miércoles, 25 de febrero de 2009

The Flamingos (Chicago, 1952 - 2001)

Cuando los hermanos Carey encontraron, durante un servicio religioso en su sinagoga judía, a otros tres chicos negros con buenas voces e inquietudes musicales como las suyas decidieron formar un grupo. Se pusieron como nombre The Swallows, luego El Flamingo, despues The Five Flamingos y, cuando pasaron del gospel a las armonías vocales de rhythm & blues, The Flamingos. Tras dejar Earl Wilson el grupo (para unirse a The Five Echoes y luego a The Channels, con los que consiguió el éxito local "The closer you are"), consiguieron, gracias a su avispado manager Ralph Leon, muchas actuaciones en clubs y una improvisida audición en discos United, cantando a capella en las mismas oficinas. Quedaron impresionados por su habilidad pero los rechazaron por sonar demasiado blancos y les dijeron que ensayaran y volvieran un año despues. Y es que a principios de los años 50 las grandes discográficas no querían arriesgarse en absoluto y los Flamingos no eran un grupo de rhythm & blues al uso, tenían un ritmo más cercano al du-duá y, verdaderamente, un par de voces que parecían blancas (no estaban bien vistos aún los grupos interraciales). Ensayaron durante un año si, pero para presentarse no a United sino a discos Chance, los cuales les grabaron seís singles entre 1953 y 1954, destacando "Someway, someday" y el que ahora es todo un clásico del doo-wop, "Golden teardrops". De todas formas Chance se arruinó y pasaron a discos Parrott donde grabaron tres singles de éxito local, entre ellos las mágnificas armonías vocales de "Ko ko mo". Pero en pleno ascenso y en medio de las negociaciones con Chess records muere Leon y se produce algún cambio en el grupo, sustituyendo Nate Nelson de los Velvetones a Sollie McElroy que se iba a Los Moroccos (y luego a Los Chanteurs y a Los Nobles), por lo que, en medio del lio, acaban recalando en la más modesta subsidiaria de Chess, discos Checker. Tras unos primeros fracasos comerciales, Los Flamingos dieron en el clavo con "I´ll be home" (1956), una oportunista balada dedicada a todas las mujeres que esperaban que sus maridos volvieran de la guerra de Corea. Era un tema muy lento, al estilo de lo que los Platters hacían por entonces, que fue un éxito inmediato, aunque más lo fue cuando lo versioneó el caradura de Pat Boone (también hizo su versión Little Richard para la cara B de "Tutti Frutti" y los Flamingos se vieron en la humillación de tener que telonear a ambos). Luego siguieron algunas baladas más, casi de jazz o de country, que no tuvieron mucho éxito, por lo que volvieron a hace lo que a ellos realmente les gustaba hacer, du-duá rápido a ritmo de rock and roll. Guapos, simpáticos y unos bailarines formidables, su aparición en grandes conciertos o en la película "Rock, rock, rock" impresionaron al público con su dinámico rock and roll vocal y sus coreografías. Habían vuelto también a las letras absurdas típicas del du-duá y que tan buen resultado daban, "Shilly Dilly", "Chickie um bah" o "Chica Boom" pero entonces sus componentes Zeke Carey y Johnny Carter fueron llamados a filas y el grupo perdió buena parte de su atractivo (cuando Carter terminó su mili de cocinero en Alemania se unió a Los Dells) al incorporar a cantantes menos carismáticos como Tommy Hunt, procedente de Los 5 Echoes o Terry Johnson, de Los Whispers, Los Rhythm Kings o Los House Rockers, y volverse un grupo vocal / instrumental al tocar instrumentos mientras cantaban. Volvieron las baladas aburridas y ficharon por la discográfica Decca (ya con Zeke de vuelta) donde, debido a que su "I only have eyes for you" y su impresionante y dinámica aparición en la película "Go Johnny, go!" fueran todo un éxito en 1959, algunos de sus miembros pensaron (como siempre ocurre en los grupos de du-duá) que ellos eran imprescindibles, iniciando carreras en solitario como Hunt (aun en activo) o formando grupos paralelos como Los Modern Flamingos (1961) de Johnson, Los Starglows (1963), Johnson (que también empezó a trabajar como productor para Motown) y Nelson, o Los Del-Knights (1967). Finalmente a los que quedaban, los hermanos Carey con retales de otros grupos como The Strangers o The Pyramids, los fichó discos Phillips donde se adaptaron a los años 60 cantando un poco más al estilo twist y surf, por lo que su canción "Boogaloo party" tuvo bastante aceptación en 1966, sobre todo en Inglaterra, donde fue número 1. Luego se pasaron con más pena que gloria por discos Julmar y Polydor (donde se ganaron las simpatías del público afromericano con música soul y con el himno negro "Buffalo soldiers", y es que era la época de los radicales Panteras Negras). Finalmente fundaron su propio sello, Ronze, pero su época había pasado y múltiples cantantes pasaron por sus filas dejando el grupo original practicamente irreconocible y haciendo una música muchas veces horrenda ya en 1976. Sin embargo los hermanos Carey seguían liderando el grupo con mano firme, siendo incluso nominados para los Grammy en 1988. En 1997 muere Jake, siendo sustituido en el grupo por su hijo y en 1999 fallece Zeke, el último miembro original vivo, por lo que todo lo que veís en festivales bajo el nombre The Flamingos no hace honor verdadero al título.


Músicos: Jacob Carey (solista y bajo), Zeke Carey (bajo y 2º tenor), Paul Wilson y Sydney Hall (barítono), Johnny Carter y Tommy Hunt (tenor y soprano), Earl Lewis, Sollie McElroy, Nate Nelson y Eddy Williams (tenor), Terry Johnson (2º tenor y guitarra), Alan Fontaine (guitarra), Doug McClure (2º tenor), Billy Clarke (tenor y batería) y Julien Vaughn (saxo),






Dando muestras de su habilidad vocal y coreográfica en el cine (la canción se llama "Jump children").