jueves, 23 de febrero de 2017

Jesse Lee Denson (Rienzi, 1932 - Memphis, 2007)

Huyendo de la pobreza de Mississippi, el reverendo Jesse James Denson embarcó a su numerosa familia en su viejo Buick en 1932, entre ellos su bebé recién nacido Jesse Lee, rumbo a Memphis, pero antes de llegar el coche se estropeó. En medio de un frió mortal llegaron a Memphis, atravesando incluso andando el río helado, a punto de costarles la vida a todos, sobre todo al bebé, y se alojaron en las viviendas de protección oficial de Lauderdale Courts. Allí, años después, Jesse y su hermano Jimmy Lee, se convirtieron en dos temidos adolescentes siempre metidos en peleas y tendentes a escapar de casa. Eran tan pobres que muchas veces debían ir a por sustento al comedor social de la calle Poplar, donde coincidían a veces en la cola con los padres de otro vecino de la urbanización, un tímido chico llamado Elvis Presley (el reverendo Denson era además el pastor de los Presley). Los Denson se empezaron a juntar con otra pareja de hermanos de las cercanías, Johnny y Dorsey Burnette, otros bronquistas de cuidado, y tanto Jesse como Dorsey dieron con sus huesos en el reformatorio una breve temporada. Afortunadamente encontraron un par de aficiones que les sacaron de el negro futuro que parecía cernirse sobre ellos: la música y el boxeo. Aunque el que parecía tener más futuro en el deporte era Dorsey, que no tardó en conseguir un impresionante record de 18-0 (dieciocho victorias, ninguna derrota), tanto él como Johnny fueron Golden Gloves del peso gallo, el título más importante a nivel aficionado en Estados Unidos. Jesse también destacó, pero por encima de sus títulos pugilísticos consiguió cierta efímera fama al salir en los periódicos cuando tuvo la caradura de cantar algunos temas en los descansos entre asaltos de una final, también de peso gallo. Otro chico del barrio con el que solían enfrentarse era Paul Burlison, duro rival y también aficionado a la música. Esta pandilla de cinco, con sus camisetas remangadas y su pelo largo con tupé eran respetados hasta el miedo por toda la juventud de los Courts y de casi todo Memphis. De hecho, los Denson eran llamados los hermanos James y los Burnette Los Dalton (ambos por las parejas de hermanos forajidos del Salvaje Oeste). Los Burnette y Burlison formaron un grupo de hillbilly llamado The Rhythm Wranglers al que no dejaron entrar, con cierto desdén por parecerles un niñato, a Presley. Pero Jesse sentía simpatía por el chico, no solo porque era tan pobre como él, sino porque era paisano inmigrante desde Mississippi, también como él. Le enseñó a tocar la guitarra, y ambos, junto a otro chico de las cercanías llamado Johnny Black, empezaron a tocar baladas y hilbilly en el club de chicas de los Courts y en alguna fiesta en el sótano del hotel Chisca (desde donde radiaba su mítico programa Dewey Phillips). Esto contrastaba con los tugurios donde tocaban los Wranglers, que salían a pelea por noche. A veces podían tocar más tranquilamente en conciertos patrocinados por marcas, y en una de ellas en West Memphis (Arkansas, justo al otro lado del Mississippi) Elvis pudo subir a cantar con ellos una canción gracias a la intercesión de Jesse. Los Wranglers se transformaron en el Rock´n´Roll Trio, uno de los mejores grupos de rockabilly que haya dado la Historia, alcanzado la categoria de gran estrella Johnny Burnette con posterioridad (vease entrada propia), mientras de Elvis no hace falta que os diga lo que pasó (quizá solo recordaros que su contrabajista sería Bill Black, hermano de Johnny Black). Tampoco quedaron por allí los Denson, pues Jimmy emigró en seguida a Houston (Tejas) para vender coches o muebles, mientras que Jesse se trasladó en 1953 a los cayos de Florida, donde consiguió un trabajo como botones de día y cantando en el mítico bar Sloppy´s Joe durante la noche. En esta época se casó y en 1955 tuvo un hijo que, como no podía ser de otra forma, se llamó Jesse James. Cuando vio el arrollador triunfo de sus amigos Presley y los Burnette pensó que el podía hacer lo mismo y llamó a estos últimos, que le acogieron tanto a él como a su hermano Jimmy (reconvertido en su manager) en Nueva York, ciudad donde Jesse ganó un importante concurso televisivo. Las influencias de sus amigos, el buen hacer de Jimmy y el hecho de que era un tipo de verdadero talento, le valió a Jesse ser fichado por discos Vik, entonces una filial de RCA, mientras estaba probando fortuna ahora por California. Ahí conoció a Eddie Cochran, que le prestó su canción "Heart of a fool" (1957) para que fuera su primer single en Vik. Salió en televisión pero aparte de eso este buen rockabilly no se promocionó adecuadamente y falló en las listas. Jesse y Jimmy volvieron a California, y el mítico compositor y productor Jerry Capehart les alojó en un edificio junto a los Burnette y los actores cantantes Vince Edwards y John Ashley. Las visitas constantes de Cochran nos da idea de las fiestas y el ambiente rockero que se vivía en aquella escalera. El compositor y productor Ray Stanley arregló a Jesse una grabación acompañado a los instrumentos por varios de sus amigos, dando como resultado entre otros el rock & roll obra de Stanley "New shoes", que de nuevo no se vendió bien, lo que dio como resultado que Vik no le renovase el contrato. Fichó entonces con discos Kent, editando, ahora acreditado simplemente Lee Denson, el rockabilly obra propia "High school hop" (1958), pero nada comparable al impactante single "South´s gonna rise again", rockabilly confederado compuesto por los dos hermanos que pronto se convertiría en himno teddy boy, y para cuya ocasión apareció acreditado Jesse James. Pero en su momento no fue un gran éxito y Jesse Lee pasó a discos Merri, donde estaba su viejo amigo Dorsey, y donde editó "Tree in the meadow" (1960), también de casi nulo éxito. Sabiendo que Elvis estaba en California rodando una película fue a verle y le enseñó su última composición, "The miracle of the rosary", una adaptación del "Ave María", que entusiasmó sobre todo a Priscilla. Presley no la grabó entonces por problemas de derechos (los Burnette se hicieron con ellos) y para cuando Jesse lo hizo ya quedó perdida en el limbo. Se refugió entonces en el sello Magic Lamp, propiedad de Dorsey, grabando allí el disco más country "Sixteen states" (1965), que apenas se vendió pero que contó con el honor de contar a los coros con los luego célebres Carpenters. Jesse volvió a Memphis, donde desde 1972 empezó a recibir buenos royalties gracias a que Elvis había grabado, al fin, "The miracle of rosary". Pensando que esa música de tintes religiosos era su futuro se dedicó a ello con afán, creando su propia discográfica, Eternal Rainbow, donde lo mismo hacía gospel que canciones patrióticas que infantiles. Siguió con estos y otros proyectos casi hasta su muerte a los 75 años de edad. Su hermano Jimmy falleció el año 2015, a los 87 de edad.   
Músicos: Jesse Lee Denson (voz y guitarra), Eddie Cochran (guitarra), Johnny Black y Connie "Guybo" Smith (contrabajo), Panamá Francis (batería), Sam Taylor (saxo), Elvis Presley (guitarra acústica), Jerry Capehart (percusión), Richard Carpenter y Karen Carpenter (coros), The 3 Hearts y la orquesta de Buddy Cole.

No hay comentarios: