miércoles, 16 de abril de 2008

Larry Williams (Nueva Orleans, 1935 - Los Angeles, 1980)

Criado en el barrio negro más peligroso de Nueva Orleáns, Williams no pudo apartarse del ambiente marginal en que vivía y pronto se mezcló con pandillas, convirtiéndose, ya en su adolescencia, en un delincuente juvenil. A principios de los años 50 se aficionó a tocar el piano en los ratos libres que su actividad como proxeneta le dejaba. Era tal su talento innato que pronto empezó a tocar con la banda de Lloyd Price y, eventualmente, con los grupos de rythm & blues de Roy Brown y Percy Mayfield. Larry, para apartarse del mundo delictivo que aun le rodeaba y para perfeccionar su dominio del piano, se trasladó a la costa oeste norteamericana. Allí, gracias a la intercesión de Price, tuvo una audición con discos Specialty, cuyos directivos quedaron entusiasmados con el salvaje y personal estilo del muchacho a base de silbidos y letras extrañas que recordaban un tanto a Little Richard, la estrella principal de la casa en esos momentos. Precisamente debido a que Richard se retiró de la música, temporalmente, para convertirse en ministro de Dios, Specialty decidió ficharle como su sucesor. Se grabó el single “Short fat Annie” que le aupó al número cinco de las listas a principios de 1957. Luego vendrían otras canciones inmortales compuestas y cantadas por Williams, luego versioneadas hasta la saciedad por los más importantes cantantes y grupos de rock de la historia (“Boney Maronie” - en España conocida como “Popotitos” – “You bug me, baby”, “Dizzie Miss Lizzie”, “Lawdy Miss Clawdy”, “Heeby Jeebies” o “Slow Down”), convirtiéndole en una de las grandes estrellas del rock and roll. Sin embargo a finales de los años 50 su carrera sufrió un parón al ser arrestado por tráfico de estupefacientes, llegando a ingresar en prisión. De todos modos, Williams regresó en 1962 con una excelente banda que hizo una triunfal gira por el Reino Unido, grabando un apoteósico disco en directo. Pero su mejor época ya había pasado y se tuvo que conformar con grabar para el modesto sello Okeh algunos temas ya lejos de su inspiración de antaño. Más patético aun resultó su intento de volver como cantante disco durante los años 70 y, tras fracasar, parece ser que volvió a su viejo oficio de proxeneta. En 1980 Larry Williams fué encontrado muerto de un disparo en su casa de California. Se declaró suicidio pero el asunto no estaba demasiado claro pues su familia mantenía que lo había matado la mafia local al ver en él un serio rival en el control de la trata de blancas. Todo un angelito, de hecho ya había estado a punto de matar a Little Richard de un tiro por deudas de drogas.
Músicos: Larry Williams (voz y piano), Johnny “Guitar” Watson y Barnie Kessel (guitarras), Plas Jonson y Alvin “Red” Tyler (saxos), Gerald Wilson (Trompeta), Earl Palmer (batería) y Ernie Freeman (Piano).
Oyendo "Short Fat Annie", es que no hay imagenes de él en su epoca rockera.

No hay comentarios: