sábado, 16 de noviembre de 2013

The Tren-dells (Louisville, 1960 - 1972)

Billy Poore fue un empedernido rocker desde su más tierna infancia (impagable una foto suya de niño, junto a su abuela, vestido a la usanza de Marlon Brando en "Salvaje"), comprando todos los discos y acudiendo a todos los conciertos de rockabilly que se le pusieran a mano, viendo en directo a las grandes estrellas del género de los años 50, e incluso entablando amistad con muchas de ellas. Su primer trabajo fue como uno de los bailarines adolescentes de fondo del "Milt Grant Show" de la televisión local de Washington D.C., por donde iban pasando todos los astros del primer rock & roll. Cuando el show se canceló, a principios de 1961, por quejas de que los blancos y los negros bailaban juntos, tuvo más tiempo para asisitir a conciertos, coleccionar discos y prácticar el canto y la guitarra. En una de estas fue invitado a subir al escenario a cantar algunos temas durante un concierto de Los Bel-Airs (no relacionados con los Bel-Airs de Los Angeles -vease The Medallions y Eddie & the Showmen-, estos solo grabarían el single "Scotch & soda"), dándose la circunstancia que entre los espectadores estaba Tommy Mattaso, el manager de otro novel grupo de doo-wop (coristas habituales de Ernie Lee Warren) que se acababa de quedar sin su solista: The Tren-dells, de Kentucky (aunque uno de sus miembros era de Pennsylvania y actuaban más en la zona de Maryland). Estos habían sido conocidos (de 1958 a 1960) como The Four Frantics (y como tales habían sido los coros de Paul Penny y habían llevado de banda de acompañamiento, a veces, a Los Carnations). Por supuesto Poore fue fichado para la gira que tenían que empezar en el Este, teloneando a Link Wray, con muchas reticencias de sus padres. Cuando no estaban con Wray cantaban en auto-cines, centros comerciales, bailes de instituto o boleras, prácticamente sin cobrar un duro, hasta que grabaron dos estupendos singles de du-duá en el sello Tilt, destacando su versión del "Don´t you hear me calling baby" (1961) -en cuya primera edición del disco aparecen acreditados, por culpa de una errata, como The Trend-els-. No es que fuera un éxito de ventas precisamente, pero al menos les sirvió para ser contratados de teloneros de gente como Del Shannon o el mismísimo Dion. Llegó un nuevo disco, "Moments like this" (1962), pero para entonces Mattaso ya había puesto sus esperanzas en otro nuevo grupo vocal, The Sultans, un conjunto formado con algunos miembros de The Aztecs, los cuales solo habían grabado el single doo-wop "The answer to my prayer" (1962) antes de separarse tempranamente. Encima los padres de Poore reclamaban que se les devolviera a su hijo (o le denunciarían por secuestro), por lo que Mattaso se desentendió de los chicos. Sin Poore y sin protección pasaron a discográficas cada vez más modestas, sin ningún éxito pero aun cosechando algunas buenas grabaciones, como sus versiones del "Everyday" (1964) y "Sweet for my sweet" (1966).  Algunos de sus miembros acabarían en Los Sultans, incluso regrabando temas de Los Tren-dells para hacerlo todo un poco más lioso, pero el grupo continuó, con muchos cambios en la formación (entrando gente de grupos como The Monarchs, The Counts, Soul Inc. o The Silvertones, y el solista Johnny Hourigan, que había grabado duetos con Jerry Cox y Ray Allen), fichados por el sello Boss, donde debemos destacar el postrer disco "Let´s go steady for the summer" (1967), hasta su disolución a principios de los años 70. En estos años, por problemas contractuales, grabaron de forma paralela el éxito "I´m not going to work today" acreditados como Boothof Pefferly & the Loafers. En el siglo XXI algunos de ellos se juntaron con algunos miembros de los citados Sultans (algunos de estos habían seguido cantando juntos...¡Hasta 2007!) y Carnations, aparte de con alguno más de The Epics y The Tymes, para formar el super-conjunto The Doo-Wop All Stars, que todavía recorre la zona de Kentucky con bastante aceptación. Poore no fue uno de ellos, si algo habría aprendido de su primera experiencia como músico era que quién gana más dinero con los conciertos son los organizadores y los representantes (concepto erroneo que no tardaría en comprobar en sus propias carnes), y decidió enfocarse profesionalmente hacia esa faceta de la música, llevando a la capital del país, donde él vivía, a los principales artistas de rock & roll, e incluso a Los Beatles en su primera gira americana. Para su desgracia, tras fundar la banda de motoristas The Roaring 20´s, se enroló con los temibles Pagans (los rivales en el Este de los Angeles del Infierno), lo que le costó entrar en prisión una temporada tras unos terribles disturbios en Newark. Llegó a secretario de la peligrosa pandilla, y cuando los quiso dejar para formar su propio club motero, The Renegades, recibió una brutal paliza que casi le cuesta la vida. Tuvo que huir a Nashville con su novia Pepper, en 1968, poniéndose a trabajar haciendo de pistolero y prostituta respectivamente del saloon en escenarios del Salvaje Oeste para turistas. Pero cuando Elvis volvió a dar conciertos salió de su escondite y lo siguió cada vez que pudo, llegando a verle nada menos que 38 veces en directo y entablando una gran amistad con él (Elvis, harto de verle siempre con la misma camiseta de Sun Records, se la compró). Cuando el Rey murió, Poore empezó a trabajar para su manager, el Coronel Parker, pero pronto se cansó y volvió a organizar conciertos, y a representar y producir artistas de rockabilly por si mismo (destacar su labor con Danny Gatton). También creó su propio sello discográfico, una revista especializada en rockabilly y volvió a cantar a partir de 1993, destacando su dueto, "No way out" (1995), con Leslee "Bird" Anderson. Considerado uno de los grandes expertos mundiales del tema, escribió varios libros y fue Embajador Mundial de Sun Records hasta que su caravana sufrió un terrible incendio en 2014 y él graves quemaduras que le obligan a mantenerse en la sombra.  
Músicos: Jerry Pasion, Billy Poore y John Hourigan (solista), Jerry Donahue, Jimmy Gunther y Joe Bergman (tenor), Lee Cornell, Bill Summitt y Jimmy Settle (barítono), Jimmy Harrison y Bill Mathley (voz bajo), Steve Claypool y Mike Gibson (2º tenor), Judy Pool (contralto), George Fawbush (guitarra), Dusty Miller (bajo), John Campbell (batería), Leon Middleton y Eddie Humphries (saxo) y Tom Jolly (trompeta).

 
 "Moments like this".