martes, 21 de abril de 2009

Johnny O´Keefe (Sidney, 1935 - 1978)

Nacido y criado en un suburbio playero de la ciudad australiana de Sidney, Johnny tuvo una buena educación musical, pues su madre era pianista y su padre tocaba ocasionalmente en una banda de jazz, y ya desde muy niño demostró tablas sobre el escenario al debutar con 4 años en la obra "Blancanieves y los siete enanitos", improvisando su parte pues aun no sabía leer el guión. Inteligente y divertido tenía sin embargo muchos problemas para ser un buen estudiante pues le atraía más el mundo del espectáculo y por ello solía meterse en problemas. En el instituto aprendió a tocar la trompeta y se apuntó al coro, además de empezar a destacar como nadador, surfer y marinero. En 1952 empezó a estudiar económicas pero lo dejó pronto para empezar a trabajar en la fabrica de muebles paterna, aunque solo para ganarse el pan pues ya había decidido dedicarse a la música, sobre todo desde que vió a Johnnie Ray de gira por Australia, empezado a hacer algunas actuaciones como imitador de este. Tras hacer el servicio militar en las fuerzas aereas consiguió un puesto de cantante en un grupo de jazz, pero el humor de Johhny lo hacía diferente, por ejemplo, solía llevar unas gafas de coña que soltaban chorros de agua sobre el público mientras hacía sus imitaciones de Johnny Ray (Ray era conocido porque lloraba mientras cantaba sus sentimentales temas). Gus Merzi, el lider de la banda, viendo el potencial del chico, decidió pulirlo enseñándole a tocar el piano y a comportarse en escena. Ello no fue obstáculo para que en sus actuaciones en algunos sitios de mala muerte le llovieran tomates y huevos podridos ya que Johnny se acercaba musicalmente al rock and roll antes de que el público más atrasado supiera de su existencia. De todas formas consiguió un par de shows en la radio, ya como cantante solista, con el objetivo de ganar experiencia por lo que no le importó incluso pagar por hacerlo en uno de ellos. Cuando oyó "Rock around the clock" de Bill Haley en la película "Semilla de maldad" en 1955 se dió cuenta que eso era lo que él ya estaba buscando de forma natural y que no cejaría hasta convertirse en una estrella del rock and roll. Sería la mayor estrella de Australia, no por voz, sino por una fe irreductible, una gran capacidad de autopromoción y una magia y un saber estar sobre el escenario que pocos artistas han tenido jamás. En 1956 formó el grupo de rock and roll The Dee Jays, al cual pronto le empezaron a llegar ofertas para tocar en fiestas e intermedios de autocines. El magnetismo personal de O´Keefe, así como su extravagante aspecto (chaquetas de lamé de oro o de leopardo) y su dedicación absoluta (no solo cantaba, hacía de manager o de portero, sino que también vendía helados y bebidas durante los conciertos y limpiaba después el local) le dieron tal reputación que cuando Bill Haley llegó a Australia de gira (1957) se le permitió tocar ante él, ya como Johnny O´Keefe & the Dee Jays. Haley, impresionado, lo recomendó a discos Festival pero al director musical del sello no le gustó el grupo y estaba decidido a rechazarlos cuando Johnny, en una de sus habituales jugadas, publicó un artículo en los periódicos diciendo que Haley le había introducido en discos Festival nombrándole su sucesor y que estos, con mucha vista, le habían fichado. A la discográfica no les quedó otro remedio que ficharle de verdad. Editaron un single con una canción que Haley les había cedido, "You hit the wrong note, Billy Goat", que, aunque fue un fracaso de ventas, le sirvió para convertirse en el telonero australiano de las grandes figuras del rock and roll norteamericano que estaban llegando al país de gira: Little Richard, Gene Vincent, Eddie Cochran, Jerry Lee Lewis, Buddy Holly y Chuck Berry, y más tarde Paul Anka, Everly Brothers, Lloyd Price (al que hubo de salvar el culo en una ocasión), Ricky Nelson y