jueves, 17 de julio de 2014

Mark Damon (Chicago, 1933)

Nacido en el norteamericano estado de Ilinois, su verdadero nombre es Alan Harris y desde muy joven soñó con triunfar en el mundo del espectáculo. Tenía presencia y desparpajo y se trasladó a California con la intención de hacerse actor en los platós de Hollywood. Los comienzos fueron duros y solo consiguió papeles sin demasiada importancia en efímeras series televisivas de los primeros años 50, donde solo debemos destacar su participación en la gran "Alfred Hitchcock presenta...". Tras un par de papeles secundarios en mediocres películas bélicas y tomar el nombre artístico de Mark Damon, la llegada del rock and roll y el filón de películas para adolescentes, Damon se especializó en papeles de joven problemático en burdos intentos de prolongar el éxito de "Rebelde sin causa" y grandes films similares. Así, tenemos "Young and dangerous" (1957), donde interpreta al líder de una banda dedicada a montar broncas y correr en hot-rods, "Life begins at 17", que se centra en las fraternidades estudiantiles, y, sobre todo, "The party crashers" (1958), en la que interpreta al líder de una pandilla que se dedica a reventar fiestas ajenas. Pero es que además Damon grabó un par de temas de suave rockabilly para el película que editó el sello Wynne. No fueron grandes éxitos pero su doble mundo músico-actor le granjeó cierta fama añadida y propició que apareciera cantando en programas de televisión. Como era guapo se le intentó convertir en un ídolo de adolescentes en masa, pero la cosa no prosperó a pesar de que se le habían buscado los mejores músicos disponibles. Así las cosas se centró en su carrera de actor, consiguiendo al fin protagonizar una película mejor y de temática más seria como lo fue "La caida de la Casa Usher" (1960), una más de las fantásticas aunque libres versiones que Roger Corman hizo de obras de terror de Edgar Allan Poe. Por desgracia las cosas no fueron a mejor y tuvo que refugiarse primero en la televisión y luego en Europa, haciendo películas de romanos primero y luego spaguetti-westerns. de este último género debemos destacar sus títulos "Johnny Yuma" (1966) y "¿Quién grita venganza?" (1968). Los años 70 fueron peores para él, sumido en pobres coproducciones europeas donde su caché ya había bajado de forma alarmante, y sumido en problemas sentimentales por sus matrimonios con la actriz alemana Barbara Frey y con la también actriz Margaret Markov. Hizo lo correcto y dejó la interpretación para dedicarse a la producción, triunfando casi de forma inmediata en esta faceta al llevar a cabo esa obra maestra del cine bélico que es "El submarino" (1981). Desde entonces ha seguido como uno de los productores más importantes de Hollywood ("Nueve semanas y media", "Cortocircuito", "Stalingrado", "Monster", "Beyond the sea" -la biografía de Bobby Darin-, y un largo etcétera).
Músicos: Mark Damon (voz), Los Jordanaires (coros) y la Orquesta de Jimmy Duncan. "You ain´t no baby" (1958), un tema high school de Damon.