sábado, 21 de febrero de 2015

Marty Roberts (Chenoa, 1918 - St. Petersburg, 2009)

Nacido en el norteamericano estado de Ilinois, su verdadero nombre era Martin Robert Schopp y desde su infancia empezó a cantar y tocar música country. Todavía estaba en el intituto cuando empezó a pinchar discos en la radio local y poco después consiguió un puesto en el grupo de hillbilly The Tennessee Ramblers, el más popular de Tennessee en esos días. Cuando algunos miembros de la banda la dejaron, Roberts se fue abriendo pasó hasta el puesto de vocalista, y como tal aparece en algunas de sus grabaciones para discos Bluebird a finales de los años 30 y en la película del Oeste "Riddin´ the Cherokee Trail" (1941), acreditado como Tex "Feliz" Martín, y poco después ya aparecía regularmente en un importante programa radiofónico de Chicago. Pero la entrada de su país en la Segunda Guerra Mundial y su llamada a filas truncarían esta polifacética y prometedora carrera. Al menos sobrevivió, y a su vuelta a casa trabajó un tiempo más como pincha-discos hasta que grabó el mediocre villancico "Let´s give Santa Claus a Christmas" (1951) en el sello Dome, ya acreditado como el solista Marty Roberts. No obstante las ventas fueron buenas localmente y editó un single más, el country & western "My last battle" (1952). Se instaló en Cincinnati, entonces una de las mecas de la música hillbilly, y fichó por el sello Coral, donde grabó una seríe de discos del género, entre los que destacan "You fool, you fool" (1953), el satírico "Brand new love affair" (1954) o "Big black horses" (1955) donde ya se intuyen ciertas influencias del rock & roll. "Baby" (1956), ya en el sello Arc, es una parodía, muy en su linea, del recién surgido rockabilly. Así, la única letra de la tópica canción consiste en decir todo el rato baby, con los típicos gallos e hipos del género. Roberts se reía del rockabilly, como se reía de todo, pero no lo veía con antipatía ni mucho menos, solo como una especie de exageración juvenil del hillbilly. Esto lo demuestra haciendo otras grabaciones más serias, no mucho, entre las que destacan "21 carpenters" o el tema instrumental "Tangle-Weed". La falta de éxito de sus temas más rockeros (no era competencia para los nuevos y jóvenes cantantes rockers) le empujó a apartarse de los escenarios para centrarse en su carrera de pincha-discos. Ejerció en Cincinnati hasta 1958, año en que se instaló en Decatur (Ilinois), donde alcanzó gran popularidad. Cuando se jubiló se retiró a un pueblo de Florida del que se había enamorado cuando estaba de gira con los Tennessee Ramblers (los cuales se habían disuelto en 1954), donde murió a los 91 años de edad. 
Músicos: Marty Roberts (voz y guitarra), The Nightriders y The Saxons.