domingo, 2 de febrero de 2014

Carl Smith (Maynardsville, 1927 - Franklin, 2010)

Nacido en el norteamericano estado de Tennessee, creció escuchando la música country del programa radiofónico Grand Ole Opry, decidiendo desde ese momento que quería ser músico. Como era de familia muy humilde tuvo que ponerse a trabajar vendiendo semillas a los agricultores de la zona para poder pagarse unas lecciones de guitarra. Por suerte tenía talento para ello y no necesitó muchas, hasta tal punto que con solo quince años ya estaba en un banda de hillbilly, Kitty Dibble & her Dude Ranch Ranglers, y poco después tocando en un programa de radio de Knoxville. Al terminar el instituto, en 1944, se enroló en la Armada, aunque no llegó a combatir en los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial debido a su juventud. Cuando se licenció, en 1947, volvió a la emisora de Knoxville, pero ahora como contrabajista de artistas de más fama. De todas formas seguía actuando como solista, y uno de sus compañeros envió una maqueta suya al Grand Ole Opry, que gustó tanto que le contrataron, siendo fichado poco después por los de discos Columbia. Fue un acierto pleno, pues Smith se convirtió uno de los cantantes country de más éxito entre 1951 y 1954, con nada menos que cinco números uno en las listas country. Había ido girando lentamente hacia el western swing, gracias en parte a influencias de algunos dinámicos miembros de su nuevo grupo, The Tunesmiths. Convertido en estrella de la noche a la mañana, se casó con June Carter (miembro de la archi-conocida familia Carter del country) y pronto tuvieron una hija, Carlene. La llegada del rock & roll hizo evolucionar el estilo del Smith, como demuestran las tempranas "Go boy, go" (1954), "Don´t tease me" (1955) o "You´re the one" (1956), pero seguía siendo una eminencia en el mundo del country, y personaje habitual y conocido por el gran público estadounidense gracias a sus frecuentes apariciones televisivas, cada vez con una camisa de flecos más llamativa que la anterior, e incluso en el cine. Algunos aspectos del rockabilly también le agradaron mucho y los incorporó a su música, como el slap del contrabajo, los punteos de guitarra, los coros doo-wop y, después, la batería, algo que se empieza a hacer patente en temas como "Why, why" (1957) y la balada rocker "Walking the slow walk" (1958). Esto le costó enemistarse con los conservadores dirigentes del Opry, dejándoles para unirse a la competencia, el espectáculo itinerante de Philip Morris, que le mantuvo en la carretera más de un año. Esto le costó el divorcio con June Carter (que, como de casi todos es sabido, se casaría con Johnny Cash), pero se recuperó pronto, casándose con otra cantante country de éxito, la hillbilly Goldie Hill (que había tenido un número uno con la excedlente "I let the stars get in my eyes"), la cual acto seguido se retiro del mundo de la canción. Smith se transformó en artista rockabilly casi por completo tanto por convicción como porque veía como estos vendián millones de discos mientras que el country seguía siendo un mercado minoritario. Destacar de esta época temas como "I´ll walk with you" (1959), la balada "Tomorrow night" y su versión del "Cut across Shorty" (1960), aunque su disco más vendido fue el tema-de-película "Ten thousand drums". Los años 60 vieron un declinar de su éxito, al igual que le pasaba al rockabilly, y Smith volvió al country, aunque ahora con unas influencias rockeras de las que era dificil desprenderse. Hay muy buenos temas aun, como "Triangle" (1963) o "Mighty day" (1967), pero sin que ya le acompañara el éxito masivo en su país, refugiándose un poco en Canadá, donde llegó a tener un programa propio de televisión. "Deep water" llegó al número diez de las listas, pero fue su canto del cisne y antes que verse declinar decidió retirarse del mundo de la música a finales de los años 70 (aunque grabaría un álbum postrer en 1983) para dedicarse a su otro gran sueño, la cría de caballos para rodeo en su rancho de las afueras de Nashville. Su mujer Goldie murió en 2005 y él la siguió cinco años después, a los 82. Su hija Carlene Carter se convirtió también en una gran estrella del country pero tuvo una vida turbulenta, que incluye cuatro matrimonios (uno de ellos con Nick Lowe) y una detención por circular en un coche robado y con drogas en compañía del músico Howie Epstein (que había tocado para Del Shannon y en los Heartbreakers de Tom Petty), su mejor amigo. Epstein murió de sobredosis en el año 2003 y fue lo mejor que le pudo pasar a Carlene, que rehizo su vida para bien.
No debemos confundir a Carl Smith con Cal Smith, artista country fallecido en 2013. Este Smith había sido guitarrista para la gran estrella Ernst Tubb, pero en los años 70 consiguió algunos éxitos en solitario con standards country como "The Lords knows I´m drinking" (1973), o sea, "El Señor sabe que estoy bebiendo", "Country bumpkin" (1974) o "It´s time to pay the fiddler" (1975).
Músicos: Carl Smith (voz y guitarra acústica) y Johnny Silbert (steel guitar).
 "Cut across Shorty".