jueves, 14 de mayo de 2015

Bobby Boyle (Akron, 1941 - Mogadore, 2011)

Nacido en el noreste del norteamericano estado de Ohio, se aficionó desde niño a la música country, y tras mucho tocar por la región consiguió ser fichado por la discográfica especializada Bryte (y su sucursal Roy), de Newbury, propiedad de Tex Clark. Tras grabar algunos temas típicos del género, como "My heart just cried" (1962), se fue animando progresivmente, pasando al western-swing en "Rollin´ stone" (1963), al rock & roll de "Reckless motor men", al instro de "Blue guitar" (1964), y finalmente al rockabilly de "I´m the greatest" (1965), completando su evolución. Como podeís ver llegó tarde a todos los géneros y no triunfó en ninguno, regresando al country, género donde era muy bien considerado localmente y por su discográfica. Grabó aun buenas aunque terriblemente tristes baladas, como "Loneliness should be my middle name" (1967) o "Talk to me lonely heart" (1968), pero la falta de éxito le llevó a retirarse de la música para dedicarse a la venta de seguros con el fin de alimentar a su recién creada familia. Luego se dedicó al negocio familiar de jardinería hasta el día de su jubilación, retirándose a un pueblo cercano a su ciudad natal, donde falleció a los 69 años de edad.
Músicos: Bobby Boyle (voz y guitarra) y The Revenuers.