miércoles, 22 de abril de 2015

The Pell brothers (Nueva York, 1929 - 1994, y 1936)

Los hermanos Anthony y Michael Pellegrino nacieron en el seno de una humilde familia italiana de Brooklyn, de hondas raices musicales. Su padre y su tío eran músicos a tiempo parcial y desde pequeños los regalos que recibieron solían ser instrumentos musicales de juguete donde empezó a gestarse su futuro virtuosismo. Se decantaron por la música country, que era lo que oían por la radio y cuando un amigo suyo cantante, Carmine "Slim Carter" Pellegrino (sin relación familiar), se puso enfermo recurrió a los hermanos para que le cubrieran en el sórdido club donde solía actuar. Era 1955, y lo que debía haber sido un hecho puntual se convirtió en un contrato fijo para los chicos, que en esta época tomaron el nombre artístico de The Pell Brothers (Los hermanos Pell). Empezaron a hacerse un nombre en el ahora restringido circuito country neoyorquino, haciendo un hillbilly muy alegre y evolucionado cada vez más cercano al rockabilly. Esto se hace evidente en su meritoria primera grabación, el sobresaliente híbrido "Itch to leave" (1959), para el modesto sello Event. Fueron fichados como grupo fijo de un club de Nueva Jersey que regentaban los hermanos Warren, los cuales se convirtieron también en sus representantes, consiguiéndoles no pocas actuaciones, incluyendo alguna teloneando a Faron Young y otras en su cadena de televisión local. Ficharon ahora por la discográfica Jay, un sello creado por Jim & Edith Young para editarse sus propias canciones country pero que pronto abrió sus puertas a otros géneros incluyendo el rockabilly, como demuestra su "Teenage hop" del hoy absolutamente desconocido Lee Slaughters. Los hermanos, que ahora habían alargado su nombre artístico a Hank & Sonny The Pell Bros., grabaron allí muy buenos discos, entre los que cabe destacar el rockero "Let´s rock tonight", el western-swing "Country kid" (1960) y el rockabilly campestre a medio tempo "Left to be blue" (1961). Por desgracia el éxito masivo no les sonrió y terminaron recalando en un sello menor, volviendo al country más austero y grabando un triste último tema, "Big Earl", en un disco compartido. Para 1965 ya se habían unido a una banda irlandesa que tocaba prácticamente cualquier cosa que les pidiera el público de la sala en cuestión. Luego se rebautizaron The Hudson River Boys, que actuaban solo por la zona de Nueva York y Nueva Jersey durante los años 70 y parte de los 80. Pero finalmente se retiraron de la música y Michael (Sonny) murió a los 65 años de edad.
Músicos: Sonny Pell (voz y guitarra) y Hank Pell (voz y guitarra acústica).