sábado, 1 de octubre de 2016

Larry Terry (¿Normandy?, 1943)

Larry era miembro de una humilde familia con once hermanos que vivía en ínfimas condiciones en una apartada granja del sur estadounidense. En los momentos de ocio los hermanos mayores tocaban música country y Larry empezó a cantar para acompañarles, comenzando a tocar la guitarra a los once años de edad. Pronto estaba actuando en las ferias del pueblo y en los mercados a la cabeza de la banda que había formado con sus hermanos. Cuando uno de sus hermanas mayores se casó y se fue a vivir a la cercana San Luís, el adolescente Larry aprovechó y marchó a esa gran ciudad a vivir con ella una temporada para actuar en clubs y bares nocturnos. Animado por la buena aceptación que tuvo grabó algunas canciones en un magnetófono y en 1960 las mandó a los del programa Midnight Jamboree (la continuación nocturna y de menor audiencia que el mítico Grand Ole Opry). Gustó, porque le llamaron desde Nashville para actuar en el programa, y su cuñado le llevó y el chico obtuvo muy buenas críticas. Aunque la canción que eligió fue una versión de un tema country de Ray Price, para entonces los gustos de Larry hacía tiempo que habían girado hacia el rockabilly y su banda de acompañamiento se llamaban Los Hepcats, nombre que se usaba entonces para referirse a los primeros rockers. A través de un amigo contactó con Joe Adams, propietario del modesto sello Testa, de San Luís, el cual lo había fundado, al igual que la compañía publicitaria Ozark, después de la desilusión que para él supuso que su producción "Our secret rendezvous" (1957), cantada por los Kay Twins, no fuese bien  publicitada ni distribuida por Sarg Records. Pues bien Adams editó a Larry su tema reivindicativo rockabilly "Hep Cat" (1961), que el chico tenía compuesto desde 1957. La tirada fue de solo 500 copias, pero corrió como la pólvora en las emisoras de radio, gracias a la insistencia de Adams, y aunque pronto cayó en el olvido, fue recuperado por algunos revivalistas desde los años 80 como una especie de himno del rockerío. Pero en su época, con esa tirada no extrañará a nadie que su música pasase desaparcibida para la nación (además el rockabilly ya había pasado de moda) y Larry volvió a cantar en bares, principalmente country, hasta que cambió la música por un empleo más convencional.   
Músicos: Larry Terry (voz y guitarra rítmica), Hobe Cook (guitarra) y Paul Duncan (batería).