lunes, 9 de marzo de 2009

Jack Earls (Woodsbury, 1932)

Nacido en una pequeña granja de Tennessee (Estados Unidos), Jack ya cantaba de pequeño pero fue a los 16 años cuando aprendió a tocar la guitarra al estilo country pero muy influido por el blues que oía a todos los negros que trabajaban en los alrededores. Con 17 años tenía ya tal seguridad en sí mismo que se marchó a Memphis para formar su propia banda, ya que allí ya vivía su hermano Herb. Allí conoció a una chica con la que se casó y tuvo un hijo teniendo solo 18 años. Ahora le entraban las prisas por ganarse bien la vida con la música al tener que mantener a ese lastre familiar que se había echado al lomo y que para el que su nueva ocupación de panadero no parecía ser suficiente. En 1954, habiendo oido los primeros pasos del rock and roll, reforma su banda (incluye ahora a un hermano de Bill Black, futuro contrabajista de Elvis) y se aproximan estilisticamente a ese género lo suficientemente para probar suerte en discos Sun, la gran factoría del rock and roll. Sam Phillips, su mítico propietario, vió posibilidades siempre y cuando hubiese algunos cambios en su banda de apoyo ya que la formaban nada menos que 4 guitarristas. Así lo hizo, manteniendo solo a Earls y a Black (aunque cambiándole de instrumento) y rebautizándoles como Jim Earls & the Jimbos (Phillips llamaba a Jim a Jack porque le había impresionado su canción "Hey Jim!" de su maqueta). Bajó este nombre les editó el single "Slow down" en 1956, el cual se convirtió inmediatamente en un éxito regional. Pero, estupidamente, Earls se negó sistematicamente a salir de gira o a ir a los estudios de televisión, prácticas imprescindibles para alcanzar la fama, por no querer dejar solos a su mujer y a su hijo. Por esto Sun le rescindió el contrato y lo mismo pasó cuando fichó con otras pequeñas discográficas. Sin un duro, claro, Jack y su familia se trasladaron a Detroit en 1963, ciudad que por entonces era la cabeza mundial de la industría automovilística, en busca de trabajo. Quizá las 12 horas al día que trabajaba en la cadena de montaje de los nuevos coches Chrysler Coupé no le parecía dejar sola a su familia. En los años 70, pre-jubilado por la crisis del petróleo que tanto afectó al sector (sobre todo a Chrysler que solo tenía modelos grandes) y necesitado de dinero volvió la mundo de la música trabajando en la modesta discográfica Olympic a partir de 1975, grabando algunas versiones de clásicos como "Roll over Beethoven" o "Flip, flop & fly" sin ninguna repercusión. En los años 80 la industria automovilística se recupera algo y Jack vuelve a trabajar en ella hasta su jubilación definitiva. En los años 90, aprovechando el fuerte revivalismo rockabilly que se vive en Europa, vuelve a los escenarios, seguramente porque su hijo ya debía estar bastante crecidito para quedarse solito (tenía la criatura ya 47 añitos) y graba algunos discos con la discográfica finlandesa, especializada en el género, Enviken ("My little mama", 1998).
Músicos: Jack Earls (voz y guitarra rítmica), Johnny Black (contrabajo), Warren Gregory (guitarra) y Danny Wahlquist (batería).


En el siglo XXI ha sido acompañado muchas veces por los Ragtime Wranglers, músicos de apoyo habituales en los conciertos europeos. Aqui "Slow down".