Fabian, ahí es nada. En 1958 edita la bomba, "Wild one", una canción tan salvaje como el propio O´Keefe era dentro y fuera del escenario, de hecho parecía grabada en directo, y que se convirtió en un éxito en toda Australia y con el tiempo en todo el mundo merced a todas las versiones que de ella han hecho multitud de artistas, entre ellos Jerry Lee Lewis, Joan Jett, Iggy Pop, Status Quo, Marshall Crenshaw o Brian Setzer. Desde entonces sería conocido bajo el apelativo de The Wild One (El Salvaje) o simplemente por sus iniciales J.O.K. Ya un artista de primera fila se casó (tendría tres hijos), siguió editando exitosos singles de rock and roll y se marchó de gira a Nueva Zelanda (a pesar de su pánico a volar), país donde se prohibió su "Wild one", sustituyendola por una versión más suave obra del rockero local Johnny Devlin. En 1959 fue elegido presentador de un nuevo programa de televisión promocional del rock and roll "Six o´clock rock", labor que le reportó una inmensa fama a la vez que sus discos se aupaban a los primeros puestos de las listas, "Shout" (1959) al número 3 y "She´s my baby" (1960) al número uno. Aun así, y como parte de su perpetua campaña de ganarse a todo el mundo, solía cantar en el club de la policía, lugar donde había frecuentes peleas entre los polis y los rockers que acudían al local. Como parte positiva de esta anécdota decir que un día hizo un concurso allí de donde salió la nueva estrella del rock and roll aussie, Ray Hoff. Johnny probó suerte en los Estados Unidos donde se presentó como "El chico bumerang" prometiendo dar 5 dólares a todo aquel que pudiera lanzar un bumerang más lejos que él durante sus espectáculos. Fue una gira larguísima y vendió bien sus discos, incluso fue número uno en Nueva Orleans con su versión de "It´s too late" pero tuvo que volver a su país casi arruinado al poder lanzar la mayoría de la gente el bumerang más lejos que él pues solía estar borracho la mayoría del tiempo. Genio y figura. Volvió a Australia solo para ver como su esposa le pedía el divorcio y para introducir la marihuana en el país. Arruinado económica y moralmente pensó que comprándose un Plymouth saldría del bache pero nada más lejos de la realidad, cuando conducía el coche acompañado de un amigo y la mujer embarazada de este se quedó dormido al volante y se estrellaron, perdiendo la chica el bebé y quedando la cara de Johnny como la de un monstruo. Aunque aún consiguió algún éxito más y un nuevo programa de televisión la verdad es que desde entonces su salud mental se fue deteriorando rapidamente, hasta el punto que en 1962 tuvo que ser ingresado en un manicomio. A su salida vió como llegaba a Australia la influencia del merseybeat británico y de grupos de rock más durillo, apareciendo nuevas y magníficas bandas como los Aztecs y los Easybeats que relegaron a Johnny a un segundo plano. Intransigente a las nuevas modas musicales y estéticas (no le gustaban los melenudos) su popularidad declinó rapidamente y empezó un calvario de entradas y salidas de sanatorios mentales y problemas con la ley por posesión de drogas y alcoholismo. De todas formas siempre se mantuvo en el negocio del espectáculo, siendo lo bastante conocido para ser el elegido para animar a las tropas de su país en Vietnam (1969), para ser invitado al show televisivo de Paul Hogan (1973) y para conseguir un nuevo éxito nacional con su versión de "Mockingbird" (1974). Pero cuando su adorado Elvis Presley murió, un depresivo Johnny se sumergió en una espiral psicotrópica aún más profunda que le llevó a la tumba por sobredosis de fármacos solo un año después. La mayor leyenda del rock australiana, ejemplo e ídolo para grupos como sus paisanos AC/DC, tenía solo 42 años, los mismos que Elvis.
Músicos: Johnny O´Keefe (voz), John Balkins (saxo), Kevin Norton y Lou Casch (guitarra), Keith Williams (coontrabajo) y Johnny "Catfish" Purser (batería).


Shout!!!!!!