viernes, 20 de marzo de 2015

Chuck Jones (Franklin, 1940)

¿Cuantos cantantes de rockabilly de la edad dorada pueden presumir de haber grabado más de un centenar de singles? Con los dedos de las manos se pueden contar, y uno de ellos es el totalmente desconocido hoy día Marc Stewart Simpson, que tal es su verdadero nombre. Nacido en un pueblo del norteamericano estado de Kentucky, en su adolescencia se enamoró del rock & roll y fue fichado por el nuevo sello de Memphis especializado en el género Hi, que esperaba de esta manera hacerle la competencia a sus míticos vecinos de Sun Records. Acreditado con el nombre artístico de Mark Taylor, grabó allí un único single, el high school "Linda Lou" (1958), que no fue nada bien y convirtió a Taylor en uno más de los fracasados y olvidados proyectos de la compañía. Él sin embargo confiaba en las posibilidades del tema y lo regrabó en discos Judd de Alabama, donde vieron algo en él, grabándole otro single, el quizá más pulido "I´m waiting just for you" (1959). Las ventas fueron tan escasas que optó por empezar de cero, cambiándose el nombre a Chuck Jones. Le movía una moral y un ánimo sin límites, y cuando se le cerraron las puertas de las discográficas recurrió a los estudios Globe, una empresa que dirigía el matrimonio Maxwell que se dedicaba a editar vinilos auto-producidos por el artista en cuestión pero con apariencia de ser hechos por una discográfica de verdad. Así, Jones y los Maxwell idearon discos Belle Meade, donde editó la increible cantidad de más de una quincena de discos de rockabilly y rock & roll, algunos de ellos realmente buenos, como "You´ve got the wrong baby, baby" (1959) o "I flip for you baby" (1960), por citar algunos ejemplos. Tal aluvión de canciones no fue recompensada por el éxito y Jones decidió usar ahora el nombre Sammy Marshall, tratando de encauzar ahora su carrera como un cantante high school y de bailes de moda, emigrando ahora al norte, donde los rockers aun tenían oportunidades de prosperar. En Detroit reclutó a un conjunto llamado The Keynoters, luego rebautizados The Key-Notes, y juntos se fueron a Milwaukee, grabando el tema instrumental "Until eternity" (1961) con una prescindible balada cantada por Marshall en la otra cara. Mientras los Key-Notes intentaban prosperar, sin éxito (nada que ver con Los Key Notes, sin el guión, otro grupo instro que grabó "Pyramid" unos años atras), Marshall tuvo que emplearse como cantante de clubs y grabando EP´s conjuntos, compartidos con otros artistas de cuarta fila que esperaban de esta forma ahorrar costes y ver si a alguno le sonaba la flauta. Entre sus compañeros de infortunio había nombres como Kris Arden (un cantante de country-pop que ya había grabado en Nashville con unos grupos llamados The Fads o The Rays), Ronnie May o La Chica Misteriosa, tan desconocidos entonces como ahora. Era una táctica acaparadora y tacaña habitual del modestísimo sello Brosh que nunca le dio resultado, aunque en su defensa hemos de decir que siempre apostó por la buena música, destacando su mejor intento: Charles Epps y su magnífico "Rock with the boogie" (1962), otro cantante del que nunca más se supo. Marshall y Arden decidieron probar suerte de otra forma y se fueron juntos a otras discográficas, grabando cada uno en una cara de los baratos singles que iban editando, el segundo de ellos haciéndose acompañar por sus Rays, aunque a veces acreditados como The Sun-Rays. No obstante sus mejores momentos llegaron cuando separaron sus caminos, así Marshall editó muy buenos discos de rock & roll, como "Baby, I´ll be there" (1962) o "A dancin´ with Sue" (1963), así como un muy interesante dueto con Mary Kaye, "Rock and roll boogie beat", mientras que Arden editó "No love", su tema más rockero. Luego Marshall formó una orquesta que acompañó a Arden (a veces mal escrito como Arlen) en algunas de sus siguientes grabaciones, aunque ahora también aceptó hacer un rock bailable, comercial y un poco tonto, como "Rock and roll hula", escondido bajo un nuevo pseudónimo: Ben Tate. No era el único, en un caso patológico de múltiple personalidad empezó a desdoblarse también en Terry Bruce (algo más psicodélico), Johnny Cargill (para su faceta country), Sonny Marshall (haciendo algunos high school pero bastante orquestados ahora, entre los que cabe destacar "Bubble gum Betty"), Sonny Marcell, (grabando con este nombre muy buenos temas como "It´s a very fine day" (1964) o "Hey say baby") o Sonny Maracel, registrando con este último apodo algunas canciones ya más enfocadas al estilo crooner, como "When I´m alone" (1965), "Rose, throw your rose" (1966) o "Stranger" (1967). No estaban las lineas tan definidas como aquí he expuesto, por ejemplo, con el alter ego de Tate también hizo de crooner en una serie de piezas de temática patriotera y presidencial, pero nada de esto funcionó, y volvió a Brosh, usando casi todo el rato su nombre de Sammy Marshall, esta vez compartiendo EPs con otros relegados de la música de otros estilos como la popera Cara Stewart, Tony Rogers o el vaquero cantante Jerry Dee. Todavía le quedaba espíritu para incluir temas medianamente rockeros, como "Just like a jet plane" (1969) o el high school "Teen age tears" (1970). Nuevos fracasos le impulsaron a aparcar definitivamente sus otras identidades para centrarse en la de Tate, editando algunos discos de música ligera como "Leaving with the tide" (1971), "I love your smile" (1973) o "You insulted me" (1976). Todos estos discos, todo sea dicho, editados en sellos ideados por el propio Jones o por cualquiera de sus desdobladas personalidades, en comandita con los Maxwell. Cuando los Maxwell cerraron su factoría de discográficas en serie, se pasó al country & western puro y duro recuperando su nombre original de Marc Stewart, haciendo algunas grabaciones que pasaron desapercibidas durante los años 80. El irreductible Stewart / Taylor / Jones / Marshall / Marcell / Tate / Cargill / Maracel / Bruce sigue tocando en pequeños clubs de Nashville y Kentucky así como en el festival de bluegrass de su pueblo natal.
Músicos: Chuck Jones (voz y guitarra), Kaye Golden (coros), The Rockets, The Rays (luego Sun-Rays), The Links, The Keynoters (luego Key-Tones), The Gold Coast Boys, The Collegians y The Party Crashers (uno de los mejores nombres de grupo de la Historia).