lunes, 26 de mayo de 2014

Buck Owens (Sherman, 1929 - Bakersfield, 2006)

Nacido en una granja tejana, su verdadero nombre era Alvis Edward Junior, pero siendo un niño prefirió que todos empezaran a llamarle Buck, como al burro de la familia. Aunque atendió al colegio en la cercana Garland, eran tan pobres que Buck tenía que trabajar tanto como su homónimo y la Gran Depresión les afectó enormemente, debiendo emigrar a Mesa, Arizona, en 1937, en busca de trabajo. Allí Buck (el chico, no el burro) empezó a tocar y cantar música country, haciendo pronto un simpático dúo con un muchacho local llamado Britt, consiguiendo algunas actuaciones en la radio local, donde con el tiempo llegaron a tener incluso un breve programa propio. Pero cuando se casó Buck se dió cuenta que necesitaría un trabajo más serio para alimentar a su familia, de forma que se empleó de camionero. En uno de sus viajes recaló en Bakersfield (California) y, enamorado de la zona, decidió establecerse allí con su mujer, en 1951. Para esta época ya era un consumado guitarrista y consiguió trabajo como músico de estudio en Capitol Records, grabando para mergentes músicos del pre-rock & roll como Tennessee Ernie Ford o Faron Young. Con la llegada del rockabilly acompañó también a estrellas del género como Gene Vincent o Wanda Jackson y pronto se animó él mismo a grabarlo como solista. Para ello se escondió bajo el pseudónimo de Corky Jones, pues quería reservar el suyo impoluto para una futura carrera en el country, y se marchó al modesto sello Pep, donde editó el excelente tema "Hot dog" (1956). De todas formas, al contrario que otras muchas estrellas del country, Owens no se avergüenza de su pasado rockabilly, y solía decir: "Había rockabilly en el 56 y yo lo hice ¿Y qué? Siempre me ha gustado darle a las audiencias lo que quieren oir y así lo hago, sea lo que sea". Bueno, tampoco hay que exagerar, pero eso dice mucho de su pragmátismo y sentido común.  Ya retomando su nombre original y a cara descubierta en Capitol, editó un par de singles bastante rockeros, aunque ya sin el salvajismo del anterior, entre los que destaca el tema "Sweet thing" (1958). Separado de su esposa, volvió a casarse (luego volvería a hacerlo otras dos veces, una de ellas con su violinista) y se estableció en el estado de Washington, donde estuvo tocando con la banda del también rocker Dusty Rhodes hasta que estableció contacto con Don Rich, al que vio actuar en un restaurante de Tacoma. Ambos trabaron amistad y se asociaron profesionalmente gracias a su gusto común por la música country y el rock & roll. Tras formar el grupo de apoyo para Owens, los Buckaroos (haciendo un juego de palabras con el mote de Owens y un término californiano que anglicanizaba la palabra castellana vaquero), entre los que estaba un delincuente juvenil llamado Merle Haggard, aparecieron en algunos programas de la radio local y finalmente se editó el single country & western "Second fiddle" (1959), que fue un éxito en las listas del género. Mejor aun les fue con "Under your spell again" y los de Capitol reclamaron a Owens de vuelta a California. Intentó llevarse consigo a Rich y a Haggard, pero este empezó su imparable carrera en solitario hasta el estrellato, mientras que aquel prefirió quedarse en Washington, donde había obtenido una plaza como profesor de música, aunque antes de un año, arrepentido, ya se había reunido con él. Ahora Owens y sus Buckaroos (con la nueva incorporación del cowboy Doyle Holly, que venía de tocar con Johnny Burnette primero y Joe Maphis después) se convirtieron en uno de los mascarones de proa del nuevo Sonido Bakersfield, country con claros toques de rock & roll que sería el antecedente del luego popular country-rock. Tras alguna sonada actuación televisiva, destacando de este momento el gran tema "Above and beyond" (1960), y unos duetos con Rose Maddox, Owens llegó a la cima de su éxito con una serie de temas que llegaron al número uno de las listas de forma consecutiva, destacando por encima del resto el country-billy, si me permitís la expresión, "Act naturally" (1963). Convertido en una estrella su álbum en directo "Carnagie Hall concert" (1966) fue número uno también y realizó una triunfal gira por Japón, donde también grabó un disco, algo inédito para un artista considerado country por muchos. Protagonizó un programa televisivo, colocó nuevos números uno y se coronó como el más avanzado del Sonido Bakersfield con temas de R&R clásico como el intrumental "A happening in a London town" (1969) o su versión del "Johnny B. Goode". Pero a partir de aquí Owens se dispersó un tanto, dedicándose más a la promoción de su protegida Susan Raye que a su propia música, y los Buckaroos empezaron a buscarse la vida por su cuenta. El valioso Holly formó su propia banda, The Vanishing Breed, aunque sería en solitario como le iría realmente bien, sobre todo con el tema country "Lila" (1973) y con el tipicamente Bakersfield, "Richard and the Cadillac King" (1975), antes de retirarse prácticamente de los escenarios para dirigir su propia tienda de música en Tennessee. Mientras, el steel-guitarrista Tom Brumley se marchaba a la banda de Ricky Nelson. Así pues a Owens solo le quebaba el fiel Rich, pero después de grabar algunos temas de bluegrass juntos, se mató en accidente de moto en 1974, cuando solo tenía 32 años de edad. Devastado por este hecho, Owens se dedicó más a los negocios y menos a la música, comprando y vendiendo emisoras de radio durante los años 80, aunque aprovechando el éxito de la versión que Shakin´ Stevens hizo de su clásico "Hot dog" la regrabó (bastante peor, por cierto)y su carrera recibió un nuevo impulso. Con el nuevo sello personal de la excentricidad máxima (sus estrafalarios coches y guitarras ahora adornan museos de Estados Unidos) su dueto con la emergente estrella del nuevo-hillbilly, Dwight Yoakam, "Streets of Bakersfield" (1988), fue otro número uno que apuntar en su larga ristra, y se reeditaron muchos de sus viejos éxitos. En los años 90 volvió a actuar con cierta regularidad, destacando sus duetos con el gracioso Cledus T. Judd, cuyo tema "The first redneck on the internet" (1998) se hizo muy popular. También reunió a los Buckaroos que quedaban para alguna ocasión nostálgica. Tras recuperarse de un cáncer bucal, Owens falleció de un infarto mientras dormía cuando tenía 76 años. Holly, que había vuelto a los escenarios y había estado tocando para estrellas de la talla de Elton John o Billy Joel, murió de cáncer de próstata en el año 2007, a los 70 años de edad. Brumley, que todos estos años había estado tocando para gente como Haggard, Ray Price, Rod Stewart o Chris Isaak, murió de un infarto en el año 2009 a los 73 años de edad.
Músicos: Buck Owens (voz y guitarra acústica), Don Rich (guitarra y violín), Merle Haggard y Doyle Holly (bajo), Willie Cantu y Jerry Wiggins (batería), Tom Brumley y Jay Dee Maness (steel guitar) y Jana Jae Greif (violín).
"Hot dog".