jueves, 28 de agosto de 2014

Bill Doggett (Filadelfia, 1916 - Nueva York, 1996)

Nació en el norteamericano estado de Pensilvania del seno de una madre pianista de iglesia, que le introdujo en el instrumento cuando el niño tenía nueve años. Demostró tal talento para las teclas que cuando tenía quince años ya tocaba en un grupo de jazz local. Pronto el grupo fue creciendo hasta convertirse en una de las mejores big band de swing del estado, con Doggett ya como líder. Es por ello que llamaron la atención del carismático director de orquesta Lucky Millinder, que la compró para dirigirla y explotarla, incluyendo al propio Doggett. Pero este, que ya había empezado a destacar tambièn como compositor, dejó la banda en 1942 para unirse a Los Ink Spots, entonces el mejor grupo de rhythm & blues vocal, como arreglista y pianista. Les dejó para formar una nueva orquesta, que llegó a grabar un disco pre-rockero acompañando a la cantante Helen Humes, el estupendo "Be-baba-leba" (1945). En 1947 fue fichado por el mismísimo Louis Jordan para su grupo de acompañamiento, Los Tympany Five, co-componiendo algunos de los temas de este, como "Saturday night fish fry" (1949), que como otros temas del genio, ya anticipaba claramente muchos aspectos del rock and roll, a la vez que empezaba a decantarse por el órgano hammond más que por el piano.Ciertas desavenencias con Jordan le empujaron a llevar una carrera en solitario, fichando en seguida por la prestigiosa discográfica King. Se especializó en temas intrumentales de rhythm & blues, pero su mayor bombazo y mejor tema fue "Honky tonk" (1956), un rock & roll intrumental, hoy todo un clásico, que llegó al número uno de las listas de rhythm & blues y al dos de las totales. Luego vinieron "Ram-bunk-shush" (1957), "Hold it!" (1958) o "Monster party" (1959) menos inspirados y más tranquilos, pero que también se vendieron bien, mientras que para redondear ingresos también hacía de arreglista para las más grandes figuras del jazz. Los años 60 no fueron tan buenos para él, sobre todo desde que el rock intrumental entró en franca decadencia, aunque discos King siguió confiando en él, que había sido uno de sus mayores valores. De todas formas aun podemos destacar en esta época su gran versión del "Night train" (1964).No le faltó trabajo de todas formas, ya fuera dando conciertos o como arreglista, y así siguió prácticamente hasta el día de su muerte, a los 80 años de edad, víctima de un ataque al corazón.
Músicos: Bill Doggett (teclados), Floyd Smith, Billy Butler ,Sam Lackey y Pete Mayes (guitarra), Red Holloway, Clifford Scott, Percy France, David "Bubba" Brooks, Clifford Davis y Floyd "Candy" Johnson (saxo) y Helen Humes, Edwin Starr, Toni Williams y Betty Saint-Clair (voz). "Honky tonk"