lunes, 19 de enero de 2015

Chuck Atha (Duluth, 1932 - Lawrenceville, 2004)

Nacido en el norteamericano estado de Georgia, Atha se apasionó por la música hillbilly desde su infancia. Cuando aprendió a tocar la guitarra de forma autodidacta sorprendió a familiares primero y a amigos después haciendo imitaciones de grandes cantantes de hillbilly. Luego formó el conjunto del género The Dixie Ramblers, junto a los hermanos Still, tocando en fiestas de pueblo o de colegio y haciendo alguna actuación radiofónica. Pero parecía ser el único que quería vivir de la música, y los chicos separaron caminos, enrolándose Atha en el conjunto Gid Tanner & the Skillet Lickers, hasta su ingreso en el ejército. Cuando se licenció volvió a casa y se casó, en 1952, y empezó a tener hijos. Pero era joven aun, y como tantos otros de su generación se pasó al rockabilly en cuanto lo escuchó, y grabó en el modesto sello Stars la canción "Ooh-Ee (What you do to me)" (1956), un genial rockabilly que todavía hoy suena fresco y que no recibió, y sigue sin recibir, la atención merecida. Tras trabajar para Bill Anderson un tiempo, grabó en Fox Records la balada "This love in my heart" (1958) que llevaba en la cara B el más animado rockabilly "Just me and my baby", pero de nuevo las ventas fueron pobres y Atha volvió a la carretera y a sus imitaciones. Tras actuar en algunas fiestas populares por el estado haciendo su número, llamó la atención del pincha-discos de Alabama Elmer Snodgrass, que le fichó para su grupo de acompañamiento The Musical Pioneers. Así es como Atha pasó a formar parte de esta troupe itinerante (llevándose con él a los Still) donde, entre otras atracciones, Snodgrass contaba chistes, donde actuaba el campeón nacional de violín Stanford Lee (que había tocado para Patsy Cline), donde cantaba una atractiva joven llamada Helen Farmer, y donde desde ahora él hacía imitaciones de estrellas del hillbilly para regocijo del entendido, en esas lides, público. Consiguieron finalmente un puesto fijo en una radio local, donde los domingos hacían gospel, y los sábados cantaban country de forma conjunta. Como se hicieron bastante populares en el Sur los de discos Decca les editaron un single, "Until today" (1960), que llegó al puesto número 30 de las listas country, y donde la voz principal la pone Atha. Tras tocar en el Grand Ole Opry, siguió "What a terrible feeling" (1961), pero esta vez las ventas fueron flojas y Decca prescindió de ellos. Poco después Snodgrass dejó la banda (moriría en 1970), la cual no tardaría en separarse. Lee tocó entonces para grandes del country y del rockabilly, incluyendo a Wanda Jackson, pero hoy solo toca en la iglesia donde su yerno ejerce como pastor protestante. Atha, por su parte, siguió cantando hillbilly en el circuito de clubs sureño durante los años 60, llegando a grabar un par de postreros discos en modestísimos sellos, entre los que destaca el tema "Lips that lie" (1966). Finalmente aceptó un trabajo más convencional, como reparador de electrodomésticos, pero a la vez tocaba los fines de semana, guitarra y bajo, en el Club Cactus, de Atlanta (acompañando a los grandes artistas del country que pasaban por allí). En 1974 consiguió un empleo liderando la banda oficial del club Silver Saddle, de Decatur, empleo en el que estuvo hasta su cierre en 1994. Tras recibir multitud de homenajes a su carrera, falleció como consecuencia de un infarto a los 72 años de edad.
Músicos: Chuck Atha (voz y guitarra), Bob Still y Gene Still (guitarra), David Jones (piano y guitarra), Paul Aiken, Stanford Lee y Elmer Snodgrass (violín) y Helen Farmer (guitarra acústica y coros).