domingo, 2 de octubre de 2011

Joaquim Costa (Lisboa, 1936 - 2008)

En la Portugal de finales de los años 50 el rock and roll empezó a conocerse a través de las películas ya que los discos llegaban con cuentagostas debido al escasísimo número de tocadiscos per cápita. Para los jóvenes aficionados un punto de reunión en la capital era una gramola que había en el barrio de Campolide donde insertaban los últimos éxitos rockeros norteamericanos. Allí el joven Joaquim Costa empezó a deleitar a amigos y a transehuntes cantando aquellos temas en un ingles inventado, hasta tal punto que pronto fue conocido como El Elvis de Campolide. En cierto momento abandonó el futbol al que parecía abocado como profesional para decantarse por la música, aunque las presiones familiares le obligaron a presentar un fado en el primer concurso al que se presentó. Él, una vez en el escenario, le susurró al pianista que tocara el "Rock around the clock" pero el tipo no hizo caso y allí se vio el pobre Joaquim cantando un triste fado, aunque a pesar de todo tenía tan buena voz que quedó en tercer lugar. En 1959 formó Los Estrela´s Guys, una banda que hacía versiones de clásicos del rockabilly americano y que se llamaba así por el nombre del centro comercial que les contrató. Costa dejaba a la gente patidifusa con sus convulsiones, sus chillidos y sus pataleos y llamó la atención de un agente yanqui que se lo llevó a Estados Unidos. Allí fue explotado hasta la saciedad en diversos clubs hasta que decidió regresar con sus compañeros, amenazados de despido por el centro comercial si Costa no cantaba con ellos. Una vez en casa grabaron un disco de versiones, acreditado ya como Joaquim Costa en solitario (aunque el llamaba ahora a sus chicos, sus Comets), el primero de la historia del rock luso y uno de los más buscados de la historia ya que un incendio destruyó practicamente todas las copias antes de que fueran distribuidas. Luego formó el dueto Os Jotas do Rock junto a José Gouveia, grabando un disco que también está prácticamente desaparecido. Pero antes de que pudiera triunfar junto a él o en solitario el rock and roll pasó de moda en beneficio del mersey beat y del movimiento ye-yé en los años 60. Antes que adjurar de sus gustos Costas prefirio abandonar la música temporalmente, ejerciendo los más diversos empleos, como electricista, repartidor de guías telefónicas, vendedor de libros de segunda mano, ... hasta que llegó el revivalismo rockabilly de finales de los años 70 y Costa fue reclamado como uno de los pioneros. Invitado a una gran fiesta y a grabar un disco (con la colaboracion de Gouveia) nuestro heroe sorprendió a todo el mundo por encontrarse en buena forma y por su nuevo y encuerado look a lo Vince Taylor. Pero lo que realmente le hizo más famoso fue su programa de radio "Pedras rodantes" que daba a conocer el rock & roll mas oscuro a miles de portugueses. En ello y tocando siguio Costa prácticamente hasta el mismo día de su muerte, dejando una de las carreras más fieles al rockabilly de las que tengo constancia.
Músicos: Joaquim Costa (voz), Luis Gomes (guitarra), Guilherme Silveira (contrabajo), Sergio Pinto (batería) y Américo Bajouca (coros y voz).

"Rip it up" (1959), se oye como el culo pero teniendo en cuenta que solo existen dos copias conocidas de este disco bastante es. Atención al idioma inventado de Costa.