jueves, 17 de abril de 2008

Adriano Celentano (Milán, 1938)

 
En 1955 el rock and roll que se podía escuchar en la película norteamericana "Semilla de Maldad" impactó brutalmente al joven Adriano y se convirtió en un seguidor incondicional y discípulo de Ghigo Agosti, el pionero del rock en Italia. Formó su propio grupo, Los Rock Boys, en 1956, junto a sus amigos los hermanos Ratti y en sus actuaciones en cabarets de Milán Celentano dejaba boquiabierto al público con sus imitaciones hiperbólicas de Jerry Lee Lewis. Su gran presentación fue en el primer festival de Rock del Palacio del Hielo de Milán, en 1957, venciendo. Celentano sorprendió a todo el mundo por su desparpajo, personalidad y por sus movimientos (en los que imitaba al primer Elvis pero exagerando los movimientos de pelvis de tal forma que parecía estar realizando el acto sexual) por lo que pronto había ganado fama de talentoso pero polémico y pudieron grabar cuatro sencillos de versiones de clásicos del rock and roll norteamericano en 1958. La discográfica Jolly se dió cuenta de la bomba que tenía entre manos y fichó a los chicos, pero a partir de ahora sería Adriano Celentano el único nombre que aparecería en las portadas de los discos, los cuales ahora serían cantados en italiano. Así grabó su clásico "Buonasera Segnorina" (comienzo de balada y final rockabilly) y "La febbre dell´hoola-hop" (un twist en el que demostraba su habilidad con el arito), ambas en 1959. En ese mismo año gana el festival de rock and roll italiano con "Ciao ti diro" y estas tres canciones llegan al primer puesto de las listas y le convierten en una estrella europea de primer nivel. Aquel mágico año concluiría con un nuevo éxito: "Il tuo bacio é come un rock", disco del año que vence en festivales y vende más de 300.000 copias. El único punto negativo será que los Rock Boys se disuelven (el batería Carraseri hará una fortuna como cantante en los años 60 y,posteriormente, como dibujante). Con su nuevo grupo graba la fantástica "Teddy girl" y, trás salvarse milagrosamente en un accidente de coche, "Vorrei sapere perché", un estupendo rock and roll a duo con Mina, la primera de muchas colaboraciones a lo largo de sus vidas. También de 1959 es su película "El chico de la gramola", donde canta algunos rocanroles. En 1960 edita su primer album, que incluye una versión de "Personality", y participa en la película de Fellini "La Dolce Vita" cantando "Ready Teddy". Por desgracía debe ir a la mili, aunque ello no le impide actuar en el Festival de San Remo (acudió gracias a una dispensa de Giulio Andreotti), escandalizar al público y quedar segundo. Una vez licenciado aparece en dos películas rockeras más: "Jukebox urli d´amore" (1960) y "Hey, let´s twist" (1961). A partir de aqui, poco a poco fue diversificando su estilo hacia el soul, las baladas románticas o el rhytm & blues. En 1964, poco despues de casarse con la también cantante Claudia Mori, consigue un programa propio de televisión ("Adriano Clan") y es tal su audiencia que se anima a pasarse al cine, como actor y director, convirtiendose en un comíco de renombre internacional, por más que estas primeras películas no sean de un alto nivel. Convertido en gloria nacional y en estrella mundial graba su canción más famosa, "Azzurro" en 1966 (convertida luego en himno oficioso de la selección italiana de futbol) y desde entonces este genio sigue grabando discos (más comerciales e indefinibles en género pero desde luego no son de rock and roll), rodando películas, provocando polémicas de todo tipo, dibujando comics (si, y muy buenos) y presentando en televisión.
Músicos: Adriano Celentano (voz), Marco Ratti (bajo), Giancarlo Ratti (batería), Enrico Ratti e Ico Cerutti (guitarra), Luigi Tenco (saxo) y Enzo Janacci (piano).


Adriano y sus Rock Boys cantando "Ready Teddy" y haciendo el payaso en la decadente película "La Dolce vita".

3 comentarios:

daniel dijo...

mi padre lo ponia a todas horas fue mi primer contacto con el rock aunque sea a la italiana

Anónimo dijo...

adriano ha hecho de todo en esta vida, pero, publicar comics? me gustaría saber más de esa faceta suya, si es que es cierta.

saludos y 24 mila baci :-)

Jesus el Rocker dijo...

Adriano ha sido siempre un gran aficionado a los tebeos, tanto como lector como dibujante y, con los años, ha aprendido la técnicas y es un buen dibujante. Como tal no ha publicado ninguno, ni he dicho que lo hiciera, su nivel no llega a tanto y él es el primero en reconocerlo. Si lo ha hecho como guionista, uno de ellos ilustrado por el mismísimo Milo Manara ("Adrián"). Le había perdido la pista en esta faceta los últimos años y no se, sinceramente, si eso quiere decir que se lo ha dejado o que estoy desubicado. Un abrazo.