jueves, 17 de abril de 2008

The Big Bopper (Sabine Pass, 1930 - Clear Lake, 1959)

Jiles Perry Richardson nació en un pequeño pueblo tejano pero su familia se trasladó a Port Arthur cuando él aun era muy pequeño. Pero cuando terminó el colegio Jiles decidió estudiar el bachiller en Beaumont (también en Tejas), lo cual compaginó trabajando como pincha-discos en la radio local KTRM. Pronto empezó a ser bastante conocido gracias a su varonil voz y se ganó el apodo de El Gran Bopeador (The Big Bopper) por marchoso y simpático, consiguiendo el ascenso a director de estación con lo cual tuvo más tiempo para componer canciones, generalmente de música country. En 1952 se casó y pronto tuvo a su única hija, Deborah, llegándole a la familia los merecidos ingresos extras cuando discos Mercury le fichó como cantautor country, editándole dos singles de este género bajo el nombre de Jape Richardson. Con la llegada del rock and roll se convirtió en uno de los locutores y presentadores muscales más conocidos del país, fama que aumentó exponencialmente cuando, en mayo de 1957, estableció un record mundial de difusión continuada al emitir durante seis días seguidos pinchando 1821 canciones de rock and roll. Jiles empezó a radiar sus propias canciones, ya del género, llegando su sensacional y divertido tema "Chantilly Lace" al número uno de las listas nacionales, convirtiendose en la tercera canción más oida de 1958 (aun hoy se la oye en muchas bandas sonoras de películas). Jiles fue contratado para grandes giras junto a otras grandes figuras del rock, y en la de invierno de 1959 hacía tanto frio en el autobús que cogió la gripe. Se sentía tan mal que cuando Buddy Holly alquiló una avioneta para llegar antes a su siguiente destino le pedió al bajista de este, Waylon Jennings, que le cediera su puesto. Jennings aceptó y Jiles selló su destino: La avioneta no pudo superar la ventisca y se estrelló poco despues matando al Big Bopper, a Buddy Holly, a Ritchie Valens y al piloto. Jiles, de solo 28 años dejaba a una viuda embarazada, la cual daría a luz aun precioso niño llamado Jay tan solo 84 días despues de la muerte de su padre. También a título póstumo volvió a hacer un número uno, la canción "Running bear" de la que era autor y en la que hacía los coros a George Jones pero es que además dejó otra serie de impresionantes canciones como "Pink petticoats" o "It´s the truth, Ruth" en la que seguía explotando su sello personal de buen humor y conversaciones divertidas con su característica frase de Helloooooooo baby.
Múcicos: Big Bopper (voz)


Su divertidísima "Chantilly Lace".