jueves, 17 de abril de 2008

Bo Diddley (McComb, 1928 - Archer, 2008)


Nacido en una granja algodonera del Mississippi con el nombre Ellas Bates, tuvo que criarse con una prima de su madre de la cual tomó el apellido McDaniels. Con ella en busca de trabajo tuvo que desplazarse a Chicago ya en 1933. Allí aprendió violín y guitarra e intentó abrirse camino como boxeador profesional con el apodo de Bo Diddley (un mote que había copiado de un familiar), que en argot significaba "Nada de nada" y que a él le venía al pelo porque además un arco diddley era un instrumento de cuerda usado en los campos algodoneros del sur por los negros. Fracasado como pugilista (sus ojos no estaban bien) se pone a trabajar como carpintero o mecánico, mientras que paralelamente empieza a tocar violín y trombón en una iglesia baptista, si bien con el tiempo esto le pareció aburrido y se pasó a las iglesias pentecostales que tenían unos coros y unas canciones mucho más animadas y vivaces. Esto le llevó a aprender a tocar la guitarra, tocando blues por las calles a cambio de unas monedas y finalmente uniéndose a un grupo llamado muy significativamente The Hipsters (luego rebautizados The Langley Avenue Jive Cats). Su estilo evoluciona rapidamente hacia el rhythm & blues y luego hacia un toque personal conocido como back beat, enlace entre el rythm & blues y el rock & roll, que se distingue por una guitarra distorsionada y psicodélica, unas secuencias musicales de varias notas repetidas machaconamente durante toda la canción, y la introducción innovadora de otros instrumentos, aparentemente alejados del género, como las maracas. Todo ello, unido a su potente voz, hace que los del famoso club 708 se fijen en él y le fichen. Sin embargo tendría que esperar bastante para grabar su primer disco, con Checker Records (una filial de Chess), "Bo Diddley" (1955), que se convirtió, por su originalidad, en número uno de las listas de R&B y que le llevó a la televisión nacional. Era el primero de una larga ristra de letras similares ("Diddley daddy", "Bo meets the monster", "Hey! Bo Diddley", "Go Bo Diddley", "Bo´s beat", "Bo´s boogie", Bo Diddley-Itis", "Bo-Jam", etc) que decían mucho de su carácter egocéntrico y su tendencia a fabular. Quizá la dificultad de este carácter y su imagen algo absurda (tiene una verdadera colección de chaquetas y guitarras feas) fue lo que le cerró las puertas a las ventas millonarias, sin embargo causaron sensación, y han sido imitadas y versioneadas hasta la saciedad, obras maestras como "How do you love?" (1956), "Roadrunner" (1959), "Gun slinger" (1960) o "You can´t judge a book by the cover" (1962), influyendo en multitud de músicos posteriores como Jimmy Hendrix o los Rolling Stones. Igualmente fue innovador en la cantidad de personal femenino que incluñia en su banda, algo que chocaba mucho a los espectadores. Hizo música surf, como en "Surfers´ love call" (1963), twist en "Jo-Ann" (1964), estilo chicas 60´s en "Let´s the kids dance" (1965) y otros bailes de moda, como en "Do the frog" (1966), pero siempre con su conocido toque personal. Se trasladó a vivir a Washington D.C. para montar allí su propio estudio de grabación, destacando su labor con la estrella del soul Marvin Gaye, si bien nunca dejo de grabar grandes temas propios, como "Back to school" (1966), o los soul "Wrecking my love life" (1967) e "I´m high again" (1968). En los años 70 pasó una crisis exintencial, trasladándose a un pueblo de Nuevo Méjico para servir como ayudante de sheriff, y luego construyéndose una cabaña en un paraje perdido de Florida. Pero no era un ermitaño, trabajaba a distancia para la gran empresa de ropa deportiva Nike (con la que acabó mal) y no había perdido contacto con el negocio musical y una especie de regreso a lo grande hizo en 1979 al aparecer en un concierto conjunto con Los Clash. Pero Bo tenía un gran defecto, y es que era demasiado abierto a todo género musical, incluyendo los más abyectos. Llevaba ya más de 40 años innovando y, a cada paso que daba, se alejaba un poco más del rock and roll para intentar arrimarse al sol que más calienta en cada momento cuando murió de un infarto en su casa de Florida a los 79 años de edad.
Músicos: Bo Diddley (voz y guitarra), Jerome Green (maracas y coros), Jody Williams, Norma Jean "La Duquesa" Wofford, Peggy "Lady Bo" Jones y Bobby Parker (guitarra), Roosevelt Jackson (contrabajo), Billy Boy Arnold y Lester Davenport (armónica), Franz Kirkland y Clifton James (batería), Otis Spann (piano), The Moonglows (coros), Gloria Jolivet y Debby Hastings.


El "Correcaminos" tocado en televisión por este puto loco en un minuto. Era 1960 y ya se cagaron en él los productores del programa.