sábado, 7 de marzo de 2015

Roger Smith (South Gate, 1932)

Nacido en California, sus padres le apuntaron en un Conservatorio cuando solo tenía seis años, aprendiendo a actuar, bailar, tocar y cantar. Parecía que durante su adolescencia se decantaría por los deportes, destacando en este aspecto tanto en el Instituto como en la Universidad de Arizona a la que fue, pero volvió a aprovechar sus enseñanzas musicales, ganando varios concursos para jóvenes talentos haciendo música country. Así, grabó temas como "Golden yellow moon" (1956) o "Take a few steps with me" (1957), este para el sello Red Bird. Como no tuvo suerte se enroló en la Reserva Naval, se hizo piloto, y fue enviado a Hawaii, donde por casualidad conoció al gran actor James Cagney. Este, impresionado oyéndole cantar y por su buen aspecto, le recomendó que probase a hacer carrera en Hollywood. Así lo intentó, pero solo consiguió una serie de pequeños papeles en series televisivas secundarias. El lado positivo fue que conoció a la guapa actriz australiana Victoria Shaw, casándose con ella. Consiguió al fin un buen papel en la serie "77 Sunset Strip" que le dejaba tiempo fuera de temporada para desdoblarse y perseguir paralelamente su sueño musical, evolucionando tardíamente ahora hacía el rock & roll. Tras pasar por el modesto sello Garnett, donde grabó todavía el conservador "Charm bracalets" (1959), decidió cojer el toro por los cuernos e invertir en su propia discográfica: Air (cuyo nombre hacía referencia a su afición a volar). Allí grabó unos discos con títulos tan significativos como "I lost my blues to rock & roll" o "Baby, I love the rock & roll" (1960), es decir "Perdí mi alma por el rock & roll" o "Nena, amo el rock & roll". Air debía ser una especie de cooperativa entre los cantantes de música ligera Drake Morgan, Nancy Sherman y el propio Smith, pues del buen puñado de ediciones que sacaron todas eran de ellos excepto el rock & roll "Dig those kids", de un desconocido llamado Jeff Samson, y una no habitual balada high school del cantante hillbilly Harry Snyder, "Rock-A-Star moon". Sea como fuere, el éxito no les sonrió, cerraron, y Morgan emigró a Ohio, donde aun grabó un disco más, "The same old songs". Smith aun volvió a discos Red Bird, donde regrabó viejos temas, unidos a otros nuevos infinitamente inferiores, como "Wake up, wake up America" (1961). Ni a él ni a Red Bird Record les fue tampoco bien, y la discográfica cerró poco después tras un postrer y no malo disco de The Clefs: "The dream train special". Tras ello Smith tuvo que dejar no solo la música, sino su papel en "77 Sunset Strip" tras detectársele un coágulo en el cerebro y necesitar una delicada intervención quirúrgica. Se recuperó bien, pero desde entonces solo hizo papeles menores aun hasta que decidió abandonar la interpretación, y para colmo se divorció de su esposa, que se quedó con la custodia de sus hijos (Victoria moriría joven, a los 53 años, víctima de un enfisema pulmonar). Smith se casó entonces, en 1967, nada menos que con Ann-Margret (¡Menuda suerte!), dedicándose a una producción cinematográfica dedicada casi en exclusiva a ensalzar la figura de su espectacular nueva esposa y a organizar los famosos espectáculos de Las Vegas de esta durante los años 70. En los años 80 se le diagnosticó a Smith una enfermedad neuromuscular que le mantiene semi-jubilado.
Músicos: Roger Smith (voz) y The Rhythm Ramblers.