martes, 5 de julio de 2011

Mitch Ryder & the Detroit Wheels (Detroit, 1965 -1967)

A principios de los años 60 la música surf estaba extendiendo su zona de influencia desde California al resto de Estados Unidos y el rumor de sus olas llegó incluso zonas tan alejadas y poco playeras como la industrial Detroit. Allí tres chicos decidieron formar una banda del género, eran Jim McCarty, Earl Elliot y Johnny Badanjek, al que todos llamaban Abeja, no me pregunteis porqué. En busca de un cantante dieron con Billy Lee, un joven blanco cuyo verdadero nombre era William Levise Junior y que se ganaba la vida cantando rhythm & blues en una banda de negros llamada The Peps. Decidieron llamarse Billy Lee & the Rivieras y grabaron algunas maquetas que no alcanzaron practicamente ninguna repercusión. Además el otro grupo surf Los Rivieras había alcanzado el estrellato por lo que dicidieron cambiarse de nombre a Mitch Ryder & the Detroit Wheels, haciendo referencia de paso con lo de Ruedas a la entonces pujante industria automovilística de su ciudad. Consiguieron bastantes actuaciones en directo, muy celebradas, y su estilo varió ahora, ya mediada la década, a un rock & roll más acelerado y salvaje que recordaba los primeros tiempos de mitos como Little Richard, junto a algo de rockabilly pero con la influencia de los nuevos tiempos y del garaje ya presente. Obtuvieron su primer gran éxito con "Jenny take a ride" (1965), tema que llegó al número uno de las listas de R&B y al décimo de las totales, pero que en realidad no era más que una revisión moderna de clásicos del rock & roll como "See see rider" o "Jennie, Jennie, Jennie" a modo de pout-pourri. Tras su "Little latin Lupe Lu" y la deserción de Elliot llegó su magnífico single "Devil with a blue dress on" (1966), que de nuevo mezclaban con un clásico, "Good Golly Miss Molly", y que llegó al número cuatro de las listas nacionales. Estos grandes versioneadores del rock al fin triunfarían con un tema propio cuando su escandaloso "Sock it to me, baby!" (1967) también llegó a los primeros puestos. Sin embargo Levise / Lee dejó el grupo, convencido por altos ejecutivos para iniciar una carrera en solitario como Mitch Ryder. Tras él dejó la banda también McCarty (para tocar con Buddy Miles Express y con Electric Flag) por lo que Badanjek quedó como único miembro original de unos remozados Detroit Wheels que ahora girarían irremisiblemente hacia la psicodelia como lo demuestra su poco sutil oda al consumo de LSD "Linda Sue Dixon" (1968). Como la carrera en solitario de Ryder estaba siendo un desastre ambos amigos decidieron asociarse de nuevo llamando ahora al grupo simplemente Detroit a partir de 1969 y grabando una versión tan buena del "Rock & roll" de Lou Reed que este, lejos de enfadarse, declaró que era mejor que la suya y contrató al guitarrista de los nuevos Detroit. Mientras tanto McCarty, que había tocado incluso con Jimmy Hendrix, había entrado en una banda llamada Cactus que había contado entre sus filas con las luego estrellas Jeff Beck y Rod Stewart, pero los problemas internos le impulsaron a dejarlos y reunirse con Badanjek en 1972, de nuevo solo tras marcharse Ryder, para formar The Rockets junto a David Gilbert, de Los Amboy Dukes. Era una excelente banda que volvia en gran medida a los parámetros del rock & roll clásico y fueron tremendamente populares en Detroit, pero por desgracia el éxito mundial no les sonrió en un panorama musical dominado por el rock progresivo. Aun así subsistieron muy dignamente hasta 1983. Gilbert moriría de cáncer siendo aun joven algunos años despues, así como los demás miembros del grupo excepto precisamente McCarty y Johnny "Bee" Badanjek que continuaron con proyectos cada vez más rockabilleros hasta el momento actual en que McCarty lidera el grupo Mistery Train. ¿Y que fue de Ryder? Convertido en un hippy drogado se marchó a recorrer Europa a mediados de los años 70 viviendo como cantante en Alemania sobre todo y escribiendo una autobiografía sorprendentemente lúcida y autocrítica llamada muy significativamente "De como desperdicié mi oportunidad". Volvió a los Estados Unidos, instalándose en Los Angeles, negándose a someterse a los designios de los grandes empresarios y por tanto sin poder desarrollar su música tanto como el quisiera. Poniendo orden en su vida está ahora viviendo con una editora canadiense, sigue escribiendo, cantando y ahora actuando en películas ocasionalmente.
Músicos: Mitch Ryder (voz), Jim McCarty(guitarra), Earl Elliot y Jim McAllister (bajo), Johnny Badanjek (batería) y Joseph Kubert (guitarra rítmica).

"Jenny take a ride".