miércoles, 22 de abril de 2009

Jimmy Taylor (Sidney, 1942)

Nacido en un suburbio australiano su familia se trasladó al pueblo de Mascot siendo él aún un niño. Como su madre era una fan del pianista jamaicano Winifred Attwell, por entonces muy popular en Australia, puso a su hijo a aprender piano cuando solo tenía 9 años de edad. Pero cuando un adolescente Jimmy vió en el cine la película "Rock around the clock" en seguida se dió cuenta de cual era el tipo de música que quería hacer, rock and roll, y más aun cuando llegaron otros films desde Estados Unidos donde aparecían gente como Little Richard o Fats Domino rocanroleando con el piano, su instrumento. En 1957 formó su primera banda, Los Squares, consiguiendo algunos conciertos para algunas instituciones locales como el club de fútbol, los scouts o... ¡los masones! (bueno, esto es solo parte de la leyenda. Los masones ya hacía tiempo que no eran los dueños del templo donde actuaron). Pero en 1958 empezaron a surgir desacuerdos, entre ellos el hecho de que Taylor se considerara superior musicalmente a sus compañeros (lo era, pero no era cuestión de decirlo), y se marchó para formar otro grupo , Los Thunderbirds. Duraron poco, el afan por triunfar y su falta de lealtad llevaron a Jimmy a ser contratado por un grupo llamado The Beatnix que quería un pianista de rock and roll. Impactados cuando Taylor empezó a tocar temas salvajes de Jerry Lee Lewis decidieron rebautizarse como los Leemen (los hombres de Lee). Pero el protagonismo absoluto de su cantante, ahora rebautizado como Laurie R. Lee, le llevó a dejarlos también. Fue con su amigo Leon, de los Thunderbirds, a ver una actuación de Johnny O´Keefe en un club policial y quedaron impresionados cuando salió a cantar un chaval lllamado Roy Hough. Cantaba temas de Eddy Cochran y se parecía a él así que decidieron unir fuerzas y formar una nueva banda: Roy Hoff & the Off Beats. En 1959 consiguieron actuar de teloneros del conocido rocker neozelandés Johnny Devlin, de gira por Australia, robándole bastante protagonismo. Quizá por ello el manager de Devlin les ofreció a algunos de ellos ser sus músicos de acompañamiento, los Devils, aceptando solo un siempre trepa Taylor (el resto de los Off Beats se dispersó en diversos grupos formando Roy Hoff uno nuevo). Los Devils, ahora sin Devlin, fueron el grupo de acompañamiento de Lonnie Lee cuando fue telonero de Fabian, en gira por Australia, e incluso tocaron para su antiguo vocalista Ray Hoff y para Duane Eddy, también por aquellos lares en 1959. Tras nuevos cambios en la formación (con gente procedente de Teddy Lee & the Stoneagers) los Devils grabaron por fin un single, "Koala Bear", pero tuvo más repercusión, claro, el que hicieron como acompañantes de Johnny Devlin de nuevo, "Wicked, wicked woman", aunque acompañados por otra banda, Los Sharks. Esto añadió tiranteces y los Devils se disolvieron en 1960. Jimmy formó un nuevo grupo con el batería de Johnny Rebb, de duración tan efímera que ni siquiera él recuerda el nombre, y despues se unió a George Karren & the Countdowns que por esa época estaban triunfando en televisión. A partir de 1961 fue pasando por multitud de bandas más que ahora se apuntaban a la moda del twist, eran Booka Hyland, Johnny Devlin & the Twisters y Di & the Peppermints. Cuando el furor twister pasó sirvió de músico de acompañamiento de gente como Slim Dusty, Johnny Chester, Trevor Ford & the Staccatos (o & the Falcons, según los casos), es decir, la nueva generación de rockers australianos que iban dejando atrás el rockabilly poco a poco. Tras colaborar, en 1965, con unos reformados Ray Hoff & the Off Beats para la grabación de un disco Jimmy fue fichado por la que prometía ser la mejor banda del país ( y lo fue durante años), los Aztecs. Jimmy siempre prosperaba pero, inconformista, era incapaz de durar mucho en ningín sitio así que montó un trio por su cuenta con dos de sus compañeros, entre ellos Billy Thorpe, pero no tuvieron éxito así que formó una algo más durilla, Los Rajahs, en 1968. Pero al año siguiente el ministerio de defensa le propuso organizar un grupo para animar a las tropas destinadas en Vietnam así que creó, exclusivamente para ese fin, Los Wombats, grupo en el que Jimmy retomaba su faceta como cantante y comenzaba una nueva tocando el bajo. Volvieron a casa justo a tiempo para librarse de la ofensiva del Tet, en la que los vietnamitas les dieron un serio varapalo y empezaron a cimentar su victoria definitiva sobre los yanquis y sus aliados aussies. A pesar de ello, y para aparentar normalidad y algo imprudentemente, el gobierno australiano envió un nuevo grupo de rock a Vietnam con Jimmy y Ray Hoff entre otros en sus filas, esta vez se llamaba Kings Cross Revue y era algo más psicodélico, con go-gos bailando y todo eso. Su época de pianista de rock and roll había pasado por lo que, a pesar de los riesgos que entrañaba cada vez más, Jimmy hubo de formar otro grupo de encargo para volver al Vietnam. Esta vez tocaba el bajo y el órgano mientras que la que cantaba era la popular cantante pop Cathy Wayne que necesitaba dinero para casarse con el batería de la banda, se llamaban Sweethearts on Parade. La tragedia se veía venir, mientras actuaban un sargento de marines yanqui, completamente borracho, disparó a Cathy en el pecho matándola en el acto (fue sentenciado a 20 años de trabajos forzados). Increiblemente Taylor aun aceptaría montar otro grupo para volver al sudeste asiático y esta vez se volvieron ya claramente con el rabo entre las piernas ante el imparable avance del Vietcong. Sin trabajo tuvo que ponerse a currar en una central eléctrica hasta que un grupo de jazz llamado Colonel Clint & the Regimental Band lo incorporó. En 1972 formó el Jimmy "Pumpin´ Piano" Taylor Rock and Roll Trio que tuvo cierto éxito, pues parte del público aún conservaba su gusto por el rock & roll más clásico, hasta 1976, año en que Jimmy formó un dúo con su antiguo colega Warren Williams y cuyo mayor éxito fue ser teloneros de Del Shannon. A partir de 1978 Taylor se pasó al campo de la representación de artistas (principalmente de la nueva estrella rocker australiana, Roy Hawkins), alternándolo con la labor de pianista de todas las estrellas del rock and roll que visitaban Australia, gracias al revival rockabilly que se vivía también allí. Así pues durante los años 80 y 90 tocó para Chuck Berry, Bo Diddley, The Coasters, Chubby Checker y Sleepy LaBeef. Ultimamente se ha pasado a la moda de los musicales de rock. Repasar la historia de Jimmy Taylor es como repasar la historia del rock and roll en Australia como podreís haber visto.
Músicos: Jimmy Taylor (voz, piano y bajo), Warren Williams (guitarra acústica y voz), Bert Gobbe, Leon Isackson, Tony Hopkins, Davy Grace, Johnny Burns, Ross Evans, Johnny Dick, Jimmy Barr, Peter Bilney, Quentin Chadwick y Hank Davis (batería), Ron Patton, y Barry Brady (guitarra) y Al Schwer, Laurie Skews, Johnny Ryan y Fred Lawrence (contrabajo) y David Lyndsay y Ken Brown (bajo).