domingo, 29 de marzo de 2015

Brenda Holly (Evansville, 1948)

Nacida en el norteamericano estado de Indiana, era un auténtico prodigio que sorprendió a familiares aprendiendo a cantar country antes que a hablar. Como además era graciosa y bonica sus padres pensaron que tenían un diamante entre manos (como todos, cegados por el amor, aunque su hijo sea un auténtico mojón. No era este el caso) y la exhibieron en fiestas y bailes, apodada con el reclamo de "El encanto del country de Indiana". Finalmente se la llevaron al empresario local Floyd Wiseman, que regía el sello Brite Star especializado en country y, además, muy receptivo con jóvenes artistas femeninas. Little Brenda, como se la apodaba, apoyada por la banda de la casa, Los Lonesome Valley Boys, y por el cantante y apuesta principal de Wiseman, Ray Guyce, grabó el single "Lonesome music" (1959). Se trata de un tema country que basa su único supuesto atractivo en que quién lo interpretaba era una niña y donde quedan en evidencia las limitaciones de la Pequeña Brenda, excepto para sus progenitores, y los rudimentos de la grabación. Tras otro single por el estilo, "Yankee can´t go home", con Guyce (que habia pasado también a cargos directivos de Brite Star) como manager, apareció en radio y televisión locales y en el Western Jamboree. Pero estaba claro que en esos momentos el country no era el género más adecuado para una chica, y Holly se convirtió al rockabilly como sus inquietudes pre-adolescentes reclamaban. Como en Brite Star se seguía confiando exclusivamente en el country hasta el fin (aunque podemos destacar algunos grandes temas, como "Rattle your rockets", del propio Guyce), Holly se pasó al sello Eunice, propiedad de Bill Springer y Bob Hollingsworth, mucho más receptivos con los nuevos géneros y donde ya se había ido una compañera, paisana y amiga de Holly en Brite Star, Glenna Dene. A Holly (ya sin el apelativo de "Pequeña") se le reservó la segunda edición de la casa, el muy buen high school "First love, first broken heart" (Primer amor, primer desengaño), reflejando las pequeñas tragedias adolescentes, algo que a simple vista parecía acentuarse en la otra cara: "My palomino and me" (1960). Ejem, bueno, llegados a este punto hemos de decir que en Estados Unidos un palomino es un caballo dorado con crines blancas. Holly hizo poco después el rockabilly "Crazy little heart" (1961) acompañada por un grupo llamado The Blaze Makers que le pone entusiasmo, pero parece que es la primera vez que tocan. Despues de que Eunice cerrase sus puertas a mediados de los años 60 suponemos que Holly completaría sus estudios y se retiraría de la música para formar una familia, como les pasó prácticamente a todas las pioneras del rock & roll. A día de hoy vive todavía en su pueblo de toda la vida.
Músicos: Glenna Dene (voz), Darwin Nelson, The Lonesome Valley Boys y The Blaze Makers