viernes, 25 de abril de 2014

The Rock-A-Teens (Richmond, 1959 - 1960)

La historia de este grupo comienza alrededor de Vic Mizelle, un muchacho problématico del norteamericano estado de Virginia, violento y con serios problemas mentales que llevaba entrando y saliendo de diversos manicomios desde que tenía 14 años. Hasta tal punto era incontrolable que se recomendó hacerle una lobotomia, pero como sus padres eran pobres y no podian pagarla le compraron una guitarra, lo cual encauzó al muchacho hacía la música en vez de convertirle en un vegetal. Fue así como entró a formar parte del efímero grupo de rockabilly Nod McKinney & the Rockeeters (pero aquí tocando el bajo), en 1956. Cuando conoció al guitarrista Bobby Walke en el barbero, charlando decidieron formar su propia banda y se lanzaron a la calle en busca del resto de miembros, montados en su convertible. Cuando oyeron un escándalo en la calle de un baterista de talento, que tocando sin parar había obligado a los vecinos a reunirse y llamar a la policía supieron que habían encontrado al primero de ellos. Se trataba del muchacho de 16 años Bill Smith, el cual se había convertido al rockabilly con pasión frenética después de ver a Elvis Presley en directo.El grupo se completó con el entusiasta Bill Cook, Eddie Robinson, un tipo que al menos podía leer música, y otro chico que no tenía ni idea de tocar pero que tenía un amplificador, Paul Dixon. Se pusieron el nombre de Boo Walke & the Rockets, dado el predominio instrumental, por más que Mizelle animara el cotarro a base de sus berridos. Paradígmático del estilo de esta nueva banda era "Rock-a-teen boogie", un tema basado en otro más flojo de Arthur "Guitar boogie" Smith, al que Mizelle contagiaba su locura, y con este salvaje tema como bandera hicieron una audición en Mart Records, una modesta discográfica en la trastienda de una tienda de discos. Tal derroche de energía y originalidad (con un enorme y pionero solo de batería a mitad de canción), que tanto influiría en nuevos estilos posteriores (garaje, punk, rock-horror...), impresionó no poco y rapidamente se les editó, aunque con el título cambiado a "Woo-Hoo" (1959), lo único que se decía en la canción, y acreditándoseles a ellos como The Rock-A-Teens. Como detalle polémico decir que Jess Duboy, famoso locutor de radio local, clama ser quién hizo esos coros en la canción pero que no pudo ser acreditado por tener contrato en otra compañía, como cantante del grupo de du-duá Jess Duboy & the Hitch-Hikers, los cuales ya habían tenido un éxito regional con "Beautiful love" (1957). Mizelle niega tal cosa, aunque reconoce su presencia y aportación. Duboy dice además que la cara B, "Untrue" era "la peor canción en la Historia del Mundo". No tanto, pero casi. Sea como fuese los chicos, con Duboy como manager, hicieron varias apariciones televisivas y llegaron al puesto 16 de las listas sorteando una artera demanda de plagio por parte de "Guitar boogie". Los de discos Roulette reeditaron "Woo-hoo" y los muchachos salieron de gira telonando a grandes del rock & roll, estando de teloneros de Jerry Lee Lewis cuando su famoso concierto en que le pegó fuego al piano. Editaron un álbum de rockabilly sin desperdicio lleno de temas instrumentales o no, en 1960. Entre ellos caben destacar los homenajes a sus paisanos Gene Vincent (una versión del "Dance to the bop") y Janis Martin (el original suyo "Janis will rock"). Pero el rockabilly ya estaba de capa caida ese año y este excelente disco pasó totalmente desapercibido, a lo que se unió una serie de malentendidos con Duboy que terminó con el desmantelamiento de la banda. Cook murió joven, en accidente de moto en 1971. Smith se convirtió en productor musical con su propio sello discográfico, LeBill. Sería él el principal responsable de la carrera del grupo rockabilly Tommy & the Tom Toms (vease en su propia entrada), hasta el extremo que estos grabarían en alguna ocasión escondidos bajo el pseudónimo de Bill Smith Combo. Luego trabajó en el ferrocarril hasta que tuvo edad para jubilarse, dedicándose ahora a tocar por diversión. Walke se había casado joven y se hizo camionero, Dixon abrió una tienda de repuestos de coches, Robinson retomó sus estudios, montando un pequeño negocio de representación de artistas. Y en cuanto a Mizelle, decir que formó el grupo vocal Vic & the Versatiles, al que no le faltaron actuaciones durante los años 60, pasando luego a otros grupos de menor fortuna. En 1992 los que quedaban de la banda volvieron a juntarse para una serie de conciertos nostálgicos, pero por desgracia Walke falleció poco después y la experiencia no volvió a repetirse. Dixon murió en 2007 y Robinson poco después. Mizelle actua de vez en cuando, destacando sus puestas en escena con Deke Dickerson, el chico para todo del rockabilly, la mayoría de las veces cantando su ya mítico "Woo-hoo", nuevamente actualizado después de que lo cantaran el grupo femenino japonés, Las 5, 6, 7, 8´s, en la peor y más taquillera película de Tarantino, "Kill Bill".
Músicos: Vic Mizelle (voz y guitarra rítmica), Bobby "Boo" Walke (guitarra), Paul Dixon (bajo), Bill Smith (batería), Bill Cook (guitarra acústica) y Eddie Robinson (saxo). "Woo-hoo".