viernes, 16 de mayo de 2014

The Country Lads (Washington D.C., 1955 - 1958 y Portland, 1956 - 1957)

 A la izquierda Graves, a la derecha Flood. 
 
Dos grupos al menos han grabado bajo este nombre.
Empezemos con los de la capital estadounidese: Dick Flood aprendió a tocar la guitarra de niño en los campamentos de verano que organizaba la Asociación de Jóvenes Cristianos (Y.M.C.A.) de su Pennsylvania natal. Billy Graves, un año menor que él, nació en un pueblo de Delaware, y se aficionó desde su adolescencia a la música también. Ambos se encontraron durante su reclutamiento e instrucción para la Guerra de Corea y trabaron buena amistad, aunque sus caminos se separaron entonces, cuando Flood fue destinado a una base aérea en Filipinas. Fue allí que formó su primer grupo musical, la banda de country The Luzon Valley Boys, que se dedicaron a entretener a la tropa en las diferentes bases y que incluso llegaron a actuar ante el presidente filipino. De vuelta a casa organizó en Filadelfia una banda llamada The Four Denims que interpretaban los temas que él había compuesto en Asia, pero las cosas no funcionaron como esperaban y el grupo se disolvió. Fue entonces cuando se reencontró con Graves, formando ahora el dueto The Country Lads, que en principio hacían un country acelerado que les hizo ganarse una plaza como banda fija, durante un tiempo, del importante programa televisivo de Jimmy Dean, teloneando en este tiempo a gente de la talla de Johnny Cash o Wanda Jackson. Consiguieron gran popularidad en el distrito Columbia, siendo fichados por el sello homónimo, que les editó dos buenos singles entre los que destaca el tema "I won´t beg your perdon" (1957), pero ahí pareció quedar todo, a las puertas del éxito, separándose poco después. De todas formas los dos amigos fueron captados por Buddy Deane, un famoso y carismático presentador televisivo (inmortalizado más tarde por John Waters en "Hairspray"), y Fred Foster, un productor amigo de Flood que acababa de fundar el rockeril sello Monument y necesitaba artistas de rock & roll con los que introducirse en el mercado. Deane, como manager e imagen del sello, se centró primero en Graves como solista, cuyo primer tema como tal fue el country acelerado "Gotta travel on" (1958), original de Billy Grammer, que fue un tremendo éxito nacional. La segunda edición con Monument fue el baile rockero "The shag (is totally cool)", compuesto por Flood (que se había convertido en accionista del sello), que Graves intentó poner de moda basándose en un tipo de baile originario de las Carolinas (mezcla de Charleston y danzas de pareja en bailes de graduación), recurriendo a trucos baratos como la apostilla al título: "Es totalmente guay". Fue bastante bien en la costa este estadounidense, saliendo de gira por allí Graves y Grammer y convirtiéndose en habituales de algunos programas de televisión. Gracias a esto "The shag" (El cormorán) llegó al puesto 53 de las listas nacionales. Pero, aunque su baile todavía se recuerda en Washington D.C. bailándose en momentos de desenfreno en no pocos bares juerguistas (y es el baile oficial de Carolina del Sur), la carrera de Graves prácticamente acabó ahí, ya que sus siguientes singles, entre los que debemos destacar "Midnight bus" (1959) y "Mount Fujiyama" (1960), temas animados y de rock & rolll, aunque un tanto simples, no tuvieron apenas repercusión. Flood, por su parte, se había convertido en un reputado compositor, ganándose el sobrenombre de Flip Side Flood, porque muchas de sus composiciones se reservaban para las caras B de muchos singles de éxito, entre ellos algunos temas para Roy Orbison. Pero también siguió cantando como solista, como demuestra su éxito con "The three bells" (1959), aunque la versión que hicieron The Browns le sobrepasaría ampliamente. Este tema, un tanto conservador de más, tiene sin embargo el mérito innovador de ser la primera vez que se usaba una orquesta sinfónica para un tema country y de que usaba como coros, de forma conjunta, a Los Jordanaires y las Anita Kerr Singers. Su falta de éxito en los siguientes singles le empujó a vender sus acciones en Monument y dejar el D.C. en 1960 para instalarse en Nashville. Allí se convirtió en un habitual del programa Grand Ole Opry, formando después el grupo The Pathfinders, que se dedicó sobre todo a tocar en bases militares. Grabó también en solitario el tema honky-tonk "The hell bound train" (1961) para Epic, una subsidiaria entonces de Columbia. Era excelente, pero a pesar de que hablaba de la redención del hombre los pincha-discos no lo ponían porque las primera frases eran muy duras para la época. Mas suerte tuvo con "Another stretch of track" (1962), que llegó al número 20 de algunas listas, y desde luego con su composición "Troubles back in town" ese mismo año, que los Wilburn Brothers convirtieron en un flamante número uno y que él mismo grabaría tres años después. A finales de los años 60, dedicaría buena parte de su tiempo a Los Pathfinders, tocando en las bases americanas en el Pacífico para apoyar a las tropas que iban a morir a Vietnam. Fue allí que contrajó el dengue y casi se muere, pero de vuelta en casa fundó discos Totem, en el que editó un par de singles de poca tirada en 1967. Lo siguió intentado sin éxito en diferentes discográficas, hasta que ya cansado, en 1972, hizo desaparecer a Flood para reaparecer con la nueva identidad de Okefenokee Joe, un cantautor country de los pantanos de Georgia que se dedica a loar a la madre naturaleza y a defender los derechos de los animales ante el acoso incesante del hombre. Sus composiciones, aunque no bendecidas por las grandes ventas, han alcanzado bastante popularidad y ha conseguido, y en eso sigue, recabar grandes apoyos para su causa.
Los Country Lads de Oregón eran un dueto mucho más rocker (formado por Bruce Turner y Leon Mach) que grabó un buen EP de rockabilly en la discográfica Ruby Tone, en el que destacaba el tema "I asked her" (1957). El éxito no llamó a su puerta y además los de Columbia presionaron para que se cambiaran el nombre. En vista de ambas cosas decidieron separarse, iniciando Mach, una breve carrera en solitario, en la que destaca el single aun rockabillero "You hurt me so" (1961).
Poco después la modesta discográfica Fredlo edita nuevos discos de The Country Lads, como el country "Have you ever been in love before?" (1962) o el rockabilly instrumental "The V. Spike boogie" (1964), pero no podemos certificar si se debe a un breve reencuentro de Graves y Flood o bien de Mach y Turner (parejas que jamás perdieron la amistad), formando un sucedaneo o bien, más bien, de un grupo diferente (aunque es raro que eligiesen el mismo nombre), ya que en esta ocasión el vocalista ocasional es un tal Zeb Lewis.  Por si esto fuera poca complicación, había otros Country Lads más en Lexington (Nevada), aunque estos creo que  no llegaron a grabar, y hay otros en Austealia. También había una banda de country puro llamada Dale Spinks & the Country Lads en los primeros años 60.

Música: Country Lads de Washington: Billy Graves (voz) y Dick Flood (guitarra y coros). Country Lads de Oregón: Bruce Turner (voz) y Leon Mach (voz y guitarra). "I asked her", de los de Oregón.