martes, 3 de marzo de 2015

Curley Griffin (Jackson, 1918 - 1965)

Natural de Tennesssee (Estados Unidos), su verdadero nombre era Malcolm Howard Griffin, pero se ganó el apodo de Curley (Rizitos) desde pequeño por la forma de su pelo. Tenía una enfermedad en la vista que le dejó prácticamente ciego, por lo que acudió a un colegio especilizado. Tras diversos trabajos consiguió, ya pasada la treintena, un trabajo como pincha-discos en una emisora de su localidad a principios de los años 50, Allí conoció a un joven cantante local llamado Carl Perkins que consiguió con su insistencia que Griffin le grabase algunas maquetas en el estudio de la emisora. El entusiamo del joven hillbilly fue contagioso y pronto Griffin se puso a componer algunos temas que parecían adecuados para el chico. Mejorados por Perkins, así es como nacieron temas hoy míticos del incipiente rockabilly como "Dixie fried" y "Boppin´ the blues". Metido en jarana, Griffin se animó a grabar sus propios temas, pero al no encontrar a nadie que se los editase fundó su propia discográfica: Atomic. Allí se auto-editó tempranos rockabillys propios como "I´ve seen it all" (1955), el estupendo "You gotta play fair" (1956) o "Got rockin´ on my mind" (1957), pero sin ningún éxito. Grabó también en discos Westwood, pero estos temas ni siquiera llegaron a ver la luz. Siguió ligado en cierta forma a Perkins cuando triunfó y cuando su carrera se truncó por culpa de un accidente de tráfico, pero la suya terminaría todavía de forma más abrupta, pues fallecería con solo 36 años de edad.
Músicos: Curley Griffin (voz y guitarra).