martes, 7 de octubre de 2014

Link Davis, (Sunset, 1914 - Houston, 1972)

Nacido en un pequeño pueblo tejano y criado en otro, su pasión por la música empezó a manifestarse a partir de que su padre, con el fin de incentivarle, le comprase un violín cuando el chico tenía diez años. Pronto él y tres de sus siete hermanos habían formado un grupo de hillbilly que iba tocando por los bailes de los alrededores, pasando la gorra al final para sacarse algunos centavos, si bien su primera actuación realmente profesional la hizo en una emisora de radio de las afueras de Dallas (a donde se había trasladado su familia) cuando solo tenía quince años. Para Link la influencia del western-swing que empezó a oir en la radio en los años 30 fue fundamental, por lo que se enroló en los Crystal Spring Ramblers, un conjunto de este estilo, radicado en Fort Worth, en el que él era no solo violinista sino también cantante. Los chicos grabaron en el sello Vocalion en fecha tan temprana como es 1937, y no es de extrañar dada la cantidad de talentos concentrados allí, ya que de allí saldrían algunas de las lumbreras del western-swing posterior, tocando incluso para estrellas del country como Bob Wills. De hecho esa fue la perdición de los Spring Ramblers, requeridos por tantos que no podían dedicarse a su propia banda, por lo que se disolvieron. Convertido en un talentoso multi-instrumentista, a Link no le iba a faltar el trabajo ni mucho menos y tras pasar por varias bandas recaló en otra de For Worth llamada Derwood Brown & the Brownies, que curiosamente para un grupo country, tenía un pianista negro. Actuaron no solo en Tejas, sino también en Nuevo Méjico. Pero en 1943 Link se incorpora al ejército para echar una mano en la Segunda Guerra Mundial, aunque por circunstancias que no han trascendido (seguramente algún tipo de impedimento físico) es desmovilizado en unos meses, antes siquiera de haber salido hacia el frente. Se pone a trabajar entonces con el grupo de apoyo de Cliff Bruner, Los Texas Wanderers, ahora tocando el saxofón, que se había convertido en su instrumento favorito. Tras grabar con ellos un disco en 1944, forma su propia banda, The Blue Bonnet Playboys, aunque mientras se abren camino debe emplearse como saxo de Leo Soileau, un cantante cajún. Esto y el hecho de casarse en esos momentos con una chica cajún (mezcla franco-canadiense e india) hizo que Link se inmiscuyera tanto en esa cultura que la música cajún pasó a formar parte importante de su repertorio y estilo. La incipiente entonces discográfica Imperial se fija ahora sí en el mestizo estilo de los Blue Bonnets y les ficha, editándoles nada menos que ocho discos, entre los que hay que destacar el tema "I´m blue as any (french man) cajun can be" (1947), que Link grabaría varias veces a lo largo de su carrera. El nacimiento de su primer hijo obligó a Link a pluriemplearse tocando no solo con los Bonnets, sino también con diferentes instrumentos para cualquier grabación en los estudios locales, incluyendo nuevas de Bruner (1948) y de Buck Roberts & the Rhythmairs (1949). A pesar de eso los gastos eran muchos y la familia Davis se trasladó a Oklahoma en busca de mejores oportunidades musicales, pero fue un fiasco. En la ruina, volvió a Tejas, donde su amigo Harry Choates le había ofrecido formar parte de su banda, con los tocó en varios clubs y grabó algunas canciones (un par de las cuales, inéditas, cantaba Link). Para entonces la banda Choates / Davis había evolucionado hacía un western-swing animado y salvaje en escena, acercándose al proto-rock & roll como demuestra su "Have you heard the news?" (1950), versión del "Good rockin´ tonight". Pero en cuanto ganaron algo de dinero la banda se disolvió, sobre todo debido a que a Choates le quemaba en las manos y no comprendía tener que trabajar mientras aun tuviese. Así las cosas Davis se fue a Los Western Rangers, la banda de apoyo de Benny Leaders, que pronto cambiará el nombre a The Bayou Billies. Pero cuando el sello Columbia les ficha con la intención de estrenar su nueva subsidiaria de hillbilly, Okeh, será Link el elegido para ser lanzado como cantante solista. Su un tanto aburrido tema cajún "Blue Mamou" (1952) fue todo un éxito entre esta comunidad, Cuando Leaders es llamado a filas, Davis queda como único líder de la banda y en su próximas grabaciones aparecerá acreditado primero como Link Davis & the Bayou Billies, y después simplemente como Link Davis, aunque sin éxito. Por ello Columbia no le renueva el contrato y de nuevo se ve abocado a trabajar de músico de estudio para infinidad de artistas country. Ahora la influencia de Leaders y de los tiempos también le hace mella, y cuando Link consigue grabar nuevamente, ahora en sellos modestos, lo que hace es el rock & roll "Grasshoper" (1955) y poco después su coherente evolución natural continúa hasta el espléndido rockabilly "Sixteen chicks" (1956). Siguieron otros temas rockeros, incidiendo muchas veces -y no sé porqué- en el tema de los insectos, pero lo mejor suyo de esta época es la balada doo-wop "Memories of you" (1958) y el rockabilly a medio-tempo "Permit blues" (1959) -ya acompañado por su nueva banda, The Cajuns-, grabado este último en su recién creado sello, Tanker. De todas formas es más de destacar históricamente en estos momentos su labor al saxofón en el clásico inmortal del rock & roll "Chantilly Lace", de Big Bopper. Pero Link era ya mayor para triunfar de verdad en el mundo del rockabilly entre tanta joven competencia, a pesar de que no les iba a la zaga en dinamismo y talento. En los años 60, aunque trató otros géneros, no abandonó el R&R, con una fidelidad que muchos de más fama quisieran, destacando "Come dance with me" (1961) y, como no, otro tema insectívoro, "Beatle bug" (1963). La falta de resultados económicos le devolvieron a los estudios, esta vez haciendo casi exclusivamente música cajún, hasta que en 1967 sufrió un infarto que le relegó a una silla de ruedas y le imposibilitó prácticamente de salir de casa. Su salud fue empeorando progresivamente hasta que falleció cuando solo tenía 57 años de edad. Afortunadamente los genes son los genes, y uno de sus hijos toca en varios buenos grupos, incluidos Sons of Cajun Crawdaddy, y otro es integrante de Asleep at the Wheel, posiblemente la mejor banda de western-swing de finales del siglo XX.
Músicos: Link Davis (voz, saxo y violín), Benny Leaders, Hal Harris y Junior Beck (guitarra), B.D. Williams, Sue Romero y Buck Henson (contrabajo), Herschell Marson (batería), Pee Wee Calhoun, Art Deorio, Carol Broussard, Doc Lewis y Ray Holder (piano), Harry Choates (violín), Jimmy Grabowski y Jesse James (steel guitar) y Hub Sutter (clarinete). "Sixteen chicks".