lunes, 9 de marzo de 2009

Johhny Hallyday (París, 1943 - Marnes la Coquette, 2017)

Su verdadero nombre era Jean-Phillipe Smet y sus padres se separaron nada más nacer él (su padre, un bohemio belga incorregible, se suicidaría poco después) y el pequeño fue criado por su tía, una antigua actriz de cine mudo que aún se dedicaba al mundo de la farándula junto a sus dos hijas, ambas bailarinas y que recorría toda Francia con su show itinerante. Pronto el pequeño Jojó (asi le llamaban) se apasiona por el mundo del espectáculo, aficionándose sobre todo a tocar la guitarra y a cantar. En 1955 recalan de nuevo en París y, debido a que Jean-Phillipe es muy guapo, consigue hacer algunos anuncios publicitarios y actuar de extra en películas (entre ellas la maravillosa "Las diabólicas") que les reportan el tan necesitado entonces beneficio económico. Conoce a otros chicos que, como él, han quedado prendados del rock and roll que llega del otro lado del Atlántico, sobre todo de Elvis Presley, al cual empiezan a imitar. Tras actuar en Radio Nacional de Francia, es descubierto por Jacques Wolfsohn, director artístico de Vogue, grabando su primer EP haciendose llamar ya Johnny Hallyday. En seguida le sigue su primer gran éxito europeo, "Souvenirs, souvenirs" (1960), siendo el comienzo de una carrera fulgurante. Pronto llega su mítico primer album, "Hello Johnny", un superventas que consiguió que le fiche discos Phillips, ya con todos los medios disponibles. Así, con solo 18 años, se convierte en un electrizante intérprete de rock and roll en directo y en un más que competente músico de estudio que hace que los más radicales chauvinistas franceses le consideren superior incluso a Elvis. Su música, versiones de rock and roll americano pero cantado en francés, algo inédito hasta la fecha, traspasa fronteras, convirtiendose en un ídolo de masas por toda Europa (sobre todo para las chicas) e incluso en Estados Unidos, donde aparece en el programa de Ed Sullivan. Así es como "I got stung" se convierte en "J´suis mordu", "High school confidential" en "Nous, quand on s´embrasse", "Somethin´ else" en "Elle est terrible", "Sweet little sixteen" en "Douces filles de seize ans", "The house of rising sun" en "Le penitencier" y un largo etcétera de versiones de clásicos alternados con temas propios. Se convierte también en el rey europeo del twist (haciendo sombra inclusive a su creador estadounidense Chubby Checker) gracias a grandes y pegadizos temas como "La faute au twist", "Viens danses le twist" (1961), "Danse le twist avec moi", la versión del tema de Checker "Let´s twist again", "Retiens la nuit" (1962) y, sobre todo, "Sam´di soir" y "Ya ya twist", millonarios éxitos de ventas por todo el mundo y números unos estos dos últimos que le convirtieron en el cantante más pedido en todos los guateques. Fiel al espíritu rebelde rocker, se negó a hacer el servicio militar, para horror de las clases conservadoras francesas, que le consideraban una mala influencia. Aprovechando con maestría cualquier nueva corriente del rock and roll, se apunta a la ola de la música surf gracias a sensacionales temas como "Wap do wap" (1963), "Twistin´USA" o "Les guitares jovent" (1964) a la vez que empieza a grabar una interminable serie de discos en directo muy bien vendidos. En 1965, para colmo, se casa con la cantante más importante de Francia, Sylvie Vartan, con la que tiene un hijo al año siguiente. Luego, influido por las corrientes hippys, se acerca al folk y a la psicodelia y de nuevo acierta, convirtiendose en una especie del señor de las flores, de la paz y del amor con temas como "Mon fils", "Flores de amor y amistad", "Psychedelic" y, desde luego, "San Francisco" (1967), número uno en todo el mundo que le llevó a ser telonero de Jimmy Hendrix. Evolucionando siempre pero no casándose con nadie, se pasó al pop-rock (colaborando con los Small Faces) y al country durante los años 70. A finales de esa década, con el revivalismo por el rock and roll clásico, aprovechó el ser su pionero absoluto en Francia para convertirse en una especie de padrino del género en su país, acaparando o metiendo mano en casi todo lo que sobre ello se hacía en las siguientes décadas. Prueba de la idolatría que aun hoy se le tiene en Francia (en España su fama decayó mucho a partir de los años 80) es el concierto que dió en el año 2000 bajo la Torre Eiffel ante 500.000 personas (más 9´5 millones que lo siguieron por televisión) o el número uno que consiguió con "Ma verité" (2005), cinco décadas despues del primero. No es de extrañar, hizo más de 400 giras, 30 películas, vendió más de 100 millones de discos y 18 de sus álbumes han conseguido ser disco de plátino, ahí es nada. Sin embargo una serie de meteduras de pata amorosas, políticas y sociales hicieron que su popularidad bajara por primera vez en su vida, obligándole casi a anunciar su retirada para despues de la gira de 2009-2010. Casi de inmediato se le detectó un cáncer de colón que encima fue pesimamente tratado por los médicos, empeorando su salud radicalmente y metiendose en litigios con las instituciones sanitarias que le trataron. Se le produjo una metástasis y murió de cáncer de pulmón a los 74 años de edad uno de los grandes mitos del rock & roll mundial.
No hay que confundirle con Johnny Holiday, un cantante de rock y soul estadounidense de los años 60 de poco o nulo éxito, entre cuyos temas podemos destacar "Mercy, mercy on me" (1968).
Mçusicos: Johnny Hallyday (voz), Jean Marc Deutere (piano), Claude Arini (teclados), Jean-Pierre Azoulay (guitarra), Marc Bozonnet (guitarra rítmica y steel guitar), Gerard Mondon (bajo), Alain Weiss (batería), Geoffrey Reynolds, Pierre Ploquin, Guy Marco y Alfred Hovsepian (trompeta), Christian Guizien, Hamid Belhocine, Marc Steckar, Christian Fourquet y Jean Costa (trombón), Jen-Louis Chautemps, Serge Roux, Michel Gaucher, King Curtis y Mick Pickard (saxo), Gilles Perrin (percusión), René Morizur (flauta y saxo) y Jocelyne Lacaille, Pierrette Bargoin, Claudia Alexandre, Jacques Ploquin y Erick Bamy (coros).


Primera aparición en televisión, en 1960, por el bombazo que supuso "Souvenirs, souvenirs".

3 comentarios:

Chema Insolvente dijo...

Esto cantaba Johnny Hallyday en 1961 "Quiero ser tu fetiche, seguirte paso a paso como un caniche".
Un animal sobre las tablas, sale a escena se arrodila y dice: "Estoy solo nadie me quiere" y las niñas gritan locas, "Johnny te queremos".
Silvie Vartan y Johnny Hallyday, el corazón del Rock 'n' Roll francés, hasta Loquillo les homenajea con una canción en su disco Arte y Ensayo.

Rocker79 dijo...

la ostia, que buena la canción del video, alguien tiene algo de él pa compartir?

Chema Insolvente dijo...

Rocker79 estate al lio, en unos dias pondré algo en el cazurrocker. Saludos Jesús.