jueves, 3 de noviembre de 2011

Angélica María (Nueva Orleans, 1944)


Hija de artistas de ambos lados del Río Bravo que recorrían constantemente los escenarios de Estados Unidos, nació en Nueva Orleans durante una de estas giras por lo que ya desde su más tierna infanciaconoció a fondo el mundo del espectáculo. Pero cuando sus padres se divorciaron ella se trasladó con su madre a Méjico, de donde era, junto a su familia. Su tía era actriz y presentó a la pequeña Angélica a un productor que necesitaba una niña de su edad (cinco años) para un par de películas en las que tenía de hacer de niño. En seguida su talento interpretativo le dio amplia fama y la oportunida de aparecer en multitud de pelicúlas antes de cumplir los 10 años, consiguiendo esta niña prodigio incluso un premio de interpretación nacional con solo seis años. Luego empezó a cantar y, a mediados de los años 50, con la llegada del rock and roll, introdujo el género en las películas, aportando su granito de arena a su difusión gracias a su desparpajo y belleza. Luego diversificó su espectro profesional haciendo teatro, telenovelas y presentando programas de televisión, todo ello sin haber alcanzado aun la mayoría de edad. Su popularidad era tal que se ganó sobrenombres tales como La novia de la juventud o La novia de Méjico. Musicalmente destacar su gran éxito "Eddie Eddie" (1961), un sutil homenaje al recientemente fallecido Eddie Cochran que la llevó a realizar giras multitudinarias y compartir escanerios y canciones con otras estrellas del rock & roll como Enriquito Guzmán. Por desgracia sus siguientes discos no serían tan salvajes y con el tiempo derivaría hacía el folk, las rancheras y el bolero. Aun así seguiría triunfando, vendría a España de gira e incluso sería admirada en China recibiendo multitud de premios internacionales. Al contrario que otras estrellas del rock femeninas no abandonó su carrera cuando se casó, ni siquiera cuando empezó a tener hijos, triunfando ahora también en Estados Unidos en los años 70, como una pionera de la moda por la música latina. Retomó la televisión, el cine y el teatro con gran aceptación, y volvió con orgullo al rock and roll clásico, haciendo el programa "Mamá ama al rock", ya en 1990. Luego reunió a los grandes del rock mejicano en un espectáculo itinerante que se saldó con gran éxito. Para entonces ya era una estrella de magno calibre que hacía apariciones estelares en cualquier producción azteca que se preciase (entre ellas "El chavo del ocho"), dedicándose en el siglo XXI más a la producción que a las apariciones propias a pesar de su todavía excelente aspecto.
Músicos: Angélica María (voz) y Los Rebeldes del Rock.

"Eddie Eddie".