miércoles, 21 de diciembre de 2016

Kenny Parchman (Jackson, 1932 - Madison, 1999)

Nacido en una de las grandes mecas del rockabilly de Tennesse gracias a sus insignes hijos del género, procedía de una humilde familia campesina, lo cual no fue obstáculo para que, viendo la afición a la música country que oía por la radio, le comprasen una guitarra cuando aun era pequeño. La madre le enseñó a tocar, pero la felicidad familiar pronto se truncó, cuando durante las navidades de 1944 se incendió la casa familiar, muriendo el padre como consecuencia de las graves quemaduras. Los supervivientes se quedaron sin nada, pero los buenos vecinos les ayudaron economicamente en esos duros momentos y la familia Parchman pudo salir adelante. El adolescente Kenny formó una banda de hillbilly con sus compañeros de instituto, actuando en los bailes locales. Pero antes de que su carrera pudiera despegar fue llamado a cumplir el servicio militar, mili que no terminó hasta 1955. De vuelta trabajó en un camión de reparto de mensajería, intentando tocar en algunos locales sus días libres con una nueva banda rockabilly entre la que destacaba el niño prodigio del piano Jerry Lee Smith, y solían tocar en los auto-cines para animar los momentos previos al pase de las películas. Su paisano Carl Perkins ofreció a Smith incorporarse a su banda, pero la madre de este no le dejó irse de gira pues el padre del chico acababa de fallecer en accidente de tráfico y temía perder a otro miembro de la familia. Fue una gran oportunidad pues, como de todos es sabido, Perkins triunfaría a la grande. De todas formas Parchman y sus chicos tendrían su propia gran oportunidad nada menos que en discos Sun, la meca del rockabilly, gracias a la amistad de Smith con Perkins y de este con el dueño de la empresa, Sam Phillips. Grabaron el single "I feel like rockin´" (1956), clasificado con el número 252 en la mítica casa, pero por oscuras razones y solo unas horas de ser editado Phillips se echó atrás y no lo sacó al mercado. Según Smith la única explicación es que el representante del grupo había dejado la ciudad de forma precipitada y Phillips no se fiaba nunca de editar nada sin tenerlo todo atado con los managers. En cualquier caso fue una tremenda decepción para Parchman y desde luego uno de los pocos errores de juicio que cometió Phillips, viendo la calidad de los temas que grabó aquel. Lo más curioso de todo es que al poco volvió para grabar el single "Love crazy baby" y de nuevo no llegó a editarse al final, y nuevos intentos también quedaron inéditos. Para que algo suyo fuese a salir a la luz Parchman, ya comprensiblemente enfadado, aceptó finalmente una oferta de los modestos discos Jaxon, apareciendo al fin el disco "Treat me right" (1957). Aun así estaba claro que la gran ilusión de Parchman era pertenecer a la factoría Sun, y volvió allí con frecuencia para retocar viejos temas y para  grabar otro gran clásico del rockabilly que tampoco saldría a la luz en su momento: "Tennesse zip". Después de que Parchman grabase el disco "Get it off your mind" (1958), Smith dejó su banda para tocar con astros del rockabilly como Billy Lee Riley o Warren Smith, así como con Los Mar Keys y otros músicos de estudio de Sun, con los que tocaría idolatrado por los seguidores del género, sobre todo en Europa. Parchman terminó tocando como fijo en un club local y el bajo en la banda de Carl Mann, sustituyendo a un inestable Eddie Bush (el cual terminaría siendo encontrado muerto en una calle de Arizona), si bien parece ser que nunca se le pagó este último trabajo. La última vez que actuó profesionalmente fue en 1975, pues desde entonces se dedicó a la construcción, haciendo tantas y bonitas casas y en tan buenas condiciones para sus paisanos (enfrentandose a la usura de los bancos) que en Jackson hay incluso una calle con su nombre. Y las vueltas que da la vida, la ola de delincuencia de los años 80 hizo que Parchman se asociase con su viejo amigo Smith, que había fundado una compañía de alarmas, para instalar en sus construcciones. Por desgracia los materiales con los que trabajaba para construir los muros (que en Estados Unidos serían un chiste si no fuese por su peligrosidad) le infirieron una enfermedad mortal que se lo llevó a la tumba cuando tenía solo 67 años.   
Músicos: Kenneth Parchman (voz y guitarra), George Sykes y R.W. Stevenson (bajo), Elmo, Bobby Cash, Ronnie Parchman y Tony Austin (batería) y Jerry Lee "Smoochy" Smith (piano).