miércoles, 16 de octubre de 2013

Bill Beach (Glencoe, 1932)

Nacido en el norteamericano estado de Kentucky no podía ser de otro modo que Bill se aficionara al bluegrass, la animada música tradicional local. Le pidió prestada una guitarra a su primo y empezó a tocar, aprendiendo tan rápido que con solo 16 años ya estaba tocando en la radio de forma periódica, siendo invitado al "Shorty & Sally Fincher Jamboree Show", un festival country de segunda fila que se celebraba en Virginia. Luego se vio embarcado en varias giras en compañía de grandes mitos del género, como Hank Williams y Hank Snow, ganando suficiente dinero para, al fin, poderse comprar una guitarra propia. Cuando terminó el instituto, en 1951, se trasladó a vivir a Cincinnati con su madre, ya que tenía ahora la intención de perseguir seriamente su carrera musical y esa ciudad tenía los mejores estudios y discográficas del Medio Oeste. Hizo algunas grabaciones, algunas de ellas con la luego estrella Skeeter Davis, pero no fueron editadas.Entonces estalló la Guerra de Corea y Bill se alistó en los marines, siendo destinado al frente. Allí estuvo hasta el fin del conflicto, volviendo a Cincinnati a retomar su carrera musical, si bien el panorama habia cambiado y ahora era el rockabilly la música que imperaba en los gustos juveniles. También en el de Bill, que compuso el estupendo tema del género "Peg Pants" (1956), y se lo presentó a los de la influyente discográfica local King. Gusto mucho y lo grabaron usando músicos blancos y negros a la vez, algo no muy habitual entonces. Tanto ese tema como la cara B, "You´re gonna like my baby", tuvieron cierta repercusión radiofónica pero no lo suficiente para que siguiera grabando. Aun así siguió tocando y componiendo hasta 1962, año en que le fue diagnosticada a su mujer una esclerosis múltiple y dejó la música para dedicarse a su familia. Abrió un negocio de reparación y venta de maquinas de coser y aspiradoras, que le fue muy bien y terminó ampliando a varias sucursales. Cuando el revivalismo rockabilly resurgió con fuerza en los primeros años 80, Beach, reconocido por muchos como un gran artista del género, decidió volver a la música. Aun con talento para componer y con un gran sentido del humor, se presentó a un macro-concurso para jóvenes talentos con su hilarante tema "Viagra and the beeper" (1998), en que hacía una parodia del conocido medicamento. Quedó en sexto lugar entre más de 13.000 concursantes y obtuvo gran repercusión nacional. Repitió éxito al año siguiente con "I believed in you Mr. President", siendo objeto de sus chanzas esta vez el ridículo intento de disculpa del presidente Clinton cuando su escándalo sexual con la becaria aquella. Aunque vive retirado en Naples (Florida) sigue actuando con regularidad y en 2010 se le requirió para componer una canción pro-protección de los paraisos salvajes de aquel estado.
Músicos: Bill Beach (voz y guitarra acústica) y Louis Innis (guitarra). "Peg pants".