - Ontario, 1979)

Criado en un humilde poblado del estadounidense estado de Kentucky, su padre tuvo que trabajar de aparcero, en la industria del metal y en la fabrica que hacía la bomba atómica para poder mantener a su numerosa prole (no es excusa, pero en fin) y aun así el pequeño Ray tuvo que ponerse a trabajar muy pronto para ayudar en la economía familiar, repartiendo periódicos y cosas así. Buscando mejoras en su nivel de vida, la familia Smith se trasladó sin descanso hasta que el padre pudo comprar un pequeño terreno con la esperanza de trabajar su propia tierra. Pero fracasó y tuvo que venderla. Para no convertirse en un lastre más, Ray dejó a la familia para trabajar por su cuenta con tan solo 12 años, primero como repartidor de Coca-Cola, luego en una panadería y despues en una fábrica de zapatos. Harto de pasar miserias se enroló en las fuerzas aereas en 1952 y fue allí donde empezó a cantar country y blues y a tocar la armónica casí por obligación cuando un sargento chusquero le ordenó entretener a los muchachos. A partir de ahí se aficionó y evolucionó de forma autodidacta y tocaba allí donde lo destinasen, fuese por los Estados Unidos o por Francia, hasta el punto que estando todavía en el ejército, en 1956, fundó su primer grupo, llamado muy significativamente, Ray Smith & the Rock ´n´Roll Boys. Empezaron a conseguir conciertos por todos los Estados Unidos y pronto Ray tuvo su propio show en la radio y televisión local de Kentucky. Un cazatalentos llamado Charlie Terrell se convirtió en su manager con tanta competencia que casi inmediatamente le consiguió un contrato con Sun Records, por aquel entonces la factoría de donde salían todas las futuras estrellas del rock and roll. Allí grabó su primer single, "Right behind you baby"" (1958), conoció a los grandes de la música y pasó los momentos más felices de su vida rodeado de talentos famosos (en una ocasión el actor Lee Van Cleef se acercó a los estudios a tocar el piano con él), fiestas y diversión. Grabó algunos singles de rockabilly más, "You made a hit" y "Rockin´ bandit" (1959) sin demasiada repercusión, aunque le consiguieron algunas actuaciones en programas de televisión y radio nacionales. Sam Phillips, propietario de Sun, cedió a Ray al sello discográfico que había montado su hermano, Judd, y allí tuvo un enorme éxito con su canción "Rockin´ little angel", muy afín a lo que Elvis hacía entonces, que vendió tres millones de copias. Tras un breve intervalo de vuelta en Sun para grabar "Travelin´ salesman" (1960), siguió en Judd, donde, increiblemente, no siguieron en esa linea rockera y le reconvirtieron en un cantante de baladas soso, algo doblemente estúpido puesto que Ray no tenía el físico para eso, hundiendo su carrera igual que la habían sacado a flote. A partir de 1962, y tras un último con Sun ("Hey Boss man") comenzó un rosario de cambios de discográfica sin ningún éxito remarcable, aunque, gracias a algunos buenos temas, entre los que debemos destacar el rocker "Did we have a party" (1964), fue bastante conocido en algunas zonas de Canadá, donde se instaló y donde se dedicó a mejorar en el instrumento que más le atraía ahora, el piano. Tocandolo al modo de Jerry Lee Lewis pretendió relanzar su carrera durante los años 70, de hecho el revivalismo rockabilly de finales de esa década le devolvió al primer plano en Europa, donde se adoraba a los pioneros del género, llegando a conseguir un número uno en Londres con "Room full of roses". Sin embargo, su naturaleza depresiva, el recuerdo de tiempos mejores y ciertos problemas personales le volvieron bastante loco, llevando siempre armas encima y haciendo cobardes estupideces, como una vez que le disparó a un gato en plena calle. Finalmente, en el sumum de su demencia, se voló la tapa de los sesos delante de su mujer y sus hijos, cuando solo tenía 45 años.
Hay que tener cuidado de no confundirle con el Ray Smith que grabó para el sello Heart en 1956, y que luego se cambió el nombre a David Ray (vease como tal en su propia entrada en este diccionario).
Músicos: Ray Smith (voz y piano), James Webb (bajo y guitarra rítmica), Raymond Jones y Stanley Walker (guitarra), Dean Perkins (steel guitar), Harry Stevens (batería) y Stephen Scott Singers (coros).


"Rockin´ little angel" (1959)