lunes, 19 de mayo de 2008

Nueva Orleans


El Profesor Longhair

Esta ciudad de Louisiana fue colonia española, luego capital de las colonias francesas de ultramar, despues centro neurálgico inglés del comercio de esclavos negros,... todo ello daría lugar a la ciudad más cosmopolita de Estados Unidos en aspectos raciales y culturales. Quizá donde tendría más efecto esta mezcolanza sería en el mundo musical. Los ritmos españoles, franceses, sajones, caribeños y africanos aportarían cada uno su granito de arena para formar un sonido peculiar que con el tiempo se llamaría Nueva Orleans. Mezcla mal vista por las capas altas de la sociedad el sonido hubo de refugiarse en tugurios donde negros, principalmente, hacían sonar sus trompetas, sus voces y, sobre todo, sus pianos en un ritmo más alegre del jazz habitual. Solo en carnavales y funerales podían estos músicos sacar este degenerado sonido a la calle (pero sin piano, elemento fundamental) para ser escuchada por el pueblo. Había pianistas de este estilo, sin embargo, que eran muy renuentes a olvidar la tradición jazzística, como Jelly Roll Morton, Clarence Williams, Kid Stormy Weather o Boogus (que solo usaba las teclas negras). Un paso más adelante dieron, en los años 40, Dave Bartholomew con su banda y el Profesor Longhair, inspirador de grandes talentos como Huey "Piano" Smith, Smiley Lewis, Doctor John o Fats Domino. Otro de los grandes de este sonido es Roy Brown, cuyo tema "Good rockin´tonight" (1948) es una de las grandes inspiraciones del rock and roll, de hecho el New Orleans Sound contribuyó en gran manera al nacimiento del rock and roll cuando se vió influido por otros sonidos, blancos como el hillbilly y negros como el rythm & blues. De hecho, para muchos el primer rock and roll de la historia es "The fat man" (1949), de Fats Domino.


Los entierros en Nueva Orleans son menos tristes si van acompañados de una buena banda de música típica local.