sábado, 29 de marzo de 2008

Marilyn Monroe (Los Angeles, 1926 - 1962)

Norma Jean Baker era hija y nieta de personas con graves transtornos paranoicos por lo que fue dada en adopción practicamente desde su nacimiento, vagando de casa en casa, hasta los 12 años. Con 16 años, para obtener independencia, se casa con un chico de 21, pero es movilizado cuando estalla la segunda Guerra Mundial y ella debe ponerse a trabajar en una fábrica. En 1945 un fotografo de la Marina, que hacía un reportaje sobre las mujeres trabajando en retaguardia, queda prendado de la belleza de Norma Jean, la convierte en la estrella del reportaje y le consigue un contrato con una agencia de modelos. Se tiñe de rubio platino y se convierte en una auténtica sensación, apareciendo en más de 30 portadas de revistas. Desde ahí el salto al cine estaba chupado y es contratada por 20 th Century Fox para hacer de extra o para pequeños papeles de una sola frase, cambiandosele el nombre por el de Marilyn Monroe. Parece ser que para prosperar en el negocio no bastaba su belleza y su talento así que decidió acostarse con quién hiciera falta para convertirse en una actriz famosa. Esto le costó su matrimonio pero la táctica dió sus frutos pues, en 1948, consiguió un buen papel en "Las chicas del coro", una producción mediocre. Cuando de verdad empezó a destacar fue en la comedia de los Hermanos Marx "Amor en conserva" (1949) donde va a ver al detective Groucho y le dice "Un hombre me esta siguiendo", Groucho mira a la hermosura que tiene delante y replica: "¿Solo uno?". Era una escena muy corta pero todo el mundo se quedó hipnotizado ante aquella diosa rubia. Oportunista y muy inteligente decidió posar desnuda para un calendario que se vendió como rosquillas y le dió la fama nacional. En "La jungla del asfalto" (John Huston, 1950) lucía un aspecto tan fenomenal que resultaba dificil fijarse en su magnífica interpretación para esta gran película. A partir de aqui conseguiría la fama mundial y se convertiría en el sex-simbol de los años 50 gracias a portadas de revistas y, sobre todo, a sus actuaciones en grandiosas películas como "Eva al desnudo" (Mankiewicz, 1950), "Niágara" (Hathaway, 1953), "Los caballeros las prefieren rubias" (Howard Hawks, 1953), "Como casarse con un millonario" (Negulesco, 1953), "Rio sin retorno" (Preminger, 1954), "Luces de candilejas" (Walter Lang, 1954), "La tentación vive arriba" (Wilder, 1955), donde aparece la famosa escena en la que la ventilación del metro le levanta la falda (estética de Marilyn ahí imitada luego y hasta el dia de hoy por miles de chicas amantes de los años 50), "Bus stop" (Logan, 1956), "El principe y la corista" (Laurence Olivier, 1957) y desde luego "Con faldas y a lo loco" (Wilder, 1959), impresionante colección de obras maestras en su filmografía en donde, además, demostraba que sabía cantar estupendamente desde baladas hasta country y boogie-boogie. En esta etapa apareció 5 veces en la portada de Playboy (record hasta la irrupción de la bomba Pamela Anderson). Por desgracía su vida personal era un autentico desastre, obsesionada porque creía haber heredado el gen de la locura, se comportaba con una inseguridad patológica en su vida amorosa. Ni siquiera su boda con la estrella del beisbol Joe DiMaggio le trajo la calma pues siguió acostandose con otros hombres. Vino el divorcio claro, y se casó con el dramaturgo Arthur Miller, que resultó ser un latazo a pesar de la inteligencia y las ganas de aprender de Marilyn. Todo ello no hace más que aumentar sus miedos y comienza a tomar pastillas que hacen que su comportamiento sea cada vez más errático, llegando tarde a los platós y olvidando sus frases por lo que los productores empiezan a no quererla en sus películas a pesar de que en 1960 consigue un merecido Globo de Oro a la mejor actriz de comedia. Se enrolla con John F. Kennedy que juega con ella y se la pasa a su hermano Bobby. Burlada, sufre una depresión que la lleva a ingresar en un psiquiátrico unos meses, donde engorda un tanto. El gran John Huston la recupera para su mítica película "Vidas rebeldes" en 1961, que sería la última película tanto de Monroe como de Montgomery Clift como de Clark Gable. A principios de 1962 Marilyn le canta Cumpleaños Feliz a Kennedy durante la gala de los oscars, parece que retomaron la relación y tendría más motivo de alegría poco despues cuando se la fichó para el rodaje de uan nueva película llamada "Something´s got to give" junto a Dean Martin. Marilyn adelgazó y se mostró más hermosa que nunca en las escenas rodadas en la piscina. Serían las únicas que se rodaron, la diosa apareció muerta en su apartamento el 5 de agosto de 1962, al parecer por sobredosis de barbitúricos. Se cree que se suicidó cuando los Kennedy la mandaron a hacer puñetas pero fueron tan raros los acontecimientos de esas horas que hace pensar que esos cerdos mandasen matarla antes de que les metiese en algun escándalo. Por suerte los dos hermanitos caerían asesinados a su vez en los meses siguientes.


Cantando "Running Wild" y tocando el ukelele en "Con faldas y a lo loco". Tony Curtis y Jack Lemmon acompañan al saxo y al contrabajo respectivamente.