viernes, 22 de abril de 2016

Gloryvee (Santurce, 1950)

El puertoriqueño Tony Alicea sorprendió a sus padres tocando un piano de juguete siendo aun muy niño, y estos decidieron incentivar su talento musical apuntándole a clases de acordeón cuando tenía doce años, a pesar que apenas podían permitírselo dada la humildad de su origen. Aprendió a tocar la guitarra prestada de un vecino de forma autodidacta y en 1964 formó su primera banda de rock & roll, Los Wildcats. Eran, en realidad, solo unos quinceañeros que tocaban en fiestas del colegio, y Alicea decidió reclutar chicos de más talento y ganas de vivir de la música, siendo así como nacieron Los Stokes. Tocaron con mucha frecuencia en bases estadounidenses y finalmente un productor les vio, contratándoles como grupo de apoyo de una chica de 15 años a la que querían lanzar a la fama y cuyo nombre artístico era Gloryvee. Su verdadero nombre era Gloria Esther Viera Pantojas y ya había encandilado con su voz, belleza y simpatía a sus compañeros en las funciones escolares. Acompañada por los Stokes se lanzó su single algo ñoño "Soy bonita" (1965), pero las verdaderas joyas de su música aparecerían en su único álbum, con temas como el high school "Deninu",  el rock & roll "Dicen que te engaño" y el rockabilly "Deseo saber". El disco no fue un éxito tremendo, pero al menos Gloryvee, ya sin los Stokes, se hizo habitual del programa televisivo La Nueva Ola, sobre los nuevos cantantes de Puerto Rico. Mientras tanto los Stokes empezaron a ser contratados para tocar en las islas Virgenes durante largas temporadas. Por desgracia era un club playero bastante hippy (el año antes habían tocado allí The Mamas & the Papas) y la influencia de la psicodelia se hace evidente desde ese momento en su música y en sus pintas. Volvieron a las islas Vírgenes hasta 1968, año en que el resto los chicos quieren centrarse en los estudios mientras que Alicea se convierte en un hippy a tiempo completo en busca de una nueva banda. Cuando este proyecto falló, volvió a sus estudios de psicología y terminó trabajando en una compañia de componentes para Defensa en Estados Unidos. Gloryvee grabó algunos discos ye-yés y pasó como protagonista, en 1968, al programa televisivo Kalidoskopio, donde estuvo hasta 1970, año en que, siendo ya tremendamente popular en su país, empezó a presentar su propio programa, "El show de Gloryvee". Su fama se extendió de tal modo que terminó actuando en la República Dominicana y Estados Unidos. Se casó con el cantautor Tony Croatto, con el que grabó un álbum totalmente alejado de cualquier parámetro rockero en 1977. La poca repercusión del disco la llevó a dedicarse desde entonces al teatro infantil, medio en el cual cosechó algunos éxitos, como una comedia musical sobre Caperucita Roja en 1984, de la cual sacó un disco. Por desgracia en 1993 sufrió la primera de una serie de operaciones relacionadas con un tumor cerebral que, desde entonces, la mantienen alejada de los escenarios.
Músicos: Gloryvee (voz), Tony Alicea (guitarra), Walter Figueroa (bajo), Adrián Buxeda y Raúl Peonesa (batería) y Raymond Files (guitarra acústica). Gloryvee, ya en su época rubia y romántica de los primeros años 70